cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

16 min
Joe. Capitulo II. Somos Animales. [Crónicas de una Caída. Acto I. Ascensión ]
Ciencia Ficción |
24.09.20
  • 0
  • 0
  • 100
Sinopsis

Como, personalmente, un capitulo siempre me sabe a poco. Aquí os dejo otro más para aquellos que no quieran esperar un par de días para seguir con la aventura. El mundo cambia, y el de cada uno puede cambiar muy rápido. Somos animales. Todos.

JOE

 

II

 

Año 2058

 

Somos Animales

 

-Atención- dijo una voz que llegaba desde el televisor, sacando a Joe del ensimismamiento. Se escuchaba fuera de tono, como si se hubiera subido el volumen del aparato de forma automática. Era el presentador de siempre, tenía una expresión rígida, casi forzada. – Atención. Interrumpimos la programación habitual para informar de que se están produciendo varios altercados violentos en la ciudad de Nueva York en estos momentos. Como los espectadores ya deben saber, hoy se celebrará la "XXII" reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, convocada hace varios meses con carácter de urgencia, con la intención de debatir el futuro de la humanidad. Interrumpimos la programación habitual para informar de que es allí donde se están produciendo los primeros altercados de una jornada que se presenta intensa. Varios grupos de manifestantes pertenecientes a organizaciones naturalistas se han congregado en primera estancia frente al congreso, en contra de las decisiones gubernamentales y organizativas de los últimos años, que, pese a "velar por la seguridad de la raza humana", han seguido sin dar protección o refugio suficiente al resto de animales, que resultan ser igual o más importantes para el correcto sustento del ecosistema del planeta. El problema ha surgido cuando el resto de las organizaciones se han enterado de esta protesta instantánea, y el número de gente congregada ha ascendido de manera incontrolada cuando aún no habían llegado las siete de la mañana. Tras varios momentos de tensión por la presencia y el crecimiento de grupos extremistas a lo largo de todo el perímetro de seguridad que rodea el congreso, hace treinta minutos ha habido una primera carga policial sin previo aviso, con el objetivo de separar las congregaciones y evitar posibles enfrentamientos. Como es habitual, la respuesta policial ha recibido una contrarespuesta aún más contundente por parte de los manifestantes, y los enfrentamientos han sido agresivos y continuados, protestando también en contra de la actuación policial. 

 

>>Con dos policías heridos y media docena de manifestantes detenidos, la jornada se presenta peligrosa y llena de incertidumbre. Desde estos informativos recomendamos a los vecinos de nueva york  que se queden en sus viviendas hasta que terminen las protestas y sea seguro transitar las calles newyorkinas. Seguimos informando...

 

 

Joe no pudo evitar quedarse sorprendido. La verdad es que las protestas eran algo habitual en esos tiempos. Pero ¿en Nueva York? ¿Con Grupos extremistas? ¿Y justo delante del Congreso de las Naciones Unidas en una de las ciudades más seguras del mundo? Los medios no parecían demasiado preocupados; si por los ciudadanos, y seguramente mucho más acerca de la imagen que todo eso podría dar al exterior en cuanto a la ciudad; pero seis detenidos y dos policías heridos era una miseria en comparación a las protestas en Paris o Latinoamérica...

 

"Clac! Clac! "  sonó, cuando la tostadora hizo saltar las tostadas recién hechas. Entonces Joe las cogió y las coloco en la bandeja donde tenía ya el desayuno casi preparado.

 

Lo colocó todo bien en la bandeja, y luego subió en silencio hasta su dormitorio, donde dormía Nina, ajena a todo lo que estaba sucediendo ahí fuera. La luz se colaba por la pequeña grieta que dejaban las cortinas en el centro del gran ventanal que daba a su balcón, y la primera luz del amanecer se colaba en el cuarto y flotaba a través de la estancia, como ingrávida; y parecía posarse sobre las sábanas blancas de la cama con la ternura de un amante. Durante un momento Joe pudo verse sentado en el borde de la cama, mirando a su mujer envuelto en los rayos de sol que llegaban desde la ventana. La luz lo bañaba todo de un color puro; su mujer, que yacía enredada entre la seda, abrazaba la almohada de su marido, como si en sueños quisiera sentir su presencia allí.

 

Joe se acercó de puntillas al lado de la cama y dejo la pequeña bandeja sobre la mesita de noche. Luego le dio un beso de buenos días a la mujer de su vida. Ella, aun entre el sueño y la vigilia, entreabrió los ojos antes de decir:

 

-Buenos días, mi amor

 

-Buenos días, cariño. -contesto él con una sonrisa- Hoy es un día especial, vamos a celebrar la vida; otra vez- y le acerco la bandeja- Así que celébrala. - sentenció, cogiendo un trozo de fresa del bol de fruta y ofreciendoselo.

 

-¿Te has duchado?- le pregunta ella mientras se incorporaba lentamente y luego mordía la fresa con un gesto claramente sexual.

 

-Si- le dijo Joe- pero podría ducharme de nuevo, no tengo problemas con eso, ya lo sabes.

 

-Lose mi amor- y lo empezó a besar.

 

***

 

Salió del baño antes que ella, a ella siempre le gustaba quedarse unos minutos después que él, asearse. Él se puso la misma ropa que había elegido para aquel día. Sentía preocupación, y no terminaba de entender porque.

 

- ¿Te apetece algo cariño? Voy a bajar a hacerme un cafe.

 

- ¡Claro! ¿Como voy a decirte que no a nada?-se escucho desde dentro del baño. -me apetece algo, elige tú.

 

-Perfecto entonces- contestó Joe con una sonrisa mientras se dirigía hacia la escaleras. 

 

Una vez allí, bajando los primeros escalones empezó a escuchar el televisor de la cocina, y aunque hubiera jurado que hasta entonces no se había percatado, ahora lo escuchaba perfectamente.

 

 - ....mientras en la sede central de la Organización de las Naciones Unidas estaba teniendo lugar la reunión más importante de la jornada; y mientras el equipo de seguridad se encargaba de contener a los manifestantes de los alrededores, varias personas armadas con subfusiles y chalecos bomba han atentado en los alrededores del emblemático puente de Brooklyn, causando innumerables muertos, entre ellos varios....

 

Se acercó a la pantalla, intentando analizar mejor las imágenes que estaban trasmitiendo. La grabación habia sido captada desde una de las infinitas cámaras de videovigilancia colocadas a lo largo de toda la ciudad desde hacía ya décadas, y el video había sido editado con el objetivo de evitar las escenas más sensibles. De un primer vistazo, pudo distinguir con cierta evidencia un automóvil que resaltaba entre todos los demás. Una vista aérea del puente de Brooklyn mostraba una escena digna de película: una furgoneta negra con los cristales tintados recorría el puente en contra dirección, y tras varios volantazos chocaba con el borde del arcén y daba varias vueltas de campana antes de detenerse, balanceándose, en medio del puente. Entonces varios coches llegaban dando frenazos, y colisionaban en cadena contra el primer vehículo. La imagen saltaba directamente hacia delante, mostrando un zoom de la furgoneta. Entonces se veía como varios individuos conseguían salir a duras penas del coche volcado. El humo del accidente y el fuego de varios coches hacía de la escena un espectáculo bastante confuso, pero Joe pudo ver como se bajaban al menos dos individuos de la parte de atrás, vistiendo pasamontañas a juego con el color de su traje, aunque estos estaban bastante sucios. También llevaban subfusiles en la mano. 

 

Pasaron unos infinitos segundos hasta que Joe vio como finalmente uno de ellos abría fuego contra los demás vehículos. No parecían tener ningún objetivo concreto. Solo muerte. Muerte y caos.

 

 Sincronizado con el final de la primera ráfaga de disparos, el video se cortó para dejar paso, de nuevo, al rostro convulso del presentador, que luchaba sin ningún éxito por mantener una apariencia calmada. Se estaba empezando a asustar. ¿De verdad estaba sucediendo todo eso? ¿Era si quiera posible atentar de esa manera en un lugar como ese? Y lo peor de todo: si todo eso era cierto, ¿cuántas personas estaban implicadas? ¿Era eso el final? Eran demasiadas muertes, demasiadas victimas en lugares demasiado seguros para tratarse de una célula terrorista poco organizada, eso podía deducirlo cualquiera. Eran demasiadas cosas. Todo pasaba demasiado rápido y el televisor lo seguía bombardeando con más información; y por alguna razón tuvo la sensación de que todo eso solo acababa de empezar.

 

- ...El puente de Brooklyn, donde se ha producido la primera de las explosiones exteriores, ha sido cerrado a causa de daños estructurales, dejando la ciudad prácticamente parada, incomunicada y al borde del pánico. No hay testigos oculares aparte de las confusas grabaciones conseguidas. Según las autoridades parece ser que uno de los individuos cargaba consigo una carga explosiva de gran potencia, y tras cobrarse el mayor número de víctimas posibles con su subfusil, se ha inmolado con la intención de dañar la histórica estructura.

 

En ese instante, Joe había aparcado cualquier pensamiento desde hacía rato, ahora se encontraba con los ojos fijos en el televisor, inmerso en una especie de trance que no le dejaba terminar de comprender que era exactamente lo que estaba escuchando. Solo podia mirar. Mirar y sentir asco de lo que veía. Subió el volumen de la televisión para escuchar mejor lo que decía el presentador.

 

>>El segundo individuo, también cargado con un chaleco bomba, fue abatido después de abrir fuego contra innumerables víctimas, al parecer, por un ciudadano que iba armado. Gracias a Dios, su chaleco bomba no ha llegado a explotar. Por otro lado, en las redes, han sido divulgados varios videos donde se puede apreciar la presencia de un tercer individuo, que no llegó a bajarse del vehículo en el momento del ataque. En varios videos se puede apreciar con mayor claridad el rostro de este último, que, por suerte, no llevaba pasamontañas. Tras el altercado, parece ser que puede haberse aprovechado del caos generado para darse a la fuga entre la confusión.

 

En ese mismo momento sucedió algo que dejo fuera de combate a Joe, que aun estaba asimilando tanta información. Y es que creyó reconocer a ese individuo, al que se había dado a la fuga entre toda la confusión y el caos. Fue una sensación fugaz, efímera, pero tan fuerte que desde ese momento ya no pudo dejar de pensar en esa posibilidad, por muy remota e improbable que esta fuera, y empezó a sentirse como flotando, emergiendo fuera de su propio cuerpo y viendo todo eso en perspectiva, como si fuera solo una noticia más; otra terrible noticia en los telediarios matutinos; otra razón para sentirse afortunado mientras te bebes el cafe recién hecho un domingo por la mañana. Pero el presentador seguía hablando sin parar, y durante un momento consiguió seguir prestando toda su atención a algo de lo que estaba diciendo.

 

>>...han encontrado varios cadáveres dentro de la furgoneta implicada, junto con varias armas y otros artefactos altamente peligrosos. - continuaba diciendo el presentador-Las autoridades aún siguen trabajando para comprobar si este último se encuentra entre las múltiples víctimas. Aun así, el individuo presuntamente dado a la fuga podría ir cargado con un chaleco bomba o explosivos de gran potencia... Para su seguridad, se han establecido controles a lo largo de toda la ciudad y los desvíos principales de los alrededores. Se ruega la máxima precaución frente a cualquier comportamiento sospechoso. La ciudad entera ha sido acordonada, y las retenciones de tráfico pueden llegar a las cuatro horas en el caso de que quieran salir de la ciudad. Por ahora eso es todo. Las autoridades están trabajando para devolver la ciudad a la normalidad lo antes posible. Seguiremos informando tan pronto tengamos alguna nueva noticia, desde aquí, en el Canal 24, desde NuevaYork; y sobre todo: mantengan la calma y...

 

Joe apago el televisor. Luego preparo una pequeña bandeja donde puso el zumo de naranja que había preparado, cuatro rebanadas de pan, un pote de mermelada de fresa y mantequilla. No entendía absolutamente nada. Era todo confusión.Estaba seguro de haber visto lo que había visto, aunque se sentía incapaz de procesar las consecuencias de eso. Sentía como se le nublaba el pensamiento y le costaba pensar en lo siguiente que tenía que hacer. Por si fuera poco, vivía a no muchas calles de donde todo estaba sucediendo.

 

"¿Qué está pasando?"- pensaba sin parar. Había olvidado por completo la melodía que le taladraba la cabeza.

 

Se estaba dejando llevar por la sensación de pánico y ahora los pensamientos llegaban en forma de un torrente imparable que le hacía sentir una fuerte presión en la sien. Se presiono el ojo izquierdo con la base de la mano con fuerza, y por un momento consiguió mitigar el dolor. - "¿Por qué me pasa esto a mi? No puede ser verdad." se seguía diciendo para sí.

 

***

 

No tenía ni idea de que es lo que iba a hacer ahora. Claramente tenia que hacer algo, pero no sabía el qué. Sabía que la situación global no estaba precisamente tranquila. A decir verdad, era bastante desastrosa. Y eso empeoraba la situación.Las últimas décadas estaban siendo las más difíciles que se estaban viviendo desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. Tras esta última, la mayor parte del planeta se había sumido en un estado de letargo emocional del que era incapaz de salir, potenciado por el surgimiento de sedantes sociales tan poderosos como la instantaneidad de las nuevas tecnologías y el internet. La mayoría de la población burguesa, o "afortunada" más bien; no solo los más adinerados, vivían sus vidas ajenos a todos los problemas que se generaban en los países en vía de desarrollo. Era como si nadie más que ellos mismos existieran. Era como si poder saberlo todo los hiciera menos culpables; y así, las noticias matutinas se llenaban de malas noticias y tragedias terribles, pero que siempre pasaban en otros lugares; y la gente se sentaba en el comedor de su casa, y hablaba de cuan afortunados eran y de que era muy importante disfrutar esa vida que les había tocado vivir, como si nadie pudiera elegir su vida, ni cambiar la de nadie, ni si quiera intentarlo. Así que todo estaba "en paz", o al menos donde vivían los que mandaban y los afortunados que, por decisiones del destino, habían nacido bajo la protección (o control) de uno de los Gobernantes más poderosos. Y todos vivían sus vidas, algunos con más conciencia que otros.

 

"Nuestro problema no es la ignorancia; es sólo que sabemos demasiadas cosas que no son verdad"- pensó Joe, recordando algo que había leído no hacia mucho. - "Si puedes controlar la información, puedes controlar a la gente."- se dijo, intentando ignorar todo lo que se le pasaba por la cabeza.

 

También pensó en la mejora de las tecnologías, que en un principio tenía que significar la creación de una herramienta de comunicación con un potencial sumamente interesante; junto con la incorporación de las intercomunicaciones y del internet a la sociedad, que permitió llevar el intercambio y el almacenamiento de información a unos niveles otrora inimaginables. Pero ¿Y el? Pobre de él. El sabía que estas tecnologías habían terminado tomando la forma del monstruo manipulador más grande que jamás hubiera llegado a crear el ser humano. La humanidad, que siempre encuentra la peor manera de utilizar sus propias creaciones, por muy importantes que sean, siguió dando de comer a su intangible monstruo hasta que nadie ya pudo saber que era real o ficticio, ya en un mundo donde la realidad siempre superaba a la ficción. Solo los poderosos controlaban los hilos del destino, o al menos la proyección de la pantalla, algo que hoy en día era prácticamente como controlar el mundo real. La información era poder, y si controlabas la información lo controlabas todo.

 

Con todo esto a las espaldas de la humanidad. La brecha de la desigualdad social era cada vez más grande, y aunque siempre hay mayores beneficiarios que otros, la empresa del desequilibrio social y cultural sólo hizo que enfatizar ese problema, condenando sin remedio a los países en vía de desarrollo a sumirse en un mar de miseria y enfermedad, azotado no solo por el calentamiento global, sino por olas de guerra y caos a manos de los más poderosos, que como maestros itinerantes, manipulaban sus marionetas y se rifaban los recursos de los más débiles,  peleándose entre ellos como hienas por recoger los restos de la batalla que se desarrollaba tras el telón de los sedantes sociales, las nuevas tecnologías y la metainformación.

 

 

Mientras los poderosos movian los hilos, los afortunados seguían viviendo sus vidas, y en la otra punta del mundo familias eran masacradas y asesinadas a manos de terroristas y gobiernos que, al margen del tipo de ideas que defiendan cada uno, se disputaban la corona de el más poderoso, o el más rico, o el más creyente, como si jugar con el mundo fuera una gran partida de ajedrez, y llevaran jugando desde hacía siglos. Ganaban. Perdían. Y perdían otra vez. Reciclando solo los peones y las piezas del juego, pero sin plantearse nunca cambiar las reglas. 

 

Pero ningún vaso es demasiado grande para no llenarse nunca, y hay límites para todo. Los más poderosos hicieron la vista gorda durante años sobre los problemas que estaban generándose en el mundo, y ahora todos ellos estaban surgiendo poco a poco a la luz, como el que siembra viento y recoge tempestades. Pero ahora los gobernantes no solo estaban recogiendo tempestades, también estaban recogiendo, poco a poco, todo lo que estas estaban arrastrando consigo, un pueblo enfadado, sediento de justicia.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Aquí traigo el tercer capitulo de los 6 que están por venir! Espero que los disfruteis muchísimo y espero traeros muy pronto muchos mas si el tiempo me lo permite. Nos vemos! DATO IMPORTANTE: puedes encontrar el resto de capítulos en mi perfil si es que no has empezado aun la historia. Orden: Axel I, Joe (I-VI) y luego Samantha (aunque no están colgados los seis capítulos de Joe, puedes leer los capítulos de Samantha sin problema!) Muy pronto estarán todos colgados en orden, y me muero de ganas de seguir contandoos la historia desde donde la deje! Samantha vuelve pronto, y con mas fuerzas que nunca :)

    Como, personalmente, un capitulo siempre me sabe a poco. Aquí os dejo otro más para aquellos que no quieran esperar un par de días para seguir con la aventura. El mundo cambia, y el de cada uno puede cambiar muy rápido. Somos animales. Todos.

    Dato importante: antes de nada, muchissimas gracias por esas 10000 lecturas! No me lo puedo creer! Es por eso que lo celebro publicando en los proximos dias 6 nuevos capitulos de mi queridísima novela. Por eso, si eres nuevo en mi blog, y si no has leído el prologo de la novela, te recomiendo que empieces por ahi! (Esta en mi perfil!) A partir del prologo, solo es cuestión de seguir el orden siguiente: Axel I, Joe I-VI (estos los ire colgando en los próximos días) y luego, los capítulos de Samantha (que también están en mi perfil!) Este desorden viene derivado de mi proceso creativo, y hasta este momento no ha afectado en el desarrollo de la trama. Aun así, os pido disculpas si en un principio es confuso, en cuanto termine de publicar los capítulos de Joe, todo seguirá el orden correcto! Dicho esto, espero que lo disfrutéis tanto como he disfrutado yo escribiéndolos. Un abrazo gigante!

    A veces muchos desearíamos tener un lugar al que huir y poder llamar hogar. Ese lugar no tiene porque ser material, ni mucho menos una persona; a veces ese lugar puede incluso llegar a ser la soledad, la absoluta soledad, donde el olvido es la mejor arma para curar el alma. Pero a veces, la soledad y la realidad, para algunas personas, por desgracia, puede ser su peor pesadilla.

    Un microrelato basado en la realidad que se vivió en Catalunya durante la guerra civil española y la época franquista.

    “- ¡Quiero hablar con el comisario! - le dijo la mujer al androide que se encargaba de atender a la gente en la entrada de la comisaria. Ella estaba fuera de sí. - como no me lleves ahora mismo frente a quien sea que este al mando de esta pocilga te juro que te arranco los tornillos uno a uno hasta que sirvas para lo mismo que sirve un clip roto, chatarra.” Un drama de ciencia ficción en formato de relato.

    Cogió la nota que había dejado José en el escritorio. Escrita a mano con boli azul, los rasgos de la letra se mostraban firmes y claros mientras relataban lo que parecían unas últimas palabras. Ángel, impotente, no podía dejar de llorar a la lágrima viva mientras sentía que le ardian los ojos. Sujetaba el teléfono con tanta fuerza que empezo a clavarse las uñas en la palma de la mano.

    Un cuervo llego volando y grazno al posarse en el borde de una cristalera del tejado. Un trozo de cristal roto se desprendió y cayó al vacío, cerca de dos figuras extrañas que se movían. El cuervo no había llegado por casualidad. Venía por alguna razón, ¿quizás el hedor a muerte? Algo le decían sus sentidos, por eso estaba allí, y llegará por casualidad o no ahora sí que podía percibir ese hedor. El inconfundible olor a sufrimiento y sangre.

    SINOPSIS: Año 2058. Una nave industrial se alza en el atardecer de una tarde de Verano. Una figura osura cruza bajo el umbral de una farola que parpadea, intentando revivir. La figura llega dispuesta a afrontar su... ¿destino? << ¿Donde esta S.42?>> se repite una y otra vez en su cabeza. <<Haz todo lo que sea necesario>>.

  • 18
  • 4.55
  • 82

Escribo en prosa, en verso, o una mezcla de las dos. Escribo para desahogarme, escupo sobre todos mis demonios y los de los demás. Mi mayor proyecto es una novela de ciencia ficción , aunque también tengo en el horno una “colección” de relatos cortos. También me encanta el terror, el drama, la historia y todo lo que te anime a pensar y explorar tus propios límites. Aprender, en general, es algo que me fascina. Y hacerlo leyendo me parece vital para cuidar el alma. Si te gustaran mis escritos, mis versos, o los primeros capítulos de “Crónicas de una Caída” , o no, no olvides comentar lo que te haya parecido y calificar, es siempre una buena noticia saber que piensan mis lectores. De todo se aprende! Un saludo!

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta