cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
GRACIAS
Terror |
08.08.06
  • 3
  • 13
  • 4268
Sinopsis


— ¿Le tienes miedo a la oscuridad?
— No.
— Deberías.
— ¿No crees que ya estoy un poco grande para esos cuentos?, ve a asustar a alguien más con eso.
— ¿Acaso no crees que el instinto natural del ser humano del miedo a la oscuridad se deba a algo? Cuando nace un bebé siempre va a tener miedo de quedarse sólo en la oscuridad. ¿No crees, que tal vez entonces, vemos algunas cosas extrañas y cuando crecemos, nos olvidamos de lo que veíamos y si llegamos a volver a algo creemos que es a causa del estrés, drogas o nuestra paranoia?
— ¿Qué?, entonces me vas a decir que el coco y todo eso en realidad existe.
— En realidad estoy hablando de algo menos comercial que el coco, el ángel de la muerte; generalmente, lo bebés pueden crear piedad en su corazón y logran hacer que no se lleve a sus padres, familiares o personas que ellos aprecien.
— ¿Entonces alguien viene por nosotros cuando estamos a punto de morir y sólo el llanto de un niño puede salvarnos?
— No exactamente, pero en esencia sí, sí hay un ángel a quien se le encomendó una de las peores tareas: vagar por el mundo en busca de las personas que están por morir para recoger sus almas y llevarlas a…
— ¡Ay sí!, Llevarlas al cielo.
— ¡Ja, ja! No sabes de lo que estás hablando.
— Bueno, bueno, parece que ya empieza a oscurecer, es mejor que me vaya.
— Sí, ya es tarde para ti…
— Un poco rara tu conversación pero me caíste bien, espero que nos volvamos a ver; adiós.
— ¡Oye! Espera, te quería decir, bueno, gracias, gracias por esta charla me sirvió de mucho. Y otra cosa, no creo que nos volvamos a ver.
— ¿Qué?

Y en ese momento, lo tomó de sus manos y se desvanecieron con el ocaso.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 12
  • 3.44
  • -

Leer, ver películas de terror y escribir (Obvio)

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta