cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
HOY, UN HOMENAJE ESPECIAL...
Reales |
20.02.21
  • 4
  • 10
  • 556
Sinopsis

Se describe una convivencia tierna, hermosa , la que la fue muy especial.

Desde que lo vi, me impresionaron sus azules ojos, de mirada terriblemente felina. Entre más lo miraba, sostenía la mía, como si me pertenecía. Interpretaba …" tú eres mía”. Al principio le tenía temor, celoso y territorial. Nadie me visitaba, él amenazaba con su mirada a quien se me acercara. La relación se puso compleja, al comienzo, me esquivaba o me mordía, como una fiera y después todo cambió, me llegó a aceptar, hasta el colmo de reposar su cabeza sobre mis pies, tocándolos con su boca húmeda, como una reverencia. Y no he vuelto a sentir esa zalamería, ese mimo, ni a ver, fueron mis tiempos ¡vivos!. Era mi compañero...El que me esperaba parado en la ventana o sorprendiéndome detrás de la puerta. El que, en el almuerzo, rozaba su piel con la mía, como recalcándome “tú eres mía”. Yo agradecía ese gesto de posesión y acompañamiento. Tuvimos cinco años de convivencia. Él me acariciaba los pies, yo lo abrazaba como a un niño. Muchas veces se durmió en mi regazo, como un bebé recién nacido. Tuvimos buenos y bonitos días, pero un siete de noviembre, amaneció con los ojos vidriosos, desorbitados, adolorido...Lo llevé a la clínica, allí me dijeron que había colapsado por una afección renal. No pude evitar una intervención quirúrgica, aunque no la deseaba, pero, quería que, de cualquier forma, sobreviviera. Lloré… como enloquecida, mi amiga Nelly, estuvo todo el tiempo conmigo en esa travesía, de angustia, de dolor, porque no me aseguraban, que viviera... hasta le pedí a la Providencia que no me lo arrebatara, él era parte de mi vida...Volvió al hogar,  convaleciendose , pero, después,  siguió enfermo. Yo me agotaba entre sondas e inyecciones, cada seis horas, con antibióticos y comida especial, pero lo hacía con complacencia y con el amor que le ofrecía. Se levantaba a ratos, caminaba, siempre a mi lado, aunque con aflicción, seguía mirándome y humedeciendo mis pies, con su boquita. Y como la vida te trae misterios, un 19 de diciembre se quedó eternamente dormido, un día antes de mi cumpleaños, como para no echarme a perder alguna celebración futura. Ese día vinieron mis amigas, a ayudarme en su despedida. Trajeron mantas para él y para mí, flores...y tomando café, me daban consuelo. Le cubrí su cuerpo, lo abracé, como si estuviera despierto y le di el último beso.

Salimos como a la 1:00 pm para sepultarlo, acompañaron mis amigas, a una hacienda, donde existen muchos árboles. Allí debajo de un árbol frondoso de mango, lo enterré, hice un hueco, lo frisé con cemento, yo misma y cuando se secó, allí lo acosté. Así quedó mi último compañero: Mi Peluso, mi gato siamés, al que amé y nunca sustituí, aunque las recomendaciones, lo sugerían, como especie de compensación, no la necesité. Jamás será igual, cuando los criterios de “mascota” se cambian para ser un “familiar”.

 

En homenaje a mi Peluso, hoy, 20 de febrero “Día Internacional del gato”.

 La única especie animal, que tiene tres fechas de celebración, hoy, en recordatorio a la muerte del gato Socks Clinton, mascota del ex presidente Bill Clinton, que murió el 20.02.2009, el 8 de agosto, decretado por el Fondo Internacional para el bienestar Animal (IFAW) y el 29 de octubre, en estas fechas la “gatomanía” se impone.

 

Ana Sabrina Pirela Paz

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 82
  • 4.56
  • 19

Soy una aficionada a todo género del arte y me apasiona la escritura, la desarrollo como parte de mi actividad diaria. El cuento, el relato y la poesía libre me fascinan, como una manera de expresión, que la combino con mis actividades profesionales como abogada.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta