cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Héroes
Humor |
09.10.13
  • 4
  • 5
  • 1053
Sinopsis

Una noche de viernes sin ningún plan mejor. Una aventura épica a punto de comenzar.

Desde tiempos remotos los héroes siempre han aparecido en momentos de gran necesidad, como enviados por una luminosa mano compasiva. Son más que un mero concepto, son una fuerza de la naturaleza que lucha por traer el equilibrio cuando la balanza se rompe y el orden se tambalea, cargando sobre sus hombros el peso de las esperanzas de un millar de pueblos distintos. Desafiando en su nombre a las tinieblas con el filo de su rectitud.

Así llegaron los tres, atravesando al galope las Tierras Muertas, donde las doce plagas de los Necrontir habían marchitado la vida y retorcido la muerte. Su luz atravesó campos baldíos y valles en penumbra, abriéndose paso entre esqueletos profanos y zombies descarnados por igual. Ni siquiera la muerte, en su certeza, pudo detenerlos.

Escalaron con manos desnudas los afilados riscos de la Cordillera Infinita, la cuna de los dioses, superando a los salvajes e indomables pueblos bárbaros y a las terribles bestias que anidaban en su cima. Penetraron en sus entrañas hasta alcanzar abismos de insoldable negrura,  más allá del Río de Fuego y el subcontinente oscuro. Vencieron en mortal duelo de ingenio al siniestro barquero, ganándose el derecho a navegar en su esquife construido con los huesos de cien dragones. Recorrieron en él las más oscuras simas y superaron traicioneros remolinos y abruptas erupciones de magma fundido, hasta finalmente contemplar su fatídico destino: el Castillo Negro, hogar del señor oscuro Vrakor cuya maldad infecta los mundos.

Caminaron sin miedo ni vacilación por el Puente de los Malditos hasta alcanzar la fortaleza donde su malvado némesis los esperaba. Vrakor, el brujo oscuro, que había entregado su alma inmortal a las fuerzas de los infiernos a cambio del poder supremo. El retorcido semidiós se burló de ellos, y sus malignas carcajadas retumbaron en la negrura del abismo. Sus ojos, pozos vacíos como el índigo, crepitaron de impío poder cuando realizó los signos y pronunció los nombres prohibidos. Ante los infatigables héroes el puente sobre el río de llamas se resquebrajó. La misma creación tembló ante el terrible mal que el brujo había desatado. De las llamas del delta carmesí rugió una horrible bestia llameante que se alzó con una violenta erupción. Frente a ellos apareció Belial, Señor de la Llama Eterna, rey de los demonios del cuarto círculo.

Pero su determinación no admitía duda. Daighun, caballero de la Luz de Plata dio un paso al frente y desenfundó su espada sagrada. Protegido por su armadura carmesí, fabricada por los enanos con las escamas de un dragón y su escudo de hierro meteórico, su virtud era un muro contra el que se estrellaban sus enemigos. A su lado, Calewyn Manoelvar, el legendario guardabosques hijo de hombre y elfo, desenfundó su certero arco, fabricado con la cornamenta de un dios del bosque y lanzó dos rápidas flechas que cegaron al diablo. Con la impía furia del abismo, la bestia rugió y vomitó un terrible hálito de llamas negras por sus horribles fauces que los envolvió completamente.

Pero aún debía de decir su última rima el hechicero. Con palabras de poder y gestos de su mano, un escudo de pura magia se interpuso entre ellos y una horrible muerte, pues así lo quiso Ladrian, el enigmático archimago, que había dominado las doce escuelas y bajado de su torre para enfrentar al mal.

-Vale, tira por daño -dijo el que narraba-. Son 3 dados de 6 más 5.

-¿Cómo? Tío, pero si tengo una armadura de placas de dragón +5... eso me protege del fuego -comentó Antonio no muy convencido.

-Si, pero solo te protege del fuego -concretó Marcos, el narrador-. Esto es fuego infernal. Es... otro rollo...

-¡Si hombre, y un cojón...!-resopló indignado su interlocutor.

-Yo le quiero tirar un Proyectil Místico -declaró Rodri-. ¿Puedo tirar ya?

-No, coño, espérate un momento -se exasperó Marcos, sobrecargado-. Primero el daño por fuego.

-Pues esto es una mierda. Si lo sé me hago un puto mago y me lío a tirar rayos por el culo...-se quejó Antonio.

-¿Y mis flechas le hacen algo o son de mentira?-bromeó “Jose Mari”.

-Anda, vamos a dejarlo aquí y nos comemos una pizza, ya seguiremos luego...-cortó el que arbitraba la partida.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Me ha recordado a algunas de mis tardes-noches con amigos, un gran guiño a los lectores del mundo fantástico y a los incomprendidos de los juegos de mesa (vistos muchas veces como geeks sin vida social haha). Un saludo!
    No me sorprende que te haya dado esa impresión, lo cierto es que hay más guiños de lo que parece, pero que es imposible enterderlos a menos que se vean desde una única perspectiva. La verdad es que el relato en sí está basado en mis amigos cercanos; cuyos nombres pueden dejarse entreveer en los de los héroes. Daighun, Calewyn Manoelvar y Ladrian, corresponde respectivamente a Diego, Carlos Manuel y Adrián. Y los nombres de los personajes que juegan dicha partida sería algo así como un alter ego. Yo mismo sería Marcos, el narrador. Este relato lo escribí para ellos, pero se me ocurrió la idea de compartirlo. Como siempre, un placer contar con tus opiniones. Un saludo.
    Ambas historias por separado me gustaron, si, quizás, la primera, por su función, peca de demasiados adjetivos, pero,no sé, juntas, con el diálogo cómico posterior, no me parece la historia en sí pícara, sino disonante, aunque comprendo muy bien el guiño que le ofreces al lector. De todas maneras, repito, es mi opinión personal..Saludos.
    Muchas gracias a ti por pasarte, leer y opinar. Me anima mucho a seguir escribiendo las opiniones, sean positivas o no. Me alegra que te haya gustado, casi podría decir que está basado en hechos reales. Un placer y un saludo.
    Sergio, acabo de descubrir tu espacio literario aquí, ¡y me ha encantado este relato! De inmediato me atrapó la trama (tengo que decir que me gusta mucho el género fantástico, y has conseguido que me sumerja de lleno en la historia); y el desenlace fue una sorpresa total: me gustó mucho. Aprovecho para agradecerte la visita a mi rincón de historias, un abrazo.
  • Las estrellas se han alineado por fin. El Durmiente despierta tras extraños eones y se prepara para traer la extinción del hombre. La locura y el caos se extienden como una plaga y una tormenta sin precedentes azota las costas del mundo. ¿Es este el fin de la humanidad o habrá una forma de sobrevivir al día del Antiguo?

    Hay historias más antiguas que el propio tiempo.

    El anticristo está entre nosotros y es español ¡Que Dios nos coja confesados!

    Muchos misterios pueblan este mundo cuyo nombre se ha olvidado con el paso de las eras. Pero nada hay más oscuro y neblinoso que el continente de Kathak, el último bastión de la civilización. Una decena de ciudades resisten el hambre y la guerra bajo un sol muerto: la ciudad de libre comercio de Ponthos, la joya del desierto de Azure, el paso de Bal Sharok. Todas ellas gobernadas desde la distancia por los decadentes reyes nigromantes, siempre en guerra perpetua para así calmar su hastío imperecedero.

    El Pueblo de la Colina sobrevive en una tierra baldía bajo un sol moribundo, ignorantes que hay poderes más allá de su comprensión que busca su desaparición. Poco a poco descubrirán el terrible legado dejado por sus ancestros y la magia maldita que gobierna ese desolado mundo.

    Más allá de la cordura se halla un umbral que es mejor no traspasar, pues podemos encontrar una verdad demasiado horrible que aceptar.

    Aquí acaba este maratón de historias cruzadas en un mundo que ya no nos pertece solo a nosotros.

    El mundo ha cambiado. Ya no es lo que todos conocemos, como aprenderán los protagonistas de estas historias cruzadas.

    La profesión de aventurero ha conocido tiempos mejores.

    Un nuevo comienzo.

  • 23
  • 4.53
  • 330

"Hay un viejo dicho que circula por ahí que dice que los artistas que crean los mundos más siniestros son normalmente mejores seres humanos, presumiblemente porque consiguen purgar en la ficción toda esa mierda que nos hacen al resto tan miserables y cabrones." -Brian K. Vaughan, guionista.

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta