cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Microchipsahoy
Reales |
22.11.18
  • 4
  • 8
  • 401
Sinopsis

Una noticia (real), reproducida, a su manera, por tres personas distintas.

En Inglaterra viene creciendo la preocupación por la posibilidad de que distintas empresas empiecen a implantar microchips a sus trabajadores por un tema de seguridad, para que no accedan a determinados archivos o información.

 

El lector número uno, reprodujo la noticia en la calle más concurrida de su pueblo:

En la tierra de la vieja reina, a la people se le está arrugando ahí abajo del miedo, porque puede ser que unos cuantos hijos de perra empiecen a meterle cosas a la gente en el cuerpo. Por seguridad, dicen. ¡Cabrones! Y para que no metan las narices en ciertos archivos o información que, de salir a luz, demostraría que solo somos un puto número.

 

El lector número dos, comentó algo con un amigo mientras tomaba un café:

En un país… En Inglaterra, creo. Allí, la gente anda un poco preocupada. Según dicen, o se ha sabido, unas empresas quieren hacer algo poco común. Bueno, tampoco es muy raro si se piensa bien. Pero bueno, cada uno tiene su opinión. Mientras no se metan conmigo... El caso es que esas empresas, que no sé cuáles son, quieren instalar unos aparatitos en sus empleados. Microchips, creo que se llaman. Que digo yo: Que si te pagan a tiempo, y estas a gusto, ¿qué problema hay? La cuestión es que ellos dicen que solo se trata de un tema de seguridad. Para que no trasteen en archivos o información privada, creo. No sé, no lo leí completo.

 

Y la tercera persona solo se limitó a contarle a su mujer lo que había soñado la noche anterior:

Estoy en un lugar donde todos hablan de forma extraña. Podría ser inglés. Hay unos hombres de traje y corbata muy serios, tan serios que la gente de alrededor se queda paralizada. Intuyo que es miedo lo que siente la gente de alrededor. Pero cuando se quedan quietos del todo, los hombres de traje y corbata aprovechan para ponerles algo en el brazo. Es como una inyección. Aparecen unos pocos niños, puede que los hijos de la gente paralizada, preguntando sobre lo que les ponen a sus padres. Entonces los hombres de traje y corbata se esconden. Ocultan algo de los niños, pero los adultos siguen sin poder reaccionar.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Puedo estar equivocado.

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta