cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

1 min
Garabato del sin quién sin cuando
Poesía |
29.06.20
  • 4
  • 5
  • 238
Sinopsis

Incursionar en nuevos géneros, avisarme, darme cuenta que todo está dentro. Un poema surrealista en una mañana simple y tranquila. Tal cual hoy, mi vida. Gracias "maestro" Octavio".

Albor al inmenso frío en el burgo no fundado.

Espejo turbio se astilla.  

Grises velas de un navío lóbrego a la deriva.

Al ras reptando los bañados.

Techo dorado trigo en espigas.

Luz que cuela hebras entre neblina.

Aprisionan ruinas del ayer que inhabilitan.

Helados harapos flotan espectros opacos.

Ave ciega no vuela su vuelo.

El torrente reparte su errático destino.

Engulle y alucina su lecho de caverna.

Muro inevitable acordona el privilegio.

Dos minutos de zozobra en la columna.

Ansiedad de la loma ya llegando.

Desmadeja las puntas confusas del mortal:

Revelación, lenta agonía.

La lucha de mi sur y norte que no abdica.

Claridad intermitente tras las rejas.

Ensambles de verdores amarillos los salpican.

Frescos en marrones y marrones al cemento.

Inquietas transparencias al antojo de la prisa.

Legislan pintados pájaros flechas.

Luces conductoras al azar lo ralentizan.

Mantel a cuadros instante de otra vida.

Paisaje urbano café fuliginoso sabor a pan.

¿Quién escribió mi rumbo? ¿Quién se atrevió a tanto?

La pulseada viró sur.

Ni horarios ni bancos, barcos.

La inasible gloria del minuto.

Libros. Conexión. Horas en blanco.

Quemen todo. Capitularon.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • No soy quien para juzgar lo que has escrito, sólo soy una persona que tiene que aprender de cada persona cada día un poco más. Gracias por enseñarme. Un saludo y hasta la próxima.
    El cielo no existe por las águilas, pero qué bella forma de recordar que está ahí. Quizá tengas maestros de los que no aceptas palabras, no obstante, en este momento las tuyas me dicen que como tú, siempre hubo maestros para volar por el cielo de sus vidas recordándonos que la grandeza de la poesía está ahí. Gracias por este gran trabajo, te felicito.
    Genial Roluma! Como eres águila y vuelas alto, hoy remontaste el cielo sobrepasando lo real en la expresión de este poema , posiblemente con el pensamiento del inconsciente .André Bretón, diría : hurrah!!
    Nostalgia, realidad, cierta impotencia, dudas y certezas, espera... No sé si habré acertado con las sensaciones que querías mostrarnos, es la primera vez que leo un texto así. Te felicito por atreverte con lo nuevo, el reto de lo desconocido nunca es fácil. Un abrazo, querido Roluma.
    Ciertamente un poema surrealista y muy profundo, que me ha encantado. A mí me gusta este género, que en realidad explica lo que es la vida.
  • ¡Donde está el Dr. Somner?

    El final estaba claro. A veces alguien mete la cola.

    Muchos la describen como único capital. Otros prefieren enfocarse en lo que sucede "en el mientras tanto". Ella sabe esperar. Soledad. Es su juego.

    Este escrito cobró vida como por arte de magia. Apareció de repente en el papel. Como vertiente que brota de la piedra. Luego de una investigación sobre los inmigrantes en la argentina de final del siglo XIX y principios del siglo XX, para la búsqueda de los personajes de la obra "Stefano" de Armando Discépolo. Padre del Grotesco Criollo. Una porción de la historia argentina y mundial, apasionante.

    Incursionar en nuevos géneros, avisarme, darme cuenta que todo está dentro. Un poema surrealista en una mañana simple y tranquila. Tal cual hoy, mi vida. Gracias "maestro" Octavio".

    Siguiendo con mis inquietudes me di cuenta que nunca escribí un Nanorelato. Al leer al amigo Horacio de la Barrera Campos en esta Web pensé que nunca podré escribir algo de los quilates que ha escrito él. Al menos debo intentarlo para quedar en paz conmigo mismo. Nada mejor que seguir con el tema de los mandatos que tanto han jodido y siguen jodiendo vidas.

    Los sucesos y personajes de ese relato son ficticios, así como sus nombres, sus circunstancias sus cuentas bancarias y desarreglos emocionales. Cualquier similitud con personas reales o hechos concretos son producto de la imaginación y la perdida de la razón que últimamente experimenta el escritor. Deseo que este escrito se lea con el mismo el humor con que fue concebido. A mis queridos colegas de letras, los abrazo con el cariño, el respeto y la admiración que siento y merecen. PD: lógicamente quedo a la recíproca para cualquier juego que les parezca pertinente. Hasta la próxima.

    Hablemos sin saber un juego teatral que aunque parezca mentira, conlleva saber de todo un poco para poder inventar un poco más, además de una prolifera imaginación y talento para mentir, o no tanto.

    Este ensayo, nace de las largas horas de sillón, de no poder moverme de casa y de tener tiempo para aunar locas ideas que venían de visita hace un tiempo o hechos que han forjado nuevas en estos veinte días. Hablemos sin saber es un juego teatral, donde los participantes hablan sin prejuicios de temas de los cuales no tienen ni idea y donde se divaga en grande, como le he plasmado yo aquí.

    Recuerdos de infancia de un niño feliz.

  • 65
  • 4.54
  • 246

Soy águila. De las que vuelan alto. De las que ven sin proponérselo. Tengo maestros de los que no acepto palabras. Tengo lapices que dicen lo que siento. Cuando vuelo mi vuelo, cuando respiro mi cielo.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta