cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Introspección
Drama |
24.11.17
  • 4
  • 6
  • 984
Sinopsis

Todos queremos vivir en paz; tranquilos y felices. Todos queremos vivir de la manera en que logremos sentirnos en paz, tranquilos y felices.

Introspección

Estoy recordando, si no me equivoco, fue en aquella escena de “El silencio de los inocentes”, en esa parte de su cuerpo que escondía con maestría, era genial, perfecto…

Eso quiero yo. Así luciré como debo esta bella lencería.

Y este maquillaje… Me veré bella, hermosa, como quiero ser.

Que buena idea dejar de comer, no se me nota nada la barriga.

Y bueno, mi voz, ni modo, seguiré fingiéndola, felizmente es fina y no demasiado tosca como la de mi hermano gemelo.

Él, obvio, no puede enterarse de nada, ¡me mataría! sobre todo por la vergüenza del qué dirán. Me patearía y me daría de puñetes hasta lanzarme por la ventana o directo al tacho de basura.

Pero no me queda de otra. Toda ésta transformación es necesaria. En las discos nadie me da bola. Tengo que ser más evidente, más obvia. Hacerme notar. Ya muchas noches que no me liga nada.

Me gustó la semana pasada cuando ese chico me preguntó:

¿Ale de qué?, ¿de Alejandra?, ¿de Alexandra?

Yo sólo me ruboricé, o al menos eso sentí y no le respondí. Ahora mismo que lo recuerdo, sonrío. Me siento como una quinceañera. En mi cabeza se repiten una y otra vez esas palabras.

No le dije que soy Ale, de Alejandro. Para qué decirle, si no me siento un Alejandro.

En cambio, Alexandra... Alexandra, me gusta…desde hoy seré Alexandra. Una chica linda que sólo quiere ser como las demás chicas.

Tal vez lo vuelva a ver este fin de semana, me voy a producir tanto que seguro se me acerca de nuevo. Conversaremos, bailaremos, nos tomaremos unas cervezas y nos besaremos, ja ja, ja, si soy tan cursi y romántica como cualquier otra chica.

Si él quiere podemos venir aquí. Sólo tengo miedo de que se dé cuenta y me quiera matar. Si no el mismo día, otro en el que no esté solo.

No me debe tocar ahí abajo, por más que esta técnica funcione de maravillas tal vez al tacto no sea infalible…no, no, no, no, no, ¡es muy arriesgado y demasiado pronto para esa sorpresa!.

¡Carajo! ¡Nunca debí tener pito!

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 57
  • 4.57
  • 19

Ando buscando y encontrando tiempo para leer y escribir, entre agujeros, rincones y mirones.

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta