cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

29 min
HIJO DEL DRAGON
Reales |
15.10.20
  • 0
  • 0
  • 40
Sinopsis

RELATO UN POCO LARGO ME GUSTARIA ME DIERAN VUESTRA OPINION

INTRODUCCION.- He puesto a este relato el título el camino del dragón, ya que su personaje principal es Drazen Petrovic, el cual falleció en un accidente de tráfico en 1993. Al morir le hicieron una entrevista a Michael Jordan, en la cual definió a Petrovic como el dragón, y el último libro que se ha publicado se llama “Petrovic, los años del dragón”. No se si lo de dragón se deba a que Petrovic nació en 1964 con lo que sería del signo dragón según el horóscopo chino.

PARTE I. INFLUENCIAS EN MIS RELATOS.
 

Hice un curso de energías renovables  que me influyó al escribir estos relatos, también tenía un amigo al que yo le  compraba una revista ecologista llamada “Integral” cuando iba a la capital de la provincia, en concreto Orense. Yo soy de un pueblo donde no la vendían y solía leer varios artículos mientras viajaba. Hace poco me hice socio de Greenpeace porque el medio ambiente puede que dentro de unos años sea un problema más grave. Otro motivo que me influyó a escribir fue Drazen Petrovic, pero fue por mi abuelo que le encantaba como jugaba. Veía con él todos sus partidos, siempre queríamos que ganara Yugoslavia. Mis relatos están basados en hechos reales, igual invento alguna frase para que quede mejor, pero podéis comprobar en Internet que es cierto lo que digo. Aquí en Europa, Petrovic es muy conocido, ya que jugó en el Real Madrid de Baloncesto y sus duelos con el Barcelona son memorables. Se decía en la cancha que era un maleducado y un provocador, pero fuera de ella era amable, educado y callado.

PARTE II. ¿QUIEN ES DRAZEN PETROVIC?
 

Drazen Petrovic fue un jugador de baloncesto europeo cuya carrera transcurrió durante la década de los 80 y principios de los 90. Nacido en Sibenik (Croacia), es considerado para muchos como el mejor jugador europeo de la historia y fue el primero que rompió la hegemonía americana en la NBA, quizás en Latinoamérica no sea tan conocido, pero en Europa era una estrella deportiva. Hizo partidos que quedarán en la leyenda del baloncesto como en el que anotó 112 puntos. Los equipos en los que jugó fueron el Sibenik, la Cibona, el Real Madrid de Baloncesto y ya en la NBA, los Portland Trail Blazers y New Jersey Nets. Sus duelos entre el Real Madrid y el Barcelona quedarán para la historia por su intensidad y la cantidad de grandes jugadores que militaban en los dos equipos. Falleció en un accidente de tráfico cuando estaba en la cima de su carrera deportiva. Ese momento se recuerda como un día triste para todos los aficionados al baloncesto.
 

PARTE III. ¿QUÉ ES LA CORRIENTE DEL GOLFO?
 

De la corriente del Golfo, que hablaré más adelante, nace en el Caribe, lleva agua cálida a toda Europa y hace que el clima europeo no sea tan frío. Si esa corriente se paraliza podría producirse una glaciación. La paralización provocaría el derretimiento del Ártico, que mezclaría el agua dulce del deshielo con el agua salada del mar, al mezclarse la corriente del golfo se paralizaría y el agua cálida del Caribe no llegaría a Europa.

PARTE IV.- MENSAJES EN UNA BOTELLA
 

A) Hace diez años tuve un periodo de mala suerte continua y mi distracción era interesarme por la vida de Drazen Petrovic. Se me ocurrió un día comprar una camiseta suya, la que uso en los New Jersey Nets. Llevaba el número 3 y era de color azul. Además, compré un DVD de un partido suyo. Entre varios encuentros opté por el Real Madrid-Snaidero Caserta, donde Petrovic estuvo magnífico anotando más de 60 puntos. Ese partido lo vimos mi hermano y yo y nos dejó un grato recuerdo ya que fue un gran espectáculo.

Yo volvía a mi lugar de trabajo en Guadalajara, a 60 km de Madrid, cuando un día me llamó mi hermano y me propuso comprar un piso en la playa. Al final me gustó la idea. Cuando era pequeño la playa me atraía y acepté. Miramos en varios sitios, pero en esa época los pisos no eran baratos y sobre todo en la playa, al final encontramos uno a buen precio en Aguiño-Ribeira, a los propietarios les urgía vender para pagar sus deudas. Poco tiempo después me enteré por el telediario que desde el Atlántico Norte se había lanzado una botella que está a 3 km de mi casa. En el mensaje invitaba al que lo encontrara a acudir a la cumbre del agua potable, es curioso porque el Ártico es una de las mayores reservas de agua potable y como he indicado en la introducción la que puede provocar la paralización de la corriente del golfo por su derretimiento. Esta cumbre se iba a celebrar en Sibenik, ciudad donde nació Drazen Petrovic. Pasado el tiempo se tiró otra botella, esta vez de Cabo Verde, esta botella llegó a Puerto Rico, en ella decía que se pusiera en contacto el que la encontrará con los que la habían arrojado. El marinero que tiró la botella se llamaba José María Casi Ferrer. Nosotros le compramos el piso a Arsenia Casi Ferrer, no puedo asegurar que sean familia, aunque todos los indicios indiquen a ello. Por último, hace dos años llegó una botella procedente de New Jersey a una playa cerca de mi casa en Ribeira, la cual contenía un billete de lotería y un email. New Jersey Nets fue el último equipo en el que jugó Drazen Petrovic. Me pregunto si la corriente del golfo de la que hablé anteriormente ayudó a llevar a su destino esas botellas a las playas donde fueron halladas.

B) Por otro lado, en el libro “Mensaje en una Botella” la historia se desarrolla principalmente en Boston, cuyo equipo Boston Celtics, era en el que quería jugar Petrovic  y en la ciudad de Willington, desde donde el protagonista del libro tira una botella con un mensaje de amor a su esposa que había fallecido. En esa ciudad pasó su infancia y juventud Michael Jordan. Al final del libro, el marinero quiere que un mensaje llegue a Europa por lo que intenta adentrarse en el mar con su barco y que la corriente del golfo lleve ese mensaje. Al final muere porque lo sorprende una gran tormenta y su velero se hunde, aunque logra arrojar al mar la botella con la nota de amor. El libro citado se publicó en 1998 mismo año en el que se comenzó a emitir la serie Dawson Creek's, de hecho la compré. Es curioso porque el rodaje se hizo en Willington, pero en la serie la historia se desarrolla en Capeside una ciudad ficticia de Boston.

Nota.- En el libro “Mensaje en una Botella” la periodista es de Boston, equipo en el que prefería jugar Petrovic, mientras que en la película del mismo nombre la periodista es de Chicago, equipo donde jugo Michael Jordan.


PARTE V.- LOS DELFINES.

Recuerdo que cuando vivía en México y viajaba en avión hacia el lugar donde nacimos mis padres y yo, Galicia (España), casi nunca fui directo y tuvimos que hacer escalas, en concreto tres. La primera etapa cuando era niño el transbordo era en Montreal (Canadá). Cuando era adolescente era Miami, de allí partía hacia España y la tercera parada era en un aeropuerto de New York que está en la zona de New Jersey, esa fue la última ciudad que pise en América. Desde hace 30 años no he vuelto y de esa ciudad era el último equipo donde jugó Drazen Petrovic, los New Jersey Nets y que aparece como protagonista en varios de mis relatos.

 Sobre Miami, estas vacaciones fui a la playa de Corrubedo en Galicia, que es un parque natural protegido. Yo vivía en la Calle Francisco Lorenzo Mariño, Mariño significa marino en gallego. Esos días mi hermano sufrió una trombosis y para tenerlo entretenido compré un balón de fútbol americano en el Corte Inglés, tampoco podía hacer muchos esfuerzos por lo que nos dábamos pases con el balón. En ese lugar me vino a la mente un jugador de los delfines de Miami, Dan Marino que era muy famoso en la época de mediados de los 80. La primera vez que vi delfines fue en una excursión cuando estaba en el servicio militar en Ceuta e iba a la Expo de Sevilla de 1992. Varios delfines nadaban paralelos al barco y fue una bonita experiencia porque nunca los había visto. Fuimos a la Expo y cuando volví la gente decía que estaba cambiado. En el servicio militar estaba muy delgado y bastante débil, por lo que lo pase mal con los esfuerzos, a partir de mi encuentro con los delfines la gente me trataba mejor. He leído que los delfines pueden ayudar a los niños autistas, tengo un amigo en Sevilla que me preguntaba si lo era, ya que no suelo hablar mucho. Volviendo a la historia mi primera ciudad en hacer escala fue Montreal, la bandera de Montreal es una hoja de arce de tres hojas, al principio querían que fuera de dos, pero al final la hicieron de tres porque se veía mejor. La hoja de arce de la bandera está relacionada con la naturaleza. Recuerdo que en Montreal jugaba un equipo de baseball llamado los Expos de Montreal. Le pusieron ese nombre por la Exposición de Montreal de 1967, le veo un poco de casualidad con la de Sevilla de 1992, donde vi a los delfines. Sobre la hoja de arce de la bandera de Canadá se puede añadir que de este árbol se hacen los bates de baseball.

Los deportes de Estados Unidos y México que más se siguen son el baseball, el fútbol americano y el baloncesto. Y hablando del derretimiento del Ártico que menciono en mis relatos y la paralización de la corriente del Golfo, los temas de la exposición de Montreal eran el hombre y el Ártico, el hombre y los océanos y dos temas más sobre el hombre.

PARTE VI.- JUGADORES DE BALONCESTO QUE APARECEN

Hubo un periodo de tiempo en el que el baloncesto estaba muy vinculado a mi vida y a la de mis amigos y familiares, cosa que no es muy normal en Orense y Santiago de Compostela, donde los equipos no militaron muchos años en la liga ACB en la década de los 80 y 90, por lo que relato las siguientes casualidades:


Cuando comencé a preparar las oposiciones en Orense de lo que actualmente trabajo, funcionario de justicia, hubo un torneo de baloncesto a 100 metros de mi academia. Cerca de allí estaba alojada en un hotel la selección española y por la ventana del hall vimos a todos los jugadores. Años después cuando hice el servicio militar en Ceuta me enteré que de un reemplazo anterior eran Romay y  Tomás Jofresa, jugadores de baloncesto.


Un amigo mío se encontró con Joaquín Costa, jugador del Barcelona, en un pub y empezó hablar con él. Mi padre en un avión que lo llevaba a Madrid se encontró con Sabonis y Romay, él no lo sabía quienes eran, ya que vive en México, y allí el baloncesto europeo se ve poco, pero había una foto de ellos en el periódico que leía.


En el piso donde estaba alojado en Santiago acudía a las fiestas que hacíamos un jugador americano del Clesa Ferrol, en aquella época equipo ACB, no recuerdo ahora el nombre. En el año en el que murió Petrovic (1993) viajaba en el tren a Santiago de Compostela, el tren se estropeo y nos pusieron un autobús, al lado mío se sentó una persona que decía que era catalán y era periodista de baloncesto. Me gusto hablar con él, me subió el estado anímico, que en aquella época era bajo, me empezó a hablar de jugadores de baloncesto y me gustó.
 

Donde trabajé hace años en el anatómico forense de Madrid se hizo la autopsia a Fernando Martín, allí estuvieron presentes varios jugadores del Real Madrid. Un día vi a Joe Arlauckas jugador del Real Madrid, paseando por Santiago de Compostela. Hace tres meses me encontré a Romay en el aeropuerto de Vigo. Hace años acudí a un psicólogo que es amigo de Clifford Luik, quien fue entrenador del Real Madrid en la temporada que jugó Drazen Petrovic.

En Guadalajara, yo coincidí en un piso compartido con un campeón olímpico soviético de remo de los juegos olímpicos de Múnich, Zurab Koperia, tenía amigos también campeones olímpicos de judo y otras disciplinas.


PARTE VII. DURMIENDO CON FANTASMAS.
 

Una vez cuando vivía en Oviedo, me apareció en el messenger una página de propaganda para buscar pareja. Siempre ponía las mismas frases y había enlaces con diferentes páginas web relacionadas con lo mismo, buscar pareja. Yo iba al ciber, me ponía los cascos y escuchaba La princesa de mis sueños de OBK. Cuando me conectaba al messenger siempre me aparecía la propaganda mientras, yo oía dicha canción y respondía al anuncio poniendo frases de la melodía. Después de varios meses seguí chateando y haciendo lo mismo. De repente me cancelaron el messenger y me saltaba un mensaje que decía algo así como mi seguridad estaba en peligro, pero seguí haciendo lo mismo desde otra cuenta que tenía en hotmail.

 Un día me marché vacaciones a la casa de mi familia. Tenía un poco de pensamiento referencial que es algo parecido a lo que le ocurre al protagonista de El Show de Truman o a los participantes del programa Gran Hermano, en otras palabras, sentirse vigilado. En casa con mi familia utilizaba el ordenador de mi hermano y me seguía saliendo la propaganda pero no le hice caso esos días, aunque hice compras por Internet. El funcionamiento del ordenador era raro porque saltaba de una página web a otra. Yo tenía insomnio y llevaba dos días sin dormir.

 Un día presentí que iba pasar algo, sobre todo porque era día 23 de julio, el número de Michael Jordan. Lo primero que hice fue decirle a mis hermanos que me llevaran al médico por el insomnio, seguidamente encendí el ordenador, estaba bloqueado, ponía que estaba intervenido por la Dirección General de la Policía. Yo con el insomnio y el pensamiento referencial me puse nervioso, sobre todo, por las compras que hice por Internet por si habían accedido a mis cuentas. Mi hermano me dijo que qué había hecho y que me iba llevar al médico. Al final lo que le había entrado al ordenador era un virus. Pero ocurrió algo más, me hicieron llamadas al móvil desde teléfonos desconocidos y en el buzón de voz aparecían voces tipo psicofonías. Yo en aquella época debido al pensamiento referencial llamaba a páginas de tarot, en concreto, a una que era de ponerse en contacto con los espíritus. Lo hacía porque he trabajado con forenses y escribía relatos de personas fallecidas, en este caso de Drazen Petrovic, relatos que he publicado en Internet. Era curioso porque esos días me aparecía en la propaganda del messenger una cheeleader que relacioné con los equipos de la NBA.

 Volviendo a la historia, mi hermano me dijo que le diera el teléfono. En él salía un símbolo parecido a una avispa, cuando le di el teléfono a mi hermano, se apagó de repente. Yo estaba muy nervioso, me llevaron a urgencias y me ingresaron en un hospital psiquiátrico. Estuve dos semanas y me dieron el alta al encontrarme más tranquilo. En el hospital me sentía solo y abandonado. En las tiradas que me hacían en la línea del tarot salía con frecuencia la carta del ermitaño y la sensación era de que iba vagando por el bosque y que nadie me haría caso, como desconectado de la sociedad. Al final me pusieron medicación que sigo tomando hasta el día de hoy y las cosas van mejor, ahora tengo más cuidado en Internet y al utilizar el móvil.

 Otra canción que oía frecuentemente y escribía frases en el messenger era Durmiendo con fantasmas de Placebo. La canción habla del medio ambiente, en concreto del calentamiento global que los gobiernos  ocultan y que las almas gemelas nunca mueren. Entré el 23 de julio, el número de Michael Jordan, pero salí un 3 de agosto, el número de Petrovic. Mi compañero de habitación se apellidaba Romay  y medía cerca de 2 metros. Romay era conocido porque fue compañero de Drazen Petrovic en el Real Madrid en el puesto de pivot.

 

PARTE VIII. 1984 LOS ANGELES


Era el año 2006 cuando tuve un periodo de mala suerte de manera continua, lo que me hizo estar bastante inestable mentalmente. Para distraerme y olvidarme un poco de lo que me ocurría leía libros. Algunos me los prestaban, otros eran míos. Empecé a leer el libro “1984 el gran hermano te vigila” ante lo que mis compañeros de trabajo me dijeron que no leyera ese libro, entre otras cosas, porque en ese periodo sentía que me vigilaban. Decidí dejar de leerlo. Lo tenía en un cajón de mi escritorio hasta que un día lo saqué. Vi que había una hoja marcada, leí esa página y trataba de un personaje llamado Hingis, el cual era un especialista en propaganda, pero un inepto en lo relacionado con su trabajo. De repente me fijé en la agenda del escritorio, allí estaba escrito el número 666. Esa cifra ya había aparecido en varias ocasiones en mi vida.

La primera de ellas fue cuando vivía en una pensión en Santiago de Compostela, en dicha vivienda había una inscripción, en la que decía que el edificio se construyó en 1666.

 Otra vez que apareció el número fue cuando compré con mi hermano un piso en Ribeira (La Coruña). Está ciudad está hermanada con Newark (New Jersey, ciudad donde jugaba el equipo de Petrovic), la cual es la tercera ciudad más antigua de Estados Unidos y fue fundada en 1666. En ese periodo me interesé bastante con ese número, por lo que lo consultaba mucho Internet. Encontré varios significados, pero el que más me llamó la atención fue el del carbono (6 protones, 6 electrones y 6 neutrones). El dióxido de carbono provoca el calentamiento global.

 Mis primeros relatos los hice por indicaciones de un homeópata, que me decía que escribiera relatos para conocerme y dependiendo de esos textos me daría el medicamento más conveniente. El homeópata, que es filandés, me dijo en una ocasión que conocía a Valo, cantante del grupo Him, uno de mis grupos favoritos. Una canción de Him se llama Dulce melodía 666. Al grupo Him lo han relacionado por los temas de sus canciones con el príncipe de las tinieblas. Ambos tienen melodías relacionadas con el esoterismo.

Yo soy gallego y un personaje que me llama la atención es Pitágoras, creador del teorema del mismo nombre. Esta teoría define el triángulo equilátero. La bandera de Galicia se puede ver de dos maneras. La primera como una bandera blanca con una franja transversal azul y la segunda  como una bandera con dos triángulos equiláteros opuestos. Cuando vi la película El día de la bestia, de Santiago Segura, se decía que el anticristo iba a nacer en una superficie triangular y hay pocas banderas con esta forma. 

Tras leer el libro “1984 el libro el gran hermano te vigila”, la mayoría de mis relatos tratan sobre el jugador de baloncesto Drazen Petrovic, que en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en 1984 tuvo lugar su  estrenó en un gran campeonato. Allí consiguió la medalla de bronce. En esos Juegos también participó Michael Jordan, quien jugó y ganó la final contra España.

Nota.- En 1984 mis padres eran encargados de una mueblería y ferretería llamadas Los Ángeles. El barrio donde estaban situadas tiene el mismo nombre.

Nota.- Los Juegos Olímpicos de Los Ángeles casi fueron el debut de Petrovic en una competición internacional, donde consiguió una medalla olímpica. Antes había participado en un europeo aunque en esa ocasión Yugoslavia no quedó muy bien, creo recordar que obtuvieron la séptima plaza y Petrovic apenas jugó. También en 1984 se produjo el debut de Michael Jordan con la selección estadounidense consiguiendo el oro olímpico. Luego Jordan no fue a la NBA porque prefirió terminar su carrera universitaria de geografía.

PARTE IX. LA DAMA SE ESCONDE.
 

Esta historia ocurrió hace más de 25 años a mediados de los 90, aproximadamente la fecha en la que falleció Petrovic (creo recordar que era el curso escolar 93-94). Cuando vivía en Santiago de Compostela donde encontré trabajo al aprobar una oposición. Allí alquilé una habitación en una pensión.

El primer año pasaba bastante tiempo metido en la habitación porque soy tímido y me cuesta relacionarme. Ya en el segundo año, la dueña me cambió a una habitación más grande, allí tenía como vecina a una chica que se llamaba Patricia. Al principio se la veía frecuentemente, pero luego solo venía algunas veces.

 Un día por la noche, aparentemente no había nadie en la habitación, pero empecé a oír como respiraciones, como alguien sofocado, no sé si fue fantasía mía. A partir de ahí pegué la cama a la pared, por si volvía a oír algo, pero desde entonces no volví a escuchar nada y pasaron semanas sin que yo la viera a ella, pero presentía que allí había algo.

Cuando iba terminar el curso, yo estaba intrigado. Vi que la puerta de su habitación estaba abierta y la abrí, no vi nada anormal, pero me enteré que estudiaba derecho porque tenía una pila de libros de leyes en el suelo. Al día siguiente ella se marchó. Yo no me sentía bien porque estaba como enamorado de ella. Estuve así varias semanas hasta que se me fue pasando. Quería que volvieran las clases y volver a verla.

 Pasé todo el verano esperando, pero no volvió. Pregunté a la dueña y me dijo que era de Vilargarcia, a unos 60 kilómetros de Santiago. Quería volver a verla y por intuición miré en los trenes que venían de allí. Fui a ver el primer tren que coincidía con las clases y la encontré. Le dije que si había estado en la pensión y me dijo que sí. Le confesé que me gustaba, pero ella me dijo que ya tenía novio. Le pregunté si quería ser mi amigo, me dijo que sí, me dio dos besos y me marché. Fue la última vez que la vi.

Me tuve que marchar de la pensión porque me traía malos recuerdos. Me fui a un piso compartido para olvidar lo sucedido. En el piso veía que mis compañeros salían por la noche. Al verlos, yo también salía, pero lo hacía solo. Fui varias veces a una discoteca donde todo iba normal, pero de repente una persona se puso detrás de mí. Tenía un aspecto siniestro. Me parece que llevaba un bastón y gafas, estaba inmóvil y muy pálido como si llevara maquillaje e iba vestido de negro. El aspecto del vestuario era como el de los niños que aparecen con un globo terráqueo en la canción de Belinda Carlisle Heaven is a place on Earth.

Carlisle tiene un significado especial para mí e investigue sobre el nombre. Tras varios meses encontré que también es un condado de Inglaterra e investigando más a fondo descubrí que ese lugar es muy conocido porque allí en la década de los 60 se fotografió a una niña. En el revelado de dicha diapositiva apareció una persona alejada con un traje de astronauta al que llamaron el astronauta de Solway. Días más tarde, al fotógrafo se le presentaron dos personas que se identificaron como hombres de negro y le hicieron preguntas sobre lo sucedido.

 Volviendo a la historia, yo, en principio, no le di importancia al señor misterioso. A la semana siguiente fui a la misma discoteca y esta persona se volvió a poner detrás de mí. Luego estuve paseando por la discoteca hasta que me quedé quieto en un sitio. De repente noté como que alguien me metía una mano en el bolsillo de atrás del pantalón. Me di la vuelta pero no había nadie. Fui unas semanas más a la discoteca y ya no volví a ver al señor misterioso. Después dejé el piso donde estaba y me fui con mis padres a su casa de Orense. Solo iba a Santiago de Compostela a trabajar y  recorría todos los días 200 kilómetros, 100 de ida y 100 de vuelta.

 En casa de mis padres me encontraba mejor, hasta que de repente, empezaron a salir pintadas en las paredes de una calle por donde transitaba en Santiago mencionando frases relacionadas con el más allá. Las pintadas estaban repartidas por varias partes. Por un lado, había pintadas que hacían referencia a satanás, más adelante, había frases relacionadas con condenas psíquicas. Conforme se iba avanzando en la calle te encontrabas con textos de la Biblia que hacían referencia a bienes materiales, mientras que cuando más avanzabas veías frases como “A ET no le gusta este mundo, mi casa”. Yo me entretenía con las pintadas y en alguna manera me sentía integrante de ese juego.

 Las pintadas estuvieron unos seis meses y luego fueron desapareciendo. A partir de ahí, en la televisión sentía que me iban enviando mensajes. Los colores que más fuerza tenían eran el rojo, azul y verde. El rojo significaba algo así como que le gusto a alguien, el azul hacía referencia a un príncipe y el verde era un color malo, tal vez lo relaciono con el servicio militar donde no lo pase muy bien. También tenía significado el color negro que relacionaba con gente esotérica pero especializada en hipnosis.

Así fue pasando el tiempo. Anímicamente estaba inestable por lo que decidí ir a un psiquiatra y me recetó antipsicóticos que me han estabilizado volviendo a normalizar mi vida.

Las cosas que ocurren no sé si serán porque tengo un amigo que es Licenciado en Historia y se dedica a investigar construcciones antiguas. Por este motivo hemos estado en sitios muy raros con símbolos grabados, algunos de los cuales pudieron hacerse mediante rituales esotéricos. Perdí el contacto con mis amigos del Instituto porque eran bastante traviesos cuando eran jóvenes. Una temporada se dedicaban a ir al cementerio por la noche a ver quién era más valiente. No creo que hiciesen rituales esotéricos, pero si les gustaban mucho los juegos de rol.


Nota 1- Respecto a este relato, en este periodo lo que hacía era oír los 40 principales y como aparentemente, no estaba Patricia, tarareaba algunas canciones. La que más me gustaba era la de Always de Erasure. El vídeo tiene ambiente chino, aparecen letras del alfabeto chino y una geisha, un mago y al final sale una especie de dragón emitiendo humo. He leído sobre el vídeo y simboliza la lucha entre las fuerzas del bien y el mal. El último libro que se escribió sobre Petrovic se denomina los años del dragón. Michael Jordan en 1993 (año del fallecimiento de Petrovic) hizo comentarios sobre un dragón que aparecía en un vídeo póstumo dedicado a Petrovic. Sobre la mención del dragón, lo cierto es que Drazen es del signo dragón según el horóscopo chino, aunque desconozco si por eso se hicieron los comentarios que he mencionado.

Nota 2.- Sobre el libro Petrovic y los años del dragón, en ese libro se menciona cuál sería su futuro después de su temporada en los New Jersey Nets. Según el texto abandonaría la NBA para fichar por el Panathinaikos griego, jugaría una o dos temporadas en dicho equipo, para finalmente fichar por los Boston Celtics. Es curioso porque en ambos equipos aparece un trébol en su escudo. De ahí que se dijera que Petrovic sentía predilección por los equipos que tuvieran tréboles. El patrón de Boston es San Patricio y mi compañera de piso en la pensión se llamaba Patricia. La discoteca a la que iba se llamaba Apolo que es un dios olímpico griego.

Nota 3.- La sensación que tenía cuando caminaba por la calle de las pintadas era como la de estar en un estadio de futbol o en un pabellón. Te vigilan desde las ventanas y tenías la sensación de ser grabado por cámaras de televisión. Esto no debe ser tan raro ya que hay un capítulo de Los Simpson que trata sobre algo parecido. En este episodio a Bart le dan un medicamento que lo hace superdotado, pero con el tiempo siente que lo vigilan. Entonces roba un tanque del ejército y al final dispara un proyectil al espacio derribando un satélite de la liga de baseball que grababa los movimientos de todas las personas de la ciudad. 

 

PARTE X. LLÁMALO SUEÑO
 

He leído en revistas y he visto en programas de televisión que hay personas que durante un periodo de tiempo no saben lo que ocurrió en su vida. Recuerdo que tuve dos ataques epilépticos, uno cuando tenía 3 años y otro cuando tenía 11 años. Tras ambos mis padres me llevaron al médico, me hicieron pruebas y me dieron medicación. A los tres años de tratamiento me la quitaron.

Hubo una cosa intermedia, en la que desconozco que pudo pasar, debía ser 1982. Recuerdo que estaba viendo la televisión y de repente me quedé inconsciente. No recuerdo bien, pero pienso que veía luces azuladas y tenía un sensación agradable como un sueño muy profundo del que de repente me despierto y no puedo moverme. Esto es más desagradable, quiero levantarme, pero no puedo. Poco a poco voy recuperando el movimiento y al final con mucho trabajo empiezo a caminar tambaleándome. Voy al negocio de mi madre, una ferretería, quien al verme en este estado se asusta, pero no me lleva al médico al no saber que había ocurrido.

Fui a un homeópata, le comenté esto y me preguntó sobre si tenía la sensación de salir del cuerpo. Yo le dije que no. A partir de ahí empecé a usar gafas, tenía dolores de cabeza frecuentes y sangraba mucho por la nariz. Desde esta época dejé de relacionarme con la gente.

En mi habitación, un día mi madre vio a una persona que luego se desvaneció, aunque era de madrugada, por lo que lo más seguro es que fuera una sombra. Lo que si ocurrió es que una noche empecé a caminar dormido hasta que me despertaron mis padres estando yo en una especie de sonambulismo.

 Este relato se puede considerar el inicio de la historia.
 

Notas.- Los ataques de epilepsia los tuve en el año 1982-83, cuando se estrenó la película ET, la cual era la preferida de Dawson en la serie de la que es protagonista, Dawson Crece.

Cuando vivía en Santiago de Compostela había un grafiti en una pared cerca de mi casa que me llamaba mucho la atención. Era de un planeta señalado por un dedo de un extraterrestre en el que ponía: a ET le queremos ayudar pero no le gusta este mundo, mi casa.

 Yo tengo varios mapas de la tierra colgados en cuadros en casa. Cuando era niño, la asignatura que mejor se me daba era la geografía. Una vez el cartero me empezó a preguntar sobre las capitales de los países y acerté todas, justamente Geografía es la carrera que estudio Michael Jordan en la Universidad.

Este año me matricule en la UNED en Geografía e Historia, en las asignaturas de Historia Medieval en el primer cuatrimestre y en Derecho Administrativo en el segundo. Da la casualidad de que Jordan es Licenciado en Geografía y Petrovic tiene dos cursos de Derecho y cuando finalizara su carrera deportiva quería ser abogado.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Experiencias personales, es mejor leerlo.

    RELATO UN POCO LARGO ME GUSTARIA ME DIERAN VUESTRA OPINION

    Me hago una pregunta ¿Qué pasaría si no existiesen las corrientes marinas?

    Experiencia que tuve cuando vivía en México, en relación con las escalas de los aviones, cuando venía de vacaciones a España.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta