cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
HOJAS SECAS
Reales |
24.07.18
  • 4
  • 1
  • 579
Sinopsis

El árbol de Caucho se ha empezado a secar. Cuando llegué aquí, se veía fuerte y vigoroso, pero al pasar el tiempo sus hojas se fueron cayendo una a una hasta el punto de quedar en él sólo diez por cada rama; doy la cifra exacta porque no hago otra cosa más que verlo desde que los colores de la aurora penetran mis pupilas, hasta que el sueño se apodera de mi voluntad; y yo, como buen mortal caigo rendido ante su poderoso dominio. ¡Mira!, acaba de desprenderse una hoja de la rama treinta y dos de mi lado derecho. Las he enumerado de abajo hacia arriba para mayor agilidad en el conteo, si no me crees observa tú mismo. 

Desde este punto se puede ver todo el árbol de Caucho, bueno, en realidad sólo lo que puedo ver desde este ángulo porque no me permiten salir de la jaula en la que me encuentro o más bien en la que nos encontramos. Cuando me trajeron a este lugar, al que hoy se ha convertido como en mi casa  (por desgracia), sentí un gran temor por mi vida, pues había escuchado cientos de historias escalofriantes de lo que le sucedía a las personas como yo, pero todo fue cambiando con el tiempo, ya la vida para mí no es tan importante, lo que me suceda de ahora en adelante lo tomaré como algo normal, porque el noventa y nueve punto nueve por ciento de mi destino es morir aquí.

Mi amigo, a veces pienso que mi familia se ha olvidado del infeliz Benjamín; aunque en ocasiones el corazón trata de hablarme y  de inmediato me imagino a mamá, papá y la pequeña Deisy, que ahora no debe de estar tan pequeña, orando con fervor por  este pobre cristiano. Pero bueno, eso es otro capítulo del que no quiero hablar ahora.

Esta mañana, antes de que llegaras, se escuchó el ruido de un helicóptero del ejército. Jajaja, que risa me dio, el tipo que estaba meando debajo del viejo árbol de Caucho se asustó tanto que se llegó a mear las botas y el camuflado; que cobarde de mierda. Si te contara, debajo de ese árbol han sucedido tantas cosas que tal vez las veras con tus propios ojos. Pero de todas formas te adelantaré algo; ves aquella mujer, a la que le llaman la “India”, bueno, ella tiene sexo todos los viernes con el “Flaco” después de doce cuando el campamento duerme, el que se meó las botas. La pequeña se ve que está enamorada porque se le nota a simple vista; además, ha hecho un corazón en el tronco del Caucho y dentro está escrito las iníciales de sus nombres. Qué extraño, quién iba a imaginarse que en este sitio existía el amor.

Hasta hace poco estaba haciendo mucho calor pero gracias a Dios ha empezado a soplar una brisa cálida.   Para mí es placentero, pero pienso en el árbol de Caucho, es cruel ver como el viento le arranca la vida. Estoy airado conmigo mismo, simplemente por sentirme impotente ante el hecho de no poder hacer nada por este amigo que he conocido en la dificultad, quisiera salir y recoger todas las hojas que están regadas por el suelo, aunque sé que están secas, se las colocaría a como dé lugar en sus ramas, ahí es donde deben estar, por desgracia ya es demasiado tarde el árbol de Caucho a dejado caer todas sus hojas. Silencio. Ahí viene el guardia.

– Tomen, les llegó la comida. Recuerden que es sólo una al día, ustedes verán si se la acaban toda y no guardan para más tarde.

Bueno, ya se fue, comamos mientras trato de olvidar que un día tuve un árbol frondoso frente a mí.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 45
  • 4.58
  • 85

KARLOZ MAGNUS es el seudónimo utilizado por Carlos Mario Mesa Mejía, quien nació el 26 de agosto de 1986 en Montería-Córdoba, Colombia. Estudió sus estudios escolares en la Normal Superior de Montería, luego estudió un pre-grado en Licenciatura en Educación Básica Humanidades Lengua Castellana en la Universidad de Córdoba - Colombia y después de esto realizó con la Fundación Universitaria Católica del Norte sus estudios de Maestría en Educación. Actualmente se desempeña como Tutor Docente y a escribir un poco de literatura en sus tiempos libres.

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta