cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
Humanos vs. Maquinas
Humor |
04.03.18
  • 4
  • 8
  • 1179
Sinopsis

El hombre ha deambulado por el mundo evolucionando. Aprendiendo. La tecnología nos pone en jaque.

 

El boletín científico cayó justo delante de mí cuando ingresaba a la biblioteca.

Mi vista se dirigió inmediatamente hacia él, mientras me agachaba para levantarlo, alcancé a leer un titular que me dejó un poco inquieto.

Con letras muy grandes decía: “La evolución humana continúa”

Me senté en la mesa junto a la ventana, recordé la célebre frase del calvo líder de una banda de Rock de la década del ochenta que decía:

Recuerden, la tecnología  evoluciona, el hombre no.

Vamos arrastrando, así, durante milenios y milenios las mismas miserias humanas.

A la luz de los acontecimientos diarios, de los cuales no vamos a entrar en detalles, pues es sabido que el hombre condena o justifica los errores y horrores que comete de acuerdo a su formación, religión, inclinación política, color de piel o sexo como mínimo.

Pasemos a decir, entonces,  que  el descendido del mono, apareció por este mundo hace más o menos un millón de años, estuvo bastante tiempo ocupado en caminar como corresponde,  adquirir algunas habilidades, hablar algunas cuantas palabras, organizarse en sociedades rudimentarias e inventar algunas cositas que le andaban haciendo falta.

De esa época para acá, comenzaron todos los problemas consabidos, como ser:

Discusiones, peleas, envidias, avaricia, ambiciones desmedidas, infidelidades, robos, asesinatos, caprichos, celos y todo terminaba en una guerra ejemplar para recomenzar renovadamente al otro día con:

 Mas discusiones, peleas, envidias, etc., etc., etc. Y así sucesivamente unas tres millones de veces.

Volviendo al tema tecnológico, tomemos como ejemplo a un simple televisor.

El aparato se comenzó a vender en los comercios hace unos noventa años. Desde ese entonces, se ha transformado de ser un horrible armatoste, al actual LED de pantalla plana, negro, primoroso y con aspecto futurista.

Entretenido en estos pensamientos recuperados en el disco rígido de mi memoria, no me di cuenta, que había garabateado  las siguientes notas. Haciendo  referencia a los defectos que el hombre no había podido superar  y el artefacto antes mencionado, sí.  Sumé, además, algunas funciones que estarían muy buenas haber sabido desarrollar.

A saber:

*El rendimiento de los colores es de alta calidad: atributo exclusivo de los televisores porque los hombres lo están dirimiendo todavía a los tiros.

*Definición: Estamos esperando todavía que la gran mayoría de la humanidad se defina, si negro o blanco, hombre o mujer, liberal o comunista,  Messi o Ronaldo, etc., etc., etc.

*Conectividad: Los televisores  tiene la gran posibilidad de conectarse con todas las redes y con todos los hombres.

El hombre tiene la rara habilidad de conectarse con todas las redes y con el televisor.

*Encendido y apagado automático: con este modo, no quedan dudas sobre quiénes  son  los únicos impuntuales.

*Formato inalterable: el televisor sale del habitáculo que lo contiene y es perfecto e inalterable. Se puede volver a guardar tantas veces como se pretenda.

El hombre sale del  habitáculo que lo contiene y empieza a cambiar de formas, peso, tamaño  y colores, de tal manera que se vuelve como un producto chino, a la hora de querer guardarlo en su envase original.

*Control de volumen: esto es importante porque un porcentaje  de la población habla a los gritos, y la  gran mayoría pasa inadvertida.

*Sintonía fina: El colmo de la inteligencia. El televisor puede buscar  la imagen que necesita y con la cual tiene mejor sintonía y afinidad.

El hombre vaga toda su vida entre falsos amigos y peores amores en muchas ocasiones sin éxito ni sintonía.

*Control remoto: otra prueba más de la eficiencia del televisor, mientras éste es autosuficiente, el ser pensante, por comodidad, rango o estatus, debe recurrir a todas las personas que pueda a su alrededor para mandar a hacer una tarea  o simplemente para molestar.

*Cambio automático de canal. Una función indispensable para cuando se quiere cambiar el  tema de conversación  forzosamente o por conveniencia.

*Mute: de poseer esta función, habría gran numero de individuos que serían programados para que no molesten durante la mayor cantidad de horas al día. Especialmente los comprendidos en el apartado “Suegras”  o  los “locos iluminados con soluciones mágicas”.

*Resolución: comenzado el año 2018 la gran mayoría de los humanos no la posee

*Indicación del menú en pantalla: si el hombre habría podido desarrollar esta función, se ahorraría de escribir los tediosos curriculums laborales. Por otra parte, los empleadores se evitarían el trabajo de adivinar cuanto de lo escrito es mentira y cuanto no.

*Excelente Imagen: supongo que a esta altura, de la única buena imagen que podemos hablar, es de la del televisor.

Pero no son todas malas noticias, me he quedado casi hasta el horario de cierre de la Biblioteca consultando libros de todo tipo y he arribado a conclusiones brillantes.

¡Tranquilos!  Estoy seguro que aunque pasen muchos siglos, los televisores, nunca podrán  emularnos ni alcanzar gestos que nos definen.

Nunca pero nunca jamás, aprenderán a rascarse la entrepierna ni a roncar.

¡Aguante la Humanidad!

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Sus escritos son excelentes, siga escribiendo
    Tantos años de evolución y que haya servido para tan poco.... Me ha gustado por lo que te puede hacer pensar; si fuéramos máquinas....¡esto no pasaría!
    Muchas graciss Mrs Hyde, esa era la idea, divertirnos sin olvidar algunas autocríticas. Un abrazo
    Gracias Gustavo por el apoyo y por leerme. Hasta pronto, un abrazo.
    Muchas gracias por tu apoyo, tus palabras y por leerme Cometa. Un abrazo
    Un final épico para un genial relato. Un saludo
    Gracias Carlos. Por leer y comentar. Si, es una paradia de lo que somos y de nuestra involución a través del tiempo, repitiendo siempre los mismos errores. Un abrazo
    Triste y divertido al mismo tiempo. Un humor algo ácido. Me gustó.
  • Los sucesos y personajes de ese relato son ficticios, así como sus nombres, sus circunstancias sus cuentas bancarias y desarreglos emocionales. Cualquier similitud con personas reales o hechos concretos son producto de la imaginación y la perdida de la razón que últimamente experimenta el escritor. Deseo que este escrito se lea con el mismo el humor con que fue concebido. A mis queridos colegas de letras, los abrazo con el cariño, el respeto y la admiración que siento y merecen. PD: lógicamente quedo a la recíproca para cualquier juego que les parezca pertinente. Hasta la próxima.

    Hablemos sin saber un juego teatral que aunque parezca mentira, conlleva saber de todo un poco para poder inventar un poco más, además de una prolifera imaginación y talento para mentir, o no tanto.

    Este ensayo, nace de las largas horas de sillón, de no poder moverme de casa y de tener tiempo para aunar locas ideas que venían de visita hace un tiempo o hechos que han forjado nuevas en estos veinte días. Hablemos sin saber es un juego teatral, donde los participantes hablan sin prejuicios de temas de los cuales no tienen ni idea y donde se divaga en grande, como le he plasmado yo aquí.

    Recuerdos de infancia de un niño feliz.

    Alimenta al lobo. Parecerá juego. Él no sabe de eso, lo quiere todo. Y no es un juego de palabras.

    Viajar es un placer. Es un abrir los sentidos a disfrutar todo lo que se revela y nos llena el alma. A veces es imposible.

    ¿Que hace que no podamos hablar francamente de la realidad? Si todo es máscara, la vida no llega a ser algo. Se convierte en escenario del ridículo. Ficción diaria para darnos cuenta por la noche del terror de no ser ni significar nada para nadie. Y en esa ausencia de nosotros mismos, nace la obsesión por el otro, por lo otro. El fracaso de lo compartido, del mundo a partir del otro.

    El tiempo lo cambia todo. A veces no hay respuestas. A veces no hay perdón. Lo que perdura está grabado en un lugar con clave.

    Llegué por mar hasta el Golfo. En esos barcos había mucha más gente que en otros que había navegado. Me senté a comer mis frutas y escuché las habladurías de la gente. El Oráculo de Delfos siempre dice lo correcto a señores o viajeros. Y fui con mi pregunta hasta él. Con ojos inexpresivos habló.

    El espíritu navideño del dueño de un restaurante, provoca una fuerte reflexión sobre la condición humana en una joven cocinera, que debe modificar algunos detalles para cumplir con los deseos que se le pidieron.

  • 59
  • 4.53
  • 275

Soy águila. De las que vuelan alto. De las que ven sin proponérselo. Tengo maestros de los que no acepto palabras. Tengo lapices que dicen lo que siento. Cuando vuelo mi vuelo, cuando respiro mi cielo.

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta