cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

6 min
HARTAZGO DE LAFÁBULA POLÍTICA 1
Históricos |
09.01.21
  • 5
  • 3
  • 167
Sinopsis

Un debate en una Bibilioteca pública sobre una novela política, cuando hace escasos días que en el templo de la Sagrada Familia de Barcelona del arquiteccto Gaudí, se celebró un funeral a la memoria de un joven del pueblo en el que resido que fue asesinado en el año 36 del siglo pasado por la intolerancia ideológica de un partido poítico determinado, y en la actualidad el Congreso de EE.UU. ha sido asaltado por las hordas populistas.

Hace unos meses que en las Bibliotecas públicas que dependen de la Diputación de Cataluña se puso en  primera línea una novela sobre la Gerra Civil Española que era mitad histórica y mitad ficción llamada YO MATÉ A FRANCO, que como es sabido fue el dictador militar que gobernó con mano de hierro durante cuanrenta años a mi país.

Y se dio la circunstancia que como yo participaba en la tertulia literaria que se organizaba en la Biblioteca de Badalona que es una importante población marítima de la provincia de Barcelona, no tuve más remedio que leer la novela para comentarla con la máxima honestidad de la que era capaz como había hecho con otras tantas obras literarias.

Estaba yo sentado en un departamento de aquel centro cultural junto a unas cuántas mujeres de mediana edad en torno a una larga mesa, y súbitamente sentí que en la medida que ellas iban dando su opinión acerca del libro, enriquecida por las malas experiencias que habían sufrido sus familias durante la Contienda y los duros años de escasez que le siguieron, el tema en cuestón se me atragantó como un mal bocado en el almuerzo, seguido de una pesada digestión y deseaba que aquella tertulia no se alargara más de la cuenta.

Cuando me tocó el turno de hablar me dispuse a hacerlo sin ningún reparo, a pesar de que aguna de aquellas damas se pudiese incomodar.

- Esta novela está muy bien escrita, y los pasajes que describe el autor están muy bien reflejados. Parece que él haya vivido las situaciones bélicas en su propia piel - dije yo.

Todas las féminas corraboraron mis palabras.

-...Y sí. Efectivamente aquel Régimen político del dictador fue nefasto porque no dudó en asesinar impunemente amparándose en una Justicia hecha a su medida a un sinfin de personas sólo por sus ideas, pero que no habían hecho nada malo - proseguí yo-. Sin embargo esta novela no es más que una tan burda como parcial propaganda política nacionalista que miente descaradamente.

- ¡Oh! ¿Cómo dice usted éso? - se exaltaron algunas tertulianas de un talante combativo

- Así es. Vosotras podéis pensar como queráis. Pero resulta que el protagonista de esta historia se une a los anarquistas como si ellos fueran los héroes del pueblo optimido por los fascistas que luchaban por la libertad. Pero esto es una estampa romántica que es completamente falsa, porque la verdad era que los anarquistas fusilaban sin contemplaciones a quienes tenían otros ideales diferentes a los suyos y las calles de Barcelona estaban llenas de cadáveres que esta gente hacía a diario - expuse con toda  franqueza-.. Un ejemplo. En aquellos fatídicos años, en el pueblo en el que ahora vivo había un joven.de ascendencia británica que al parecer era bastente místico; era muy religioso. Mas cuando las hordas anarquistas de la villa - estos "valientes" chicos- dieron con él a causa de una denuncia de algún vecino malintencionado, pues ésto solía suceder a menudo, tiempo les faltó para apresarlo una noche a la hora de la cena en su domicilio, le torturaron y le pegaron cuatro tiros en la puerta del cementerio. Si ellos eran tan amantes de la libertad ¿por qué no dejaron en paz a este pobre sujeto para que viviera su vida? Y otra cosa. Los anarquistas hicieron causa común con los comunistas para luchar contra el fascismo. Pero se dio el caso de que los comunistas eran una gente muy organizada, mientras que los anarquistas no soportaban ningún tipo de autoridad, por lo que aquel Frente Popular se lió a tortazos entre ellos. También hoy en día se recuerda el asesinato de varias prostitutas en el vagón de un tren debido a que estaban infectadas de sífilis, ordenado por el "heroe" anarco-sindicalista Durruti que era un atracador de Bancos que estaba reclamado por la Interpol.

En aquel departamento de la Biblioteca se hizo un tenso  silencio.

- ¿Y qué decir de los comunistas? - continué con mi disertación apretando el acelerador-.. ¿Qué democracia podían defender cuando en Barcelona tenían sus "checas" que eran unos pisos donde se torturaba y se asesinaba a la gente más tradicional como el chico de mi pueblo? ¿La gran libertad era solamente para ellos? ¿De verdad creeís que si hubiésemos tenido un Régimen político opuesto al franquismo habríamos tenido más libertad? El dictador mataba en nombre de Dios pero los otros hacían lo mismo en nombre de una utópica Revolución. Para mí eran los mismos perros con distintos collares. Con estos antecedentes dudo de que en aquellos años hubiese habido libertad.

- ¡Bueno...bueno...! - expresaron incómodas algunas tertulianas.

- Esta novela me paree que es descaradamente manipuladora para el lector, porque tergiversa la Memoria Histórica a conveniiencia de la política actual - seguí implacable-. A través de su protagonista que se aferra a su lengua materna como el único estandarte de la libertad, su autor nos quiere sugerir que la sombra del dictador Franco todavía colea en las instituciones del Estado de la Nación, cosa que está bastante lejos de la realidad. Y ahora esta fiebre política-nacionalista trata de justificarse diciendo que claro, como la religión de años atrás ha dejado de ser sexi; ya no está de moda para una mayoría de gente, y además hay tanta precariedad laboral, y todo es tan gaseoso dando lugar a que el ciudadano se haya quedado sin referencias a las que agarrarse, se le ofrece la fábula nacionalista del siglo XVll para que haga de Indiana Jones y luche contra el Templo Maldito que en este caso es el eterno Estado opesor- dije con algo de ironía.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 131
  • 4.44
  • 429

He realizado estudios de psicologgía profunda y metapsíquica:; he publicado relastod en algunas revistas; y hace años que colboro y llevo tertulias literarias.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta