cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Hermosos campos
Drama |
29.03.09
  • 5
  • 4
  • 1946
Sinopsis

2ª publicación en la web



Hermosos campos sembrados de amapolas






El dolor de la musculatura se hace poco a poco más intenso, los riñones parecen no funcionar, tiene frío y temblores, aún así suda. Despierto comienza a soñar con hermosos campos sembrados de amapolas, cuando duerme únicamente tiene pesadillas.

Como cada día le espera una dura jornada, sale temprano, aún con el agrio sabor a vómito en la boca. Las rodillas dobladas, que arrastran como pueden el menguado peso de su cuerpo, y su espalda arqueada, le dan el aspecto de un ser decrépito, casi moribundo.

Han pasado unas horas, son las doce cuando corre delante de una pareja de la guardia urbana. La pobre mujer a la que le arrebató el bolso, yace en el suelo con su vieja cadera rota. No era su intención hacerle daño, sólo quería el dinero, “no quería hacerle daño” se repite a si mismo, “se parece a mi abuela”. Al policía más veterano le ahoga su gordura a los pocos metros, el otro marcha como un verdadero atleta, la suerte hará que se vea obligado a parar cuando colisiona con una mujer y su bebé. Puede oír el llanto del niño alejarse lentamente y a la mujer increpando al agente. El sonido se vuelve celestial y esperanzador.

“Trecientos cincuenta euros, la paga mínima, seguro que la vieja acababa de cobrar. Ya la ayudará su familia a pasar el mes”, piensa, “yo no tengo quién me ayude”. Trescientos cincuenta euros, eso da para unos gramos que le salven el día. Hoy no tendrá que chupar pollas, ni arriesgar su vida en una gasolinera o en algún comercio, donde si le plantan cara. Los abuelos son la mejor opción, apenas si se defienden cuando les asaltan.

Polígono Sur. Marrón y blanco Polígono Sur, lo más parecido a un campo de amapolas que conoce. Allí en el llano, detrás del muro donde pintaron aquella paloma con grandes alas abiertas, allí se refugia. Saca del bolsillo de la cazadora el kit del perfecto toxicómano: cucharilla con el reverso ennegrecido, mechero, una “flauta” ya usada varias veces, un pequeño bote de jugo de limón y el material recién adquirido. Hace tiempo que no usa goma ni cinturón para encontrarse la vena, un callo enorme cubre la zona donde buscar, pinchará una y otra vez hasta encontrarla.

Bombeo, dulce bombeo.

Ya no hay dolor, ni frío, ni hambre, ni recuerdo de la vieja que se parecía a su abuela. Sólo existe esa paz que desea se torne eterna, una jeringuilla colgada del brazo y un reguero de sangre seco que dibuja vetas sobre su piel raída.









Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 24
  • 4.29
  • 578

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta