cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Incubus
Fantasía |
01.07.12
  • 4
  • 8
  • 2634
Sinopsis

Íncubo - WIKIPEDIA - (del latín Incubus, in, ‘sobre’ y cubare, ‘yacer’, ‘acostarse’) es un demonio masculino en la creencia y mitologia popular europea de la Edad Media que se supone se posa encima de la víctima durmiente, especialmente mujeres, para tener relaciones sexuales con ellas, de acuerdo con una cantidad de tradiciones mitológicas y legendarias.

INCUBUS

Los arcanos se han despertado. La sangre de mis venas vertida sobre sus bocas, fluyendo a través de la fria piedra, ha hecho su efecto. Solo es cuestión de dias que recuperen sus fuerzas perdidas. La sangre les dá poder. Regenera sus tejidos. Permite que la seca telaraña que compone sus vísceras deshidratadas se empape hasta formar músculos, tanto mas poderosos cuanto mayor es la avidez que el ayuno genera.

Ya no son los dueños. Una nueva especie, surgida del abismo, ocupa el trono. La cúspide de la cadena alimentaria de la sangre. Los fuegos del infierno devoran su alma en el deseo más intenso. Un deseo que puede ser objeto de culto, por medio de la magia, o por el contrario puede adueñarse del corazón de un hombre volviéndolo codicioso por la belleza, por los labios más sensuales, los pechos más turgentes o el vello púbico diferente, bien por su rizado afrodisiaco, por su barbilampiña candidez o por el agreste sabor del trigo en el estío, pues tras el florido campo se oculta la tierra húmeda, la vagina que ha de ser labrada, arada, penetrada y trabajada hasta que el hijo de la naturaleza sea expulsado de su fértil vientre. Lo sé por que yo soy su padre, fruto y arbol de la semilla germinada.

Largas son las noches de verano, en las que el aliento cálido del mar exhala a través de las ventanas de mujeres hermosas, sudorosas, durmiendo desnudas sin apenas una hoja de parra con la que cubrir sus pieles, un sueño húmedo con el que su corazón late desbocado como yegua montada sin descanso en pos del amanecer. Son esos momentos de silencio nocturno, acompasado por el canto de grillos y cigarras, los que yo aprovecho para mis galopadas nocturnas. Me descuelgo entre la niebla como una muselina vaporosa hasta el lecho femenino agitado por las olas del sueño y la pasión. Después, ellas sienten mi presencia como si una estrella viniera a visitarlas en la noche cayendo del cielo. Sus muslos se abren para mí y la fiebre de los sentidos se apodera de mi alma, hasta que florecen nenúfares de mi falo erguido.

Después sobreviene la muerte. Y con ella, la vida. La de un nuevo retoño fruto de un sueño húmedo e inexplicable. El hijo de un padre sin cuerpo, un fantasma entre la tierra y el cielo. Un vampiro.

 Cuántos hijos habré tenido que no llegaron a discernir más allá de sus orejas. Bestias de carga con un solo propósito en la vida: el matadero. Pero este es diferente. Desde que era pequeño le acompañó una visión de la vida mas allá de las consideraciones materiales, hasta llegar a lo oculto. Ello le hizo interesante, a la par que peligroso. Durante años seguí su peregrinar, oculto tras el pellejo de un vagabundo. Al poco, la magia afloró en él.  Primero fueron pequeños milagros, como convertir agua en vino tras verter una gota de su sangre. Después, al descubrir en el más árido de los desiertos la interminable sed que se escondía tras su espíritu, aprendió a reanimar a los muertos ingiriendo de un trago su sangre marchita. Pero todo ello no es nada en comparación a cuando decidió compartir sus secretos, mezclando en un caliz el vino con su propia sangre y ofreciendo a sus discípulos la bebida resultante. El rito vampírico en su más pura esencia. Con ello puso en juego nuestra existencia, la eternidad que nos acompaña, el vínculo de la sangre con nuestras presas y nuestra inmortalidad, para redimir a unos seres perturbados e irracionales con la frivolidad de quien entrega margaritas a los cerdos.

No puedo matarle. Es mi hijo. Por ello esta noche, cuando la ocasión era propicia para arrancarle la vida de una dentellada, me he limitado a besarlo. Pero vosotros, arcanos, despertados de vuestro sueño milenario con esta sangre que brota de mis venas seccionadas no tendreis piedad. Saciareis vuestra sed muy pronto, ya que como reo fue apresado y vosotros sois los jueces que habreis de judgarlo.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Felicidades, este relato forma parte de la ANTOLOGÍA de tusrelatos.com este es el link: http://www.tusrelatos.com/relatos/antologia-de-tusrelatos-dot-com-tienes-un-buen-relato-que-mas-gente-deberia-leer
    Asombrosa tu fantasía para elaborar un mito y, encima, hacerlo palpable al lector, incluso llegando a convencerlo con la ligereza de tu prosa. Sí, realmente, uno de los mejores relatos que he leído en esta página. Chapeaux!!
    Sin duda es uno de los relatos más interesantes que he leído en TR, una explicación que no gustará a todos, pero que es original donde las halla, felicidades
    Has logrado casi algo imposible: conceder racionalidad a la leyenda, y prender el fuego inquietante de la interpretación tradicional que se concede a la ficción. Tu anfitrión medieval que posee los recintos sagrados de la Naturaleza es dueño casi sin darse cuenta de un potencial emotivo fascinante. Muy bien, Sergei, tío, ¡eres un hacha!, un cronista de grandes apetitos literarios en el que constantemente renace el poético y variopinto universo de la más desenfrenada fantasía. Una pequeña saga mágica tu "Íncubus" empapada de sentimiento, hechizo y belleza. Un abrazote, καλινιςτα y hasta pronto-stavros
    Genial, amigo Sergei, genial. Me parece una de tus mejores relatos. Inventar el mito. Toda la humanidad no ha hecho en la historia más que inventar el mito. Y tú lo haces con gran ingenio. Es fascinante el mito de los íncubus, no menos que los de las súcubos, con Lilith, la primera mujer, y su leyenda. Es fascinante, ya digo, y por eso haces gran favor reviviéndolo y, en muchos casos, dándolo a conocer.
    Escribe tus comentarios...Hasta los vampiros defienden a sus retoños. Me gustó como transportas el lector a ese mundo
    Un poco friki para mi gusto. Bastante acojonante para un miedica como yo que aun se mea por las noches al ver sombras en las paredes, pero un interesante punto de vista sobre algunos sucesos ¿historicos?. De cualquier modo decirte que está muy, muy bien escrito.
    Ha sido un placer la lectura. Saludos.
  • El caso es que, con el dichoso “duelo de relatos” relativo al reloj, se me disparó la imaginación y ya no pude parar. Le quise poner ese título (El reloj), pero finalmente lo cambié por si alguno se sentía molesto. Gracias a Horacio, sin cuyo estímulo no lo hubiera escrito, y a Stavros, a quien le será familiar un apellido. Aprovecho también la ocasión de despedirme de la web por algún tiempo. Un saludo.

    Dos mundos enfrentados

    El matrimonio es una gran institución. Por supuesto, si te gusta vivir en una institución. (Groucho Marx)

    ¿Qué puedes esperar del futuro de la enseñanza en una sociedad donde los políticos no dejan de meter la nariz en las aulas?.

    Relato dedicado a mis amigos plumíferos y al maravilloso reloj astronómico de Praga, cuya fantástica leyenda me sirvió de trasfondo.

    Océano cósmico.

    El semblante amable de los monstruos

    Íncubo - WIKIPEDIA - (del latín Incubus, in, ‘sobre’ y cubare, ‘yacer’, ‘acostarse’) es un demonio masculino en la creencia y mitologia popular europea de la Edad Media que se supone se posa encima de la víctima durmiente, especialmente mujeres, para tener relaciones sexuales con ellas, de acuerdo con una cantidad de tradiciones mitológicas y legendarias.

  • 9
  • 4.93
  • -

Siempre me gustó escribir cuentos y relatos fantásticos, pero la vida me llevó por otros senderos. Soy esclavo de mi mismo, aunque no me puedo quejar. Gracias a TR por esta ventana abierta al mundo.

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta