cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

3 min
Hombre
Reflexiones |
12.09.17
  • 4
  • 0
  • 143
Sinopsis

Sobre mi abuelo

Hay un tiempo en la vida donde el menor detalle es la punta más confortante y gratificante del día, donde el hombre por primera ves siente el dolor que opaca como suyo, y las tres cuartas sonrisas que tiene se transforman en una empresa difícil de cumplir, todos absolutamente todos pensamos en ese instante de sufrimiento, lo pensamos y respondemos a ese pensamiento de la manera más estoica, pero en realidad nos pasamos en el fondo de la alcoba como niños entre sollozos, entre suspiros creyendo por segundos que es mentira y por minutos que es verdad, pues no hay mayor sufrimiento en esta vida que ver como se agota una vida que sentiste inmortal, que sentiste un héroe insufrible, que sentiste que nada iba a pasar y cuando pasa simplemente todos somos religiosos. Hay minutos decadentes, minutos donde la esperanza se entremezcla con la saliva en una garganta seca, hay minutos de miradas inciertas, de visiones del pasado en el piso, mientras nos sentamos a esperar que el hombre salga de la habitación parado, diciendo como en un sueño: ya estoy sin el vasopresor y sin el tubo, mañana veremos el fútbol…, dentro de todo, dentro de todo ese tumulto de gente esperanzada, hay una ventana de aire donde los cambios favorables más mínimos en los análisis nos reconforta mucho más como si el mismo índice de mortalidad no significase nada; la vida y como ve el ser humano ésta, como mantiene la visión del futuro mediante sentimientos y como nos estresa el sonido de unos pasos. que es la vida? Al fin y al cabo es una explosión de sentimiento al final de ella, son todas las manos juntas de los que te aman, es la fe de lo que es y de lo que no es, es un poco de todo y un poco de nada, es lo que dejas y lo que llevas y a veces sobre nuestros hombros es un recuerdo de un hombre que enseña a un niño a atarse las agujetas, mientras este niño iba creciendo dejaba de recordar una parte de esa visión: en algún momento existió una mesa celeste, una silla de metal, unos zapatitos grises, pero nunca se olvidaría de la manos temblorosas, de las sonrisas satisfechas, de esa mano de pescador sin el dedo anular, de la mañana, del sol que hacía posible la visión y de uno o dos “papás”…
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 21
  • 4.64
  • 212

Me llamo Rafael, tengo 27 años, soy médico de profesión y escritor por pasión, regularmente billarista y peruano toda la vida...

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta