cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

7 min
HEREDEROS DE LA HISTORIA 2
Históricos |
08.04.20
  • 4
  • 3
  • 343
Sinopsis

Idealizar a  la figura de Espartaco, además de ser una ingenuidad es también una falta de perspectiva histórica.

Espartaco con toda seguridad se habría convertido en un reyezuelo de alguna pequeña ciudad-estado, y se habría rodeado de otros esclavos, por la sencilla razón de que él se había educado en aquel contexto naturalista de de una despiadada agresividad.

Cuando me hallaba en aquella magnífica mansión de la familia romana de finales del Imperio en aquel pueblo de Palencia, recordé asimismo que estamos acostumbrados a ver en las películas de "sandalias" los suntuosos palacios de los emperadores y de la nobleza pero en la realidad junto a ellos, en una pésima planificación, habían humildes edificios de madera de varios pisos en cada uno de los cuales vivían hacindas varias familias del pueblo llano sin ninguna garantía sanitaria, de un modo muy similar en cómo viven actualmente muchas familias en los inmuebles en la capital de Egipto

Al ver aquella casa romana me vino también a la cabeza que por aquel entonces el Cristianismo había triunfado sobre el paganismo, sobre todo cuando el emperador Constantino por razones políticas legalizó a la nueva religión y la convirtió en una razón de Estado. Mas los cristianos, lejos de ser las personas pacíficas y tolerantes como los presentan las películas en Semana Santa, en realidad se portaron como los islamistas más radicales e ignoranres en el presente. Destrozaron infinidad de monumentos arquitectónicos que eran verdaderas joyas artísticas de la Antigüedad y quemaron obras literarias de gran valor documental del periodo pagano, por lo que a nosotros sólo nos ha llegado una pequeña parte de aquel legado cultural.

Y puesto que hoy en día somos tan feministas - aunque no me gusta este término-, he de reinvindicar la memoria de una gran mujer alejandrina que no tan sólo estaba de muy buen ver, sino que además era una matemática y filósofa de primer orden llamada Hipatia, por lo que muchos señores intelectuales de la época hacían cola para poderla visitar. Y si yo hubiese vivido en aquel entonces no le quepa duda al amigo lector que también me habría puesto en aquella cola para poder disfrutar de su persona a ser posible en todos los sentidos. Pero por desgracia ella fue cruelmente asesinada por los clérigos de la Iglesia porque no podían soportar su erudición pagana.

Pero las cosas tampoco eran demasiado halagüeñas para el pueblo romano, que estaba harto de golpes de Estado y de corruptelas en el ámbito político. Cualquier emperador y sus seguidores morían vilmente asesinados por quienes les rodeaban o por sus adversarios, y la población que padecía de una baja moral, ansiaba un cambio de rumbo en el sistema. Por eso cuando los bárbaros irrumpieron en Roma mucha gente lo agradeció de veras.

Con toda probabilidad el pater-familia que era el dueño de la mansión que yo visitaba, sería un patricio que tendría su representación en el Senado de Roma, e iría a menudo con su familia en aquel rincón de Castilla la Vieja para disfrutar  del campo, que por supuesto estaría cuidado por sus esclavos.

El hombre se levantaría al amanecer, tomaría un frugal desayuno de frutas, y recibiría a un gran número de vasallos, de parientes, de ahijados que solicitarían sus favores, a la vez que éstos estaban obligados a rendirle pleitesía. Se puede afirmar que esta costumbre era muy parecida a la que recibe hoy en día un PADRINO de la "Cosa Nostra".Aunque no pensemos que el aspecto físico de este pater-familia se correspondiese con la altura de su cargo jerárquico. Pues he podido comprobar en la entrada del anfiteatro romano en Mérida que la gran mayoría de los hombres de la Antigüedad eran de muy baja estatura.

Este patricio por tanto tendría varios hijos, ya que en aquella época había una pavorosa mortandad infantil y si fallecían cinco descendientes, al menos podían quedar dos o uno para perpetuar la dinastía familiar. Entonces si al nacer un niño o una niña él lo tomaba en sus brazos y lo alzaba arriba, ésto quería decir que lo reconocía como hijo. Pero si por el contrario el pater-familia no le hacía ningún caso el pequeño podía ser abandonado en el bosque o ser vendido como esclavo, puesto que se pensaba que los niños aún no eran hombres hechos. Y si un padre asesinaba a su hijo, la Ley no lo castigaba porque se considerba que el infante era como un objeto de su propiedad y él podía hacer lo que quisiera de su vástago. También los niños podían sufrir abusos de pederastas en plena vía pública con total impunidad. Fue a partir del Cristianismo al enfatizar el amor incondicional al más débil cuando lenta, muy lentamente se empezó a tomar más en serio al mundo infantil.

¿Y el amor de pareja? Por supuesto el amor romántico como lo conocemos ahora no existía. Pese a que los romanos eran muy hedonistas y muy sensuales, los hombres al igual que los griegos se unían con mujeres que pareciesen fecundas para que que les diera una buena descendencia. Lo cual no significa que no existiera el sentimiento amoroso. Pues se ha descubierto una carta de la mujer de un oficial militar romano en la que ella le manifiesta con una afectividad exquisita su deseo de que él vuelva al hogar para disfrutar de su compañía. Como se ve en todos los tiempos, el factor humano siempre se abre paso en medio de las dificultades habidas y por haber.

Yo recuerdo que cuando mi padre cumplió los 90 años, toda la familia lo fuimos a celebrar con un almuerzo en un restaurante. Al evento acudieron los hijos, nietas, la nuera, el yerno y los ahijados. Y aunque nosotros hemos dejado muy atrás las costumbres de la vieja Roma, yo no pude dejar de ver una pálida semblanza con aquella familia de la mansión en Palencia, de acuerdo con el temperamento latino que nos caracteriza; del mismo modo como todavía existen sujetos con la misma elocuencia que el cónsul romano Cicerón.

Han habido en la Historia de la humanidad muchas revueltas para poder vivir en libertad, porque el ser humano instintivamente siente la necesidad de ser autosuficiente. Pero no siempre se ha comprendido bien lo que es la Justicia Social como ahora la entendemos, y la gente ha ido dando palos de ciego sin ningún resultado positivo sea en una época o en otra. Este concepto empezó a comprenderse a partir de la Revolución Francesa, y creo que todavía estamos en ello.

Pero si queremos saber si en algo hemos evolucionado en nuestra moral y costumbres, repasemos a la Historia tratando de situarnos en el contexto vital de otros tiempos sin caer en demagogia alguna que nos resta objetividad.
 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Francesc, tu preocupación se refiere a la empresa de tu hija, espero que no por su salud. Se oyen cosas muy inquietantes; no sé qué parte de la economía se recuperará y qué parte no tendrá remedio. Aquí seguimos bien, espero que tú también, a veces desesperando y otras con más tranquilidad. Es cierto que Alejandro Magno es anterior a la época que abarca tu relato, sólo fue una idea que me pasó por la cabeza :-) El muchacho persa, de Mary Renault me hizo entrar curiosidad por él y la película que recuerdo es la que se estrenó en enero de 2005, con Colin Farrell y la Jolie, que tengo como favorita al lado de Gladiator, de Ridley Scott. Personajes increíbles, cada uno en su estilo.
    Supongo que debe ser difícil ser justo para todos. Cada uno tiene su punto de vista, sus motivos para actuar como lo hace, incluidos los de buscar perpetuar su especie. Ha sido muy interesante leerte, Francesc. Espero que sigas bien con tus ejercicios, que ya veo que la cabeza está bien entrenada. Un abrazo.
    Es probable lo que dices, el hombre es un animal de costumbres bien pronto se olvidaria de las conquistas y se acomadaria a las memorias como antiguamente decian el lujo hace apagar nuestras memorias, la verdad nunca aparecio el cuerpo de espartaco segun dicen los historiadores, me imagino que si sobrevivio se dedicaria a una vida pacifica de campesino o algo asi no sabriamos la realidad es que no se suppo nunca mas de el.
  • Es FANTASÍA, pero no he encontrado el distintivo en la columna de los géneros.

    Un colectivo de gente espera la llegada de un vehículo de transporte pero éste tarda en llegar. No es un relato convencional, aunque también hay algo de amor. Lo escribí cuando tenía veinte años.

    Los Diarios suelen ser la trastienda del ser humano.

    La naturaleza humana, dentro de cada cultura es bastante similar entre sí.

    Un profesor de Literatura se preguntó qué habría sido de esta romántica pareja si no hubiesen muerto. Yo hallé en una Biblioteca un viejo relato en el que se explica lo que aún no se ha revelado.

    El famoso vampiro sigue estando en nuestra sociedad, aunque no nos demos cuenta de ello.

    Una mujer tiene que comentar una novela en una tertulia literaria, pero se encuentra ante una realidad social con la que no contaba.

He realizado estudios de psicologgía profunda y metapsíquica:; he publicado relastod en algunas revistas; y hace años que colboro y llevo tertulias literarias.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta