cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Herencia Oscura
Amor |
25.08.14
  • 4
  • 2
  • 1349
Sinopsis

El cazador: Llevando por las ansias de mi cuerpo camine con paso firme y sin vacilar ante ella. La persona que sería mi primera tentación y próxima mi víctima. Ante mis ojos lo más glorioso que podría ver alguien en siglos y quien me ayudaría a demostrarme, cuantas capaz en verdad podría tener esa ciudad. La victima: Sus ojos la habían hipnotizado aquella noche, no había miedo, solo deseo. No había ninguna barrera que le impidiera no confiar en aquel hombre. Estaba ansiosa y deseosa de sentir lo que siempre había deseado y era la libertad que él podría otórgarle si ella aceptaba irse con él. Conclusión: Ambos sabían los riesgo que debían tomar el, revelarse contra su maldición. Ella renunciar a la persona que había estado junto a ella durante todos sus momentos duros. Y ellos sabían cuanto significaba aquello. Ya que era mucho más que una simple decisión, era aceptar el destino y vivir huyendo por separado o afrontarlo juntos y romper las cadenas de la opresión. Pero todo ello en un plazo de un mes, antes de la dolorosa tortura que sufría el cazador.

Herencia Oscura

PrologoEl Cazador

Caminaba por las frías calles de la ciudad  de New York, o como solían llamarla los humanos “La gran Manzana”.

Siempre se había preguntado que tendría que ver una  manzana, con aquella ciudad tan bulliciosa donde reinaba la intranquilidad, la injusticia, la depravación, y el caos en algunas zonas, que en mi conocimiento recomendaría no visitar. Aunque, mirándolo de esa manera, en cierto modo si se parecía a una. Ya que si  vivías mucho tiempo dentro de ella, todo te parecería tan normal como atravesar la fina corteza tan parecida y a la vez tan diferente a una lamina de hielo y penetrar en la parte pálida y jugosa de la manzana. Donde encontrarías  las zonas más calmadas, en donde la diversión era un juego inocente. Pero si profundizabas más, podrías encontrar los lugares más penosos y oscuros que en este caso serian las pequeñas semillas marrones, tan pequeñas e insignificantes, pero tan peligrosas como el veneno más letal extendiéndose poco a poco por tus venas. Y en medio esa sociedad, llena de habitantes, entraba yo, uno más del motón como se suele decir. Un humano mas entre los millones que existe en este planeta redondo y achatado por los lados, o al menos eso es lo que tendría que objetar o lo que desearía decir o ser en estos momentos, porque la verdad, ni el mismo sabía lo que era ni tampoco lo  que hacer en ese preciso instante. Ya que a cada paso que daba me llevaba hacia donde se encontraba mi próxima víctima. ¿Cuántos años? ¿Cuántos siglos llevaba haciendo esto? 100 o tal vez más, había perdido la cuenta, siempre era lo mismo. Localizar a su víctima, seguir sus movimientos, controlar sus horarios. Pero por alguna razón esta vez no podía evitar sentir que era diferente, que era mucho más que por su deber y lealtad a Desher. Sonrió con amargura, seguramente porque esta vez disfrutaría más al ver el cuerpo inerte entre sus manos. Llevaba cargando con esa maldición es sus hombros durante siglos, condenado a matar a una víctima cada noche de luna llena, ya que si no cumplía su palabra el sufrimiento a seguir seria mas torturante que la propia inmortalidad, con el alma y el corazón en manos de tu verdugo estrujándolos a cada paso que dabas. Así era como se había acostumbrado a vivir, así era como tenía que suceder por y para siempre. Hasta que...

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Hola José Manuel Ibáñez Navarro, primero que todo muchas gracias, ya que te has tomado la molestia de leer y comentar dos de las cosas que he publicado aquí. Segundo, me alegra que hayas sabido apreciar el tiempo que me tome en poder describir a mi modo de ver la ciudad de New York, temía que por lo poco que se suele saber de una ciudad cuando no vives en ella se viese mal reflejado en mi historia. Ahora bien si reconozco que la sinopsis en un poco larga, por no decir demasiado, pero la tenia así hacia tanto tiempo que no quería cambiarla, hasta que tuviese tiempo de hacerlo bien. En cuanto pueda cambiare eso. Bueno y con lo de continuarla, uff hay ya es más grave. Tengo un capitulo mas, pero los demás están apenas en edición. No me gusta subir algo así sin más, ya pase por esa fase de errores jajaja. Un beso
    Espero poder seguir leyendo tu historia sinceramente. Bien narrada y muy bien puesta en escena la ciudad New York. La sinopsis excesivamente larga ¡No pretendas vender la piel del zorro sin antes haberlo cazado! Danos un adelanto de lo que será, pero deja que nos estrujemos el intelecto en averiguar cómo se desarrollara la historia. Un fuerte abrazo.
  • Una tarde cualquiera alguien puede aparecer en tu vida para encender algo que necesitabas en ella. Algo que todos desean sentir. Se me acaba de ocurrir espero que disfruten.

    Cuando obtendré esa respuesta, ni yo misma lo sé. Solo sé que quiero saber que es el Amor. Se me ocurrio tras leer un retalo aqui..

    Cuando hay amor, las cadenas del miedo se rompen dando lugar a la entrega total, algo a lo que ella teme de manera incontrolada, algo a lo que ella se entregara. Al amor.

    El Alma interminablemente presa de sus días... Bueno esto se me ocurrió exactamente en los 5 minutos que te dan para participar en Crowd Creation. Me gusto tanto que quise que otros lo viesen.

    Por que no siempre el amor es el que gana y no siempre ese amor eterno se mantiene junto a la persona que amas. "Es una pequeña carta que escribi para un concurso en mi Instuto pero que nunca presente."

    Hasta cuando la juventud va dejar de poner excusas sobre que son "jovenes" y ver la realidad.Hasta cuando van aguantar cosas que no son normales ni la verdadera realidad.Hasta cuando van escudarse en ser "jovenes".Por que soy alguien joven y no lo hago.

    Yo una amante eterna de la literatura romántica estaba realmente emocionada cuando encontré una página famosa y mi experiencia fue decepcionante. Tanto que solo decidí escribir como me sentía.

    El cazador: Llevando por las ansias de mi cuerpo camine con paso firme y sin vacilar ante ella. La persona que sería mi primera tentación y próxima mi víctima. Ante mis ojos lo más glorioso que podría ver alguien en siglos y quien me ayudaría a demostrarme, cuantas capaz en verdad podría tener esa ciudad. La victima: Sus ojos la habían hipnotizado aquella noche, no había miedo, solo deseo. No había ninguna barrera que le impidiera no confiar en aquel hombre. Estaba ansiosa y deseosa de sentir lo que siempre había deseado y era la libertad que él podría otórgarle si ella aceptaba irse con él. Conclusión: Ambos sabían los riesgo que debían tomar el, revelarse contra su maldición. Ella renunciar a la persona que había estado junto a ella durante todos sus momentos duros. Y ellos sabían cuanto significaba aquello. Ya que era mucho más que una simple decisión, era aceptar el destino y vivir huyendo por separado o afrontarlo juntos y romper las cadenas de la opresión. Pero todo ello en un plazo de un mes, antes de la dolorosa tortura que sufría el cazador.

Cuando coloco las manos sobre el teclado de mi ordenador y mis dedos empiezan a teclear y las letras a formas palabras en el Word todo desaparece.Todo, para entrar en un mundo donde soy yo la que mueve los hilos del destino, el de mi propio mundo, ese mundo en el que soy libre.Ese mundo donde mi sonrisa es mayor.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta