cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
imperfecta
Reales |
30.11.11
  • 4
  • 5
  • 2592
Sinopsis

ser imperfecta, horriblemente...

Normal es lo como menos me siento hoy. Tengo miedos muy ridículos dentro de mi alma. Tengo miedo a fracasar, a desilusionar a las personas que quiero, a equivocarme nuevamente, a que no haya  un mañana y a olvidarme mi pasado. A quedarme sola, a no poder volver a disfrutar las cosas simples que tiene la vida, a que los de mas vean mi verdadero yo, a que no exista un dios o un infierno o a que si existan pero me obliguen a seguir en este plano imperfecto.

Tengo miedo de tantas cosas que me faltarían palabras. Miedo de amar, miedo de no saber lo que significa amar. Si, si, se que resultan muy contradictorios. Pero soy así. Algunas personas dicen que para los adolescentes es fácil vivir cuando no tienen que trabajar o mantenerse. Pero yo les digo.

No es verdad.

Por lo menos en mi caso. Sé que dirán: “otra tonta adolescente que se cree que matándose soluciona todos sus problemas”. Pero no solo nosotros mismo somos consientes de los problemas que tenemos. Nadie puede hablar que mis problemas son insignificantes si no los ha visto desde mi perspectiva, desde mi lugar. Yo no conozco los problemas de los demás y por eso tampoco los juzgo pero no me gusta que me juzguen a mi sin siquiera conocerme.

Puede que resulte incomprensible pero necesito compartir lo que siento con alguien. No puedo con mis amigos porque sé que no me entenderán y lo único que harán es contárselo uno por uno. Si lo sé, soy pesimista. Pero ya lo he vivido. Les digo algo y ya al próximo recreo del cole lo saben todos. Por eso mi mayor problema es que me encierro en mi misma, me aisló de lo que pasa a mí alrededor, no confió en nadie y por eso el vaso se va llenando a medida que caen las gotas pero siempre, siempre, el vaso se llena y el agua cae. Mis furias, mi enojo, mi desilusión, todos los sentimientos que me trague un día, al otro salen y hieren al primero que me hace enojar.

Sé que eso está mal pero por eso mal que mal necesito a mis amigos porque a pesar de ser chismosos, cuando me desquito con ellos no se enojan. Me aguantan las rabietas, los gritos, los golpes, etc. Eso me anima a seguir, a caminar. Puede que no sea perfecta o al contrario ser horriblemente imperfecta, pero sé que a pesar de todos los golpes tengo que salir adelante…

A pesar de todas las cosas malas que me han sucedido en estos catorce, casi quince (solo me falta una semana), tengo que seguir y seguir luchando porque si me hubiera detenido cada vez que choque contra un muro, entonces, hoy no estaría aquí. Aunque sin novio, sin saber quién es verdaderamente mi padres, porque esa es mi mayor peso, no saber si soy la hija de un violador o de el hombre que me crio. Ese misterio en estos días invade mi mente hasta que tengo ganas de llorar, hasta que me duele la cabeza. Un hombre, violo a mi mama desde los ocho años hasta los veintiuno que esta se fue de esa casa a vivir con mi “papa”. Nunca podre olvidarme la forma en que me entere de la verdad, escuchando detrás de la puerta mientras mi madre lloraba del otro lado y se lo contaba a su amiga. Me quede muda. Tener posibilidad de ser hija de semejante persona me ha marcado para siempre. Creo que nunca lo podre compartir con las personas que me acompañan cada día por miedo a que me rechacen…

Y volvemos al punto principal, mis miedos. Son variados y distintos. Por eso quiero compartir esto, parte de mi vida, porque sé que muchas personas juzgan a otras por hacer cosas sin saber porque esa persona hace lo que hace…

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • hola cielogris. O debo llamarte Ely... cuanto tiempo verdad? bueno, me alegra vuelvas de vez en cuando, aunque el tiempo nos apremia a todos eh? me encantan tus relatos profundos y sinceros, dan imagen tuya con la que muchas veces me identifico. me gusta leerte pq asi me comprendo a mi mismo en cosas que soy incapaz de imaginarme en mi persona. todos tenemos miedos. pero para eso estan los que nos quieren, para que nos ayuden a afrontarlos. animos. besitos. abrazos.
    Otro muy buen escrito tuyo. Noto profundidad en ellos. Todos tenemos problemas, unos más, otros menos. Y aun así: ¡Sigue adelante! La vida nos da tristeza, pero también alegrías muy valiosas: La familia y los amigos verdaderos. Esos que te quieren seas quien seas.
    Todos los adolescentes tenemos problemas enoooormes, o eso es lo que creemos. A veces hemos de aprender a seleccionar los "realmente" importantes y centrarnos en ellos dejando al lado las tonterías... Dalo todo por tu familia y, por supuesto, por tus verdaderos amigos :)
    Escribe tus comentarios...
    Tengo una frase para ti: "Preguntame la razón de mis acciones antes de juzgarme por ellas" Me ha gustado =)
  • Porque aun en la sombría penumbra del desconsuelo puede surgir una amistad.

    Porque ella siempre guardaría el secreto que nunca debió enterarse.

    ¿Qué piensas cuando te cortas? Esta es la versión editada de mi antiguo relato, ilustra la realidad de muchas situaciones que han vivido los jóvenes. No eres psicópata porque te cortas, tampoco eres masoquista ni loco, solo quieres escapar aunque sea por un instante de los problemas, aunque esta no sea la mejor forma. Aclaro, NO ESTA BASADO EN UNA HISTORIA REAL AUNQUE MUCHOS CHICOS/AS PASEN POR SITUACIONES PARECIDAS.

    Una problemática adolescente que no muchos comprenden pero que es la más común de todas: el estar insatisfecho con su cuerpo.

    ¿Qué harías si el amor de tu vida obstaculiza tus sueños?

    Nadie se da cuenta de lo que siente una simple niña, o de las amplias realidades que las fachadas aguantan.

    Una mirada a mi ser interior...

    Porque muchas veces la vida nos enseña pequeñas cosas, lecciónes que compartir...

    Una vida algo anormal, marcada por un hecho secreto que marca a Fiorella, la protagonista de esta pequeña novela. El destino tiene escrito un reencuentro con ese recuerdo, puede que para destruirla o fortalecerla, esa sera decisión de ella.

    Cuando añoramos volver al pasado.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta