cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Jhonny Galix vs la endemoniada vida diaria (17)[18+]
Varios |
10.02.21
  • 5
  • 2
  • 356
Sinopsis

Sus ojos en pesadez se abrieron a la penumbra que se disipó mostrándole siete tronos en un semicírculo. Tronos de piedra negra bajo un suelo pálido brillante. Aquellos asientos vacíos provocaban cierta sensación de añoranza, cierto sentimiento de nostalgia que dolía en lo profundo de su ser. Uno de ellos fue llenado por Zarex, pero no la que reconocía, no en la figura que veía siempre en su vida de compañera inseparable. Esa Zarex era distinta, de piel clara con marcas doradas y un tejido traslucido que hacía de ropa en su cuerpo.  Cuernos y diadema de oro. Se fijó bien y estaba cubierta de joyería de acabados de piedras preciosas.

< ¿Te rindes? ¿Ya te das por vencido?> Preguntó con suavidad dejándole notar que era pequeña en proporción al trono.  Cruzó las piernas.

— No he podido proteger a quienes amo…—.Le dijo, se dijo.

< ¿Tan poca fuerza tiene tu determinación? >

— No se puede tener tanta después de terminar siendo queso suizo en la primera batalla real—. Suspiró con tristeza. El ente rió cubriendo su boca. Notó Jhon entonces que ella tenía rostro. Uno hermoso lleno de luz.

<Incluso si terminas siendo solo un pedazo de carne, lo importante es no darse por vencido, si, simplemente te decides a seguir, si, fijas toda tu voluntad a tu deseo, ¿Qué puede evitar que lo cumplas?>

Jhon rió.

— El morir como ejemplo… La vida misma, no sé… — Vio que el techo de aquel sitió era una cúpula estelar. Llena de estrellas y galaxias: —Tal vez son excusas y yo no sea lo suficientemente fuerte, que mi corazón no sea capaz de soportar en lo que creo. Que no debería seguir creyendo en que el amor está por encima de todo, que incluso si falla cientos de veces, siempre está allí… Esperando, porque no es quien nos decepciona, no es quien nos lastima, no es lo que provoca que estemos adoloridos… sino aquello que está allí, esperando a que lo encontremos…

Zarex ahora estaba frente a él irradiando calidez y tranquilidad. Le abrazó con fuerza y le susurró.

< ¿Ya no crees en eso?>

—Mentiría si digo que no…

<Entonces…> Despierta Jhon…—Los ojos de Jhon se abrieron con dolor: — ¡Despierta!

Lloraba Zarex en dolor mientras le sostenía. Jhon acarició su rostro brillante que se desvaneció dejándole ver la terrible cicatriz que borraba sus expresiones.

— ¡Vaya que eres dura!—.Gritó el sujeto de camisa ahora lleno de cortes y sangrando. El demonio que le secundaba estaba en el mismo estado. La jaula estaba hecha girones y retorcida.

— Zarex…—. Jhon se apartó y se levantó con dolor.

— ¡Exquisito!—. Se carcajeó mientras materializo más estacas. Jhon apenas se sostenía de pie desarmado.

— ¡Jhon!—. El ente le tomó del suéter que tintineó. El joven Galix se sonrió y miró al saqueador que se extrañó por su cambio de expresión. El oscuro puño le aplastó desprevenido levantando una explosión de tierra de la que Jhon se cubrió.

La enorme mano se levantó dejando tras de sí un pegote de carne y sangre enterrado en una profunda zanja en el suelo.  Miró hacia el cielo el enorme ser que se asemejaba a un oso de un pelaje negro, llevaba una máscara roja de nariz puntiaguda y sonrisa filosa. Un destelló rojo se disparó de su hombro y rápidamente atravesó al ente polilla que se retorció desvaneciéndose al contacto con aquel proyectil, que se enterró dejando un hueco más profundo. La zanja quedó llena de una tormenta de corriente carmín.

— Cachorro pervertido…—.Saludó el enorme ente enmascarado, por el cual descendió Louis en una rápida deslizada y se acercó para evitar que se desplomase al suelo. Se apartó una máscara parecida a la del ente, pero de color negra y le incorporó sin soltarle.

— Llegan tarde hermanos…—.Les dijo sonriente, pero el fornido hermano mayor no parecía nada feliz de lo que veía.

— Sabes que estas castigado ¿No?—. Jhon suspiró y asintió mientras que Jack se acercaba para abrazarle.

Se desmayó nuevamente por todas las heridas…

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 29
  • 4.27
  • 614

De ahora en adelante puntuaré solo una estrella… Esperando que sea reciproco. No porque pretenda trolear o algo, es porque pretendo destruir las reglas de etiqueta. Leer (Una estrella a quien lea) para mas...

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta