cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Jugando a ser madre…
Drama |
24.01.16
  • 3
  • 0
  • 4136
Sinopsis

Una niña estaba sentada en el suelo, jugando con varias muñecas, cada una con un rol bien definido, estaba la mamá, el papá, la abuela y tres hijas.  

– No, no juegues con eso, te vas a lastimar y me vas a dejar todo tirado– La niña decía mientras movía las muñecas que hacían el papel de la mama y de una de las hijas.  

– No hagas tanto ruido, que vas a despertar a tu papa, no vez que llega muy tarde de trabajar – Argumentaba la pequeña en el papel de la mama muñeca a otra de su muñeca hija.  

– ¡¿Quién hace tanto ruido que no me deja dormir?! ¡Mándame al cuarto a la mocosa que hace tanto ruido para enseñarle a respetar! – Decía la niña, tratando de hacer una voz grave, mientras tomaba al muñeco papá, agitándolo para darle ese sentido de enojado que quería expresar.  

– No, no, prometo que ya me voy a portar bien – Decía la niña, haciendo una voz más aguda para intentar darle un tono de drama mientras tomaba la muñeca hija.  

– ¡Ve con tu padre, que bien merecido te lo tienes! – Decía la pequeña, mientras movía a la muñeca mamá – ¡Y cierras la puerta para no escuchar como lloras cuando te de tu lección! – Concluyo en un tono muy enojado, el argumento de la muñeca mama mientras la agitaba enfrente de la muñeca hija.  

En eso estaba, cuando se escuchó que cerraban violentamente la puerta de la casa – ¡Quien ha dejado la puerta sin seguro! – Grito el padre de la niña, que estaba llegando de trabajar y como todos los viernes, llegaba después de pasar por la cantina.  

La niña escuchó como su mamá intentaba calmar a su papá, pero sabía que era inútil, cuando llegaba borracho el padre no entendía de razones – ¡Mándame a esa mocosa para enseñarle a cumplir las reglas de esta casa! – Gritaba el ebrio mientras jaloneaba a su esposa, quien intentaba detenerlo en una lucha que ya tenía perdida, desde el mismo día en que se habían casado.  

La niña, aterrorizada, corrió para buscar donde esconderse, intento entre los muebles, en el armario, debajo de la cama. Buscaba donde ocultarse pero no encontraba; ya le era muy difícil esconderse… Con ese embarazo de ocho meses.  

Cansada por el peso de su vientre, ya solo se quedó sentada, esperando a su padre la encontrara, mientras continuaba jugando. Cuando le había preguntado a su mama que le pasaba a su cuerpo, ella le había dicho que no se preocupara, le había prometido que en un par de meses todo iba a ser como antes… Cuando sin tanto peso, solo se la pasaba jugando a ser madre.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 144
  • 4.59
  • 36

Un ser como muchos, con sus defectos como tantos. Bloguero, con cuentos, pensamientos y reflexiones de la vida desde un punto de vista muy particular..

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta