cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Helena 4
Amor |
29.11.13
  • 0
  • 0
  • 715
Sinopsis

Al cortarse el pelo pensó que sería otra, vaya ingenuidad, siguió siendo la misma chica. Helena siempre fue esa mujer que al tenerla cerca sentías la necesidad de hablarle, irradiaba seguridad, amor, energía, pero sobretodo libertad, ¡Dios! Que libertad. Un día pensé que la amaba, era tan especial, tan fugaz. Pero claro que no la amaba, ven, ella era así, hacía que fueras incoherente en tus pensamientos, ella alteraba todo tu sistema nervioso, haciendo que pensaras una cosa mientras que en realidad pasaba algo totalmente diferente. Se preguntarán que pasó con Helena, o bueno tal vez no, no importa que estén pensando en este instante, de igual manera les contaré. Helena se fue, desapareció de mi vida, pese a que la veo todos los días, se fue. Podrá sonar tan ilógico que pensarán que estoy loco, pero no, todo esto es totalmente cierto. Hablo de su partida por que en realidad fue una, es que si bien lo recuerdo al cortarse el pelo dejo todo, hasta aquel toque de la tijera con su pelo atrás, si, Franco, Victoria, lucía, su pasado si lo denominamos así fue evaporándose, ella no nos abandonó, ni nosotros a ella, solo siguió ahí y nosotros allá. Helena es como un cúmulo de opiniones de todos los que la conocemos, todos nosotros hemos forjado a Helena, tal vez por eso se corto el pelo, para quitarse todas las cadenas que la ataban a nosotros, tal vez por eso la observo, para ver si encuentro algo de esa mujer que ayude a fortalecer y ahora se fue. No sé si en verdad sea la mujer tan maravillosa que veo, no sé si en verdad existe o es tan libre como siento que es, solo sé que alguna vez sentí que la amaba, pero luego entendí que ella era así, fugaz.

 Capitulo cinco : Helena según Lorenzo 

Helena es la mujer de mi vida.

No puedo dejar de pensar en ella y en su ternura al hablarme  y mirarme, me ama tanto.

En realidad  venía necesitando hace mucho una mujer así, que me demostrara todo el cariño que tiene hacia mí, que me diera una paz que no había encontrado antes y que sobre todo, no pensara que soy lo suficientemente  ególatra para no amarla. Helena es así, siempre tan genuina, tan libre. La conocí como cualquier abogado conoce a otro, en el bufete. Al principio sé que me detesto, pero luego, claramente me amó, como lo hace ahora; la entiendo, al principio todas me detestan, claramente no se puede entrar en los afectos de todo el mundo. Helena siempre fue como la mujer a la que siempre aspire llegar, hermosa físicamente y con una mentalidad bastante optimista, es decir, no es fácil ser como es ella y triunfar en este mundo tan cruel como  es el de los abogados.

Me han preguntado  cómo nos establecimos como pareja, es sencillo, primero hay que empezar diciendo que NO somos pareja, bueno, aún no. Helena es la que ha dicho que no "le demos nombre a nuestra relación" que simplemente la vivamos y ya, a veces no entiendo a que se refiere, pero el caso es que tengo sexo con ella, citas y escenas románticas, al parecer eso es una relación. Entiendo a Helena, sé que ha vivido romances difíciles  y su actitud tan bondadosa no ha favorecido mucho.

Helena es una mujer Hermosa, aunque a veces me da miedo verle ese cabello y sentir como si estuviera con un hombre, aún sigue tan corto que me asusta.

Aún no entiendo como le gusta dormir y vivir con las cortinas y ventanas abiertas de par en par, a veces he visto que el hombre que vive al frente la espía, eso es aterrador, es más, cuando estamos teniendo sexo tampoco las cierra y siento la mirada de ese hombre, al cual nunca le he visto la cara, sé que no es un loco ni un enfermo, sé que conoce a Helena.

Intento hablarle de su pasado pero nunca es posible, es como si entre ella y su pasado se hubiera puesto una barrera inmensa, la cual ella misma dejo que se incrustara en lo más profundo de su alma. No sé qué sucedió realmente, solo sé que decidió cortarse el pelo para huir de todas las cadenas que la ataban a los demás, para demostrar que ella no era ningún objeto moldeable. Lo sé porque nunca me lo dijo, lo sé porque la miro a sus ojos y veo una profunda nostalgia, de esas nostalgias que dicen que se añora el pasado, pero que no se quiere regresar nunca jamás.

Tal vez Helena me necesita más de lo que yo la necesito a ella, tal vez por eso no quiere atarse a mí poniéndole nombre a lo nuestro, porque no ha sido capaz de desatarse los nudos del pasado y teme que yo sea un nudo más.

Por eso es la mujer de mi vida, porque sé que soy su salvavidas, porque sin necesidad de decírmelo sé que me necesita. 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Al cortarse el pelo pensó que sería otra, vaya ingenuidad, siguió siendo la misma chica. Helena siempre fue esa mujer que al tenerla cerca sentías la necesidad de hablarle, irradiaba seguridad, amor, energía, pero sobretodo libertad, ¡Dios! Que libertad. Un día pensé que la amaba, era tan especial, tan fugaz. Pero claro que no la amaba, ven, ella era así, hacía que fueras incoherente en tus pensamientos, ella alteraba todo tu sistema nervioso, haciendo que pensaras una cosa mientras que en realidad pasaba algo totalmente diferente. Se preguntarán que pasó con Helena, o bueno tal vez no, no importa que estén pensando en este instante, de igual manera les contaré. Helena se fue, desapareció de mi vida, pese a que la veo todos los días, se fue. Podrá sonar tan ilógico que pensarán que estoy loco, pero no, todo esto es totalmente cierto. Hablo de su partida por que en realidad fue una, es que si bien lo recuerdo al cortarse el pelo dejo todo, hasta aquel toque de la tijera con su pelo atrás, si, Franco, Victoria, lucía, su pasado si lo denominamos así fue evaporándose, ella no nos abandonó, ni nosotros a ella, solo siguió ahí y nosotros allá. Helena es como un cúmulo de opiniones de todos los que la conocemos, todos nosotros hemos forjado a Helena, tal vez por eso se corto el pelo, para quitarse todas las cadenas que la ataban a nosotros, tal vez por eso la observo, para ver si encuentro algo de esa mujer que ayude a fortalecer y ahora se fue. No sé si en verdad sea la mujer tan maravillosa que veo, no sé si en verdad existe o es tan libre como siento que es, solo sé que alguna vez sentí que la amaba, pero luego entendí que ella era así, fugaz.

    Al cortarse el pelo pensó que sería otra, vaya ingenuidad, siguió siendo la misma chica. Helena siempre fue esa mujer que al tenerla cerca sentías la necesidad de hablarle, irradiaba seguridad, amor, energía, pero sobretodo libertad, ¡Dios! Que libertad. Un día pensé que la amaba, era tan especial, tan fugaz. Pero claro que no la amaba, ven, ella era así, hacía que fueras incoherente en tus pensamientos, ella alteraba todo tu sistema nervioso, haciendo que pensaras una cosa mientras que en realidad pasaba algo totalmente diferente. Se preguntarán que pasó con Helena, o bueno tal vez no, no importa que estén pensando en este instante, de igual manera les contaré. Helena se fue, desapareció de mi vida, pese a que la veo todos los días, se fue. Podrá sonar tan ilógico que pensarán que estoy loco, pero no, todo esto es totalmente cierto. Hablo de su partida por que en realidad fue una, es que si bien lo recuerdo al cortarse el pelo dejo todo, hasta aquel toque de la tijera con su pelo atrás, si, Franco, Victoria, lucía, su pasado si lo denominamos así fue evaporándose, ella no nos abandonó, ni nosotros a ella, solo siguió ahí y nosotros allá. Helena es como un cúmulo de opiniones de todos los que la conocemos, todos nosotros hemos forjado a Helena, tal vez por eso se corto el pelo, para quitarse todas las cadenas que la ataban a nosotros, tal vez por eso la observo, para ver si encuentro algo de esa mujer que ayude a fortalecer y ahora se fue. No sé si en verdad sea la mujer tan maravillosa que veo, no sé si en verdad existe o es tan libre como siento que es, solo sé que alguna vez sentí que la amaba, pero luego entendí que ella era así, fugaz.

    Al cortarse el pelo pensó que sería otra, vaya ingenuidad, siguió siendo la misma chica. Helena siempre fue esa mujer que al tenerla cerca sentías la necesidad de hablarle, irradiaba seguridad, amor, energía, pero sobretodo libertad, ¡Dios! Que libertad. Un día pensé que la amaba, era tan especial, tan fugaz. Pero claro que no la amaba, ven, ella era así, hacía que fueras incoherente en tus pensamientos, ella alteraba todo tu sistema nervioso, haciendo que pensaras una cosa mientras que en realidad pasaba algo totalmente diferente. Se preguntarán que pasó con Helena, o bueno tal vez no, no importa que estén pensando en este instante, de igual manera les contaré. Helena se fue, desapareció de mi vida, pese a que la veo todos los días, se fue. Podrá sonar tan ilógico que pensarán que estoy loco, pero no, todo esto es totalmente cierto. Hablo de su partida por que en realidad fue una, es que si bien lo recuerdo al cortarse el pelo dejo todo, hasta aquel toque de la tijera con su pelo atrás, si, Franco, Victoria, lucía, su pasado si lo denominamos así fue evaporándose, ella no nos abandonó, ni nosotros a ella, solo siguió ahí y nosotros allá. Helena es como un cúmulo de opiniones de todos los que la conocemos, todos nosotros hemos forjado a Helena, tal vez por eso se corto el pelo, para quitarse todas las cadenas que la ataban a nosotros, tal vez por eso la observo, para ver si encuentro algo de esa mujer que ayude a fortalecer y ahora se fue. No sé si en verdad sea la mujer tan maravillosa que veo, no sé si en verdad existe o es tan libre como siento que es, solo sé que alguna vez sentí que la amaba, pero luego entendí que ella era así, fugaz.

    Al cortarse el pelo pensó que sería otra, vaya ingenuidad, siguió siendo la misma chica. Helena siempre fue esa mujer que al tenerla cerca sentías la necesidad de hablarle, irradiaba seguridad, amor, energía, pero sobretodo libertad, ¡Dios! Que libertad. Un día pensé que la amaba, era tan especial, tan fugaz. Pero claro que no la amaba, ven, ella era así, hacía que fueras incoherente en tus pensamientos, ella alteraba todo tu sistema nervioso, haciendo que pensaras una cosa mientras que en realidad pasaba algo totalmente diferente. Se preguntarán que pasó con Helena, o bueno tal vez no, no importa que estén pensando en este instante, de igual manera les contaré. Helena se fue, desapareció de mi vida, pese a que la veo todos los días, se fue. Podrá sonar tan ilógico que pensarán que estoy loco, pero no, todo esto es totalmente cierto. Hablo de su partida por que en realidad fue una, es que si bien lo recuerdo al cortarse el pelo dejo todo, hasta aquel toque de la tijera con su pelo atrás, si, Franco, Victoria, lucía, su pasado si lo denominamos así fue evaporándose, ella no nos abandonó, ni nosotros a ella, solo siguió ahí y nosotros allá. Helena es como un cúmulo de opiniones de todos los que la conocemos, todos nosotros hemos forjado a Helena, tal vez por eso se corto el pelo, para quitarse todas las cadenas que la ataban a nosotros, tal vez por eso la observo, para ver si encuentro algo de esa mujer que ayude a fortalecer y ahora se fue. No sé si en verdad sea la mujer tan maravillosa que veo, no sé si en verdad existe o es tan libre como siento que es, solo sé que alguna vez sentí que la amaba, pero luego entendí que ella era así, fugaz.

  • 4
  • 4.0
  • -

Echte Liebe♡♡

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta