cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
GERENTE DE VENTAS
Amor |
09.01.19
  • 5
  • 5
  • 293
Sinopsis

No puedo no estar de acuerdo con este protagonista.... sé que está mal , a pesar de eso, me gusta como piensa . creo que es inherente al ser humano, lo llevamos un poco a cuestas.

                                             GERENTE DE VENTAS

 

¿No les cansa a veces ser buenas personas?, no sé, hablo de ¿no los tienta alguna travesura perversa para variar?. Estos últimos días, en que recién ha comenzado un nuevo año, me dediqué, a pensar en las veces, que he hecho algo malicioso o malo, no hablo de maldad, en su más pura expresión como;  matar a mi madre o sofocar al gato, apuñalear a alguien, robar un banco o incendiar un edificio. Hablo de esa acción un poco picante, sin llegar a ser perversa, como añadir sal, en vez de azúcar algún café, o mover la silla para que alguien tropiece, o meter alguna cosa entre las sabanas, o decirle algo cruel a tu amigo de toda la vida, o a la vecina, comerte un dulce destinado algún niño, mear un neumático trasero, como para salir de la rutina, de levantarte a las 7:00 en punto, ser el primero y más eficiente en la oficina .quizás estoy sufriendo de alguna patología mental, es probable que a estas alturas, algún cable se halla desconectado o averiado y este haciendo algún corte . Hoy en particular amanecí con la idea fija de hacer algo inusual y malévolo, como apretar un lápiz, para manchar alguna camisa, o deliberadamente apagar un equipo, antes del respaldo, algo me burbujea en el estómago, cuando veo alguna cartera abierta  y los bichos en los rincones me avivan esas ideas, he estado deambulando por la oficina viendo posibilidades , descubro que son infinitas, una sensación de vértigo se ha apoderado de mí, como si la maldad tuviera una poderosa fuerza y esta me inundara o poseyera .

Claudia ha dejado su escritorio unos minutos, y encima los papeles prolijamente ordenados, en la esquina un tazón, como propuesta, el pendrive  con un osito me suplica, que interceda. Me acerco, cada cual concentrado y avocado  en sus tareas, parecen hacer caso omiso de mi paso, por entre las mesas, algo me punza en las sienes, una cosquilla extraña me contenta, apenas roso el tazón y  este se derrama en la ruma de hojas recién impresas, desconecto a la pasada el pendrive y me dirijo calmadamente a mi oficina que presume  en la puerta  : “Gerente de ventas” .

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • muchas gracias a todos por sus comentarios. un abrazo
    Buen texto Pamela.. Que duda cabe que es inherente a las personas alguna pequeña maldad. Por algo somos humanos. Saludos
    Jajaja! Sí, tanta seriedad agota! Buen texto! Saludos!
    Claro que a veces deseamos ser un poco malévolos. Y estas pequeñas acciones se nos ocurren para romper la rutina que nos embarga; y sobre todo estamos harto de lo políticamente correcto. Y es que el ser humano no es perfecto, y necesita partir de sus fallos para ir a mejor. Eres una chica muy sutil, que escribe muy bien.
    todos tenemos algo de ángel y algo de diablo..... pero para llegar a ese puesto el balance no es 50% sino mas inclinado hacia el lado del vestido de rojo....
  • A mi país 1, 5 millones de haitianos han entrado desde el 2016, casi 450,000 han sido devueltos . Esta historia ficticia tiene por labor homenajear a los que vinieron en busca de nuevas oportunidades, persiguiendo un sueño, que se transformaría pronto en pesadilla, atrapados en un país racista y ególatra, desconsiderado y oportunista . Para aquellos que tuve el honor de conocer y perder un abrazo en donde quiera que estén

    Algunas sensaciones, sentimientos y experiencias cambian radicalmente el sentido de nuestras vidas

    cuando entendemos que es inevitable

    La decadencia humana no tiene limites, y la realidad nos golpea con tal fuerza que la imaginación se queda no corta sino insignificante

    Siempre optamos por prejuzgar, como un acto reflejo, que de algún modo nos impide preguntarnos, si todos aquellos prejuicios serán fundados.

    Las calles de nuestra infancia, están en nuestra piel y nuestra alma , para siempre

    La fe es una fuerza poderosísima, pero artera

    En esta sociedad corrompida, a veces olvidamos a los que están mas cerca, nos volvemos indolentes y fríos .

    Encontré esto en unos cajones escondido, no sé porque estaba ahí, pero quiero compartirlo .

  • 74
  • 4.44
  • 442

Desde siempre me han gustado los libros, de adolescente escribía cuadernos con poemas e historias, algunos que no le mostré a nadie jamas. ahora no me avergüenza tener como hobby escribir y que alguien lo vea

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta