cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Jerry Jones también detecta actividades anormales de parte de su gato Fluff en su pequeño departamento
Fantasía |
27.09.19
  • 0
  • 0
  • 659
Sinopsis

De mi compilación "Minicuentos". Creo que nunca a nadie le importó, pero esta pequeña narración está escrita a modo de “continuación” de otro cuento escrito tres años atrás. También sirve como conexión a "La chica del tulipán rojo". No es necesariamente una continuación; más bien, como una especie de relato aledaño; en el que se da cuenta del misterioso mundo oculto de los gatos, que creo que en verdad existe. Algo más allá, que es superficialmente oscuro, pero que en el fondo es tan colorido como el mundo de los sueños, y que se esconde en las noches y mañanas más tempranas, cuando no observamos a nuestros gatos…

Jerry Jones vivía en el departamento 21 de cierto edificio gris, en medio de la ciudad polvorienta, gris y mugrienta, y todos los días salía a trabajar a las siete de la mañana. Para ello, tenía que despertar una hora antes, y saludar y despedirse de su gatito de seis meses de edad, Fluff, de cuerpo regordete y pelaje gris, de ojos azulados.

Pese a que vivía en un apartamento reducido, en las mañanas, muy temprano, antes de despertar, escuchaba sonidos no característicos desde su alcoba, que parecían venir de la silente puerta de allá. Algunas veces se asustó, pues se oía que tiraban objetos o los movían; pero lo adjudicó a su gato y volvía a dormir. Pero cuando volvía de trabajar y encontraba los utensilios en otro orden, comenzaba a pensarlo.

Los sonidos matinales progresaban cada día y se volvieron inclusive musicales, escuchando a veces resoplidos de alguna especie de armónica; golpes, en forma de percusión, y voces procedentes del noticiero matinal de la televisión. Pero cuando se levantaba para inspeccionar a las sesis y media de la mañana, sólo veía a su gato rascando la puerta para salir, cosa que no era propia de él.

Una vez allí, Jerry le abría la puerta y Fluff se iba afuera, caminaba por el pasillo de los cuartos, bajaba las escaleras, y así, repitiéndose a lo alto de los cuatro pisos, hasta bajar a la fría calle ruidosa de tránsito, y pasaba por la cafetería, donde un hombre apocado y solitario concentra su atención en una joven sentada más allá, reservada y linda, que a su vez mira los reflejos cristalinos de un rojo tulipán.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Soy el escritor transparente. Tengo 21 años de edad.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta