cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
Jhonny Galix vs la endemoniada vida diaria (15)[18+]
Varios |
09.02.21
  • 5
  • 0
  • 266
Sinopsis

 

Jhon bebía cabizbajo jugo de pera, mientras que Jack y Louis se retiraban a buscar a Zarex. La anciana en silla de ruedas bebía té en una taza de porcelana fina con solemnidad, bajo la sombra de su sombrero oscuro, de bordes dorados.  Inclinó su rostro en un destello brillante de su vista examinante y susurró con su calmada voz:

— Esos dos la recuperaran Jhonny, pero temo que tu descuido ha sido, muy desalentador—. Jhon asintió, se sentía miserable. En principio todo era su culpa.

— Lo siento Abuela…—. Ella sorbió el té nuevamente.

—Para un futuro cazador de los observadores, deja mucho que desear lo acontecido—Miró su reflejo en el contenido de la taza: — Quizás sea yo la que ha fallado educándote.

— De ninguna manera, usted… tú, ¡madre!, me ha dado todo lo necesario, he sido…yo que no he sabido defenderme, siquiera pude usar <eso> simplemente dejé que se llevarán a Zarex frente a mis ojos… no fui capaz…—. Jhon apretó con dolor el vaso mirándose patético en el reflejo del líquido claro.

Ella suspiró.

— Sea lo que fuese no puede…—. Se detuvo mientras detrás de éste aparecía un extraño mayordomo con una máscara de madera que imitaba un zorro.  Jhon se giró a verle a sentir su presencia.

— Maestra un intruso ha penetrado las mediaciones de la mansión… —. Aquello sorprendió a ambos.

— ¿De qué se trata Orrox?

— De un demonio araña que dice buscar a alguien,  por su descripción puede que sea al joven maestro.

La anciana miró Jhon que se levantó choqueado, era inesperado.

— Si, si la conozco… ¿Pero que hace aquí?—.Su madre adoptiva dio un sorbo e indicó con la mano.

— Averigua que asuntos tiene contigo Jhonny. Acompáñalo Orrox si da problemas, sabes que hacer—.Jhon trago saliva y siguió al mayordomo enmascarado hasta el recibidor, donde yacía ella amarrada entre un veintena de cadenas doradas. Un sello luminiscente brillaba en la alfombra de aquella sala.

— ¡Humano!—.Intentó saltar sobre él, pero estaba completamente inmovilizada.

— Mi nombre es Jhonny, pero me puedes llamar Jhon… eh… ¿Qué haces aquí?—.La demonio miró hacia la mano que había estrechado con él mostrándole el sello del pacto que habían hecho. Brillaba en un tono amenazador.

— Nuestro trato no fue concluido, por lo tanto…—. Ella miró con temor al muchacho.

— Oh lo siento…—. Se acercó a la maniatada demonio con prisa.

— Por favor libérala Orrox, solo ha venido a suspender nuestro pacto.

— Como desee joven maestro…—. Chasqueó los dedos y el sello con cadenas incluidas desaparecieron. Jhon tomó la mano de la demonio.

— Yo en nombre de mi…—. Se soltó suspendiendo el cierre.

— ¡Espera! No, no vine a terminar nuestro pacto…—. Jhon no entendía, si no deshacía el sello de pacto, ella moriría. Se entrecruzó los dedos con pena en su agraciado pecho.

— Bueno es que tú… cumpliste, pero esa chica sin rostro interfirió, y… bueno, te busqué pensando que podríamos tú y yo… no sé, cambiar un poco el contrato…—. Él acomodó sus lentes sin entender.

— La jovencita aquí…—. Intervino  Orrox.

—Aracmis—. Se presentó ella sonriendo.

— La señorita Aracmis sino me equivoco, desea ser su familiar joven maestro, servirle pues a usted como lord—.Ella asintió apenada a lo que Jhon rememoró respecto a ello. Los cazadores podían hacer un contrato de familiaridad y conexión con un demonio, si este se disponía o era obligado con poder. Dicho demonio que se anexaba actuaba como recipiente y extensión del poder del ahora llamado lord.

Jhonny lo meditó, anexar otro demonio a su vida estaba fuera de discusión. Estaba a punto de negarse cuando se le ocurrió una idea. Cambió de parecer, si Aracmis le prestaba su poder cabía la posibilidad de recuperar a Zarex.

— Acepto—Él estiró su mano al demonio que se apresuró a tomar la suya y con ello recitó: — Yo Jhonny Galix futuro representante de los observadores del abismo te hago mi familiar, que los señores de lo profundo aprueben este trato eterno.

Sus manos se encendieron en un fuego purpura que rápidamente se esparció por ambos de prisa y tan rápido como inició, terminó dejando en sus palmas la marca de un sello. Jhon fue abrazado por la demonio araña que expresó inmensa alegría alzando su cuerpo.

— Gracias mi lord—.Se negó.

— Llámame Jhon — Ella le bajó y asintió, a lo que se sonrió pensando que aquella demonio no era lo que aparentaba. Le había creído más… temible

  • 29
  • 4.27
  • 614

De ahora en adelante puntuaré solo una estrella… Esperando que sea reciproco. No porque pretenda trolear o algo, es porque pretendo destruir las reglas de etiqueta. Leer (Una estrella a quien lea) para mas...

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta