cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

6 min
KISSS
Reales |
18.05.09
  • 4
  • 12
  • 5245
Sinopsis

Un nuevo "guiño" a esos amigos que siempre estan a nuestro lado... Queridos Ikabol y Gonzalo Gala Guzman... estoy intentando subir a un " hipopótamo", pero tengo una sola dificultad...y es que no entra en el ascensor...jeje. Ya sé que "Kiss" es con dos ss, pero el titulo debe tener 5 caracteres minimos, jajaja... y no he convertido las pesetas en euros... así tambien hacemos un pequeño homenaje a " las pesetas"... que a mí todavía me cuesta calcular en euros. Un saludo a todos.

Hay días que mejor sería quedarte en cama y no levantarte… y eso fue lo que me ocurrió a mí, dos meses más o menos después de mi boda… (Sin ser mal pensados que por ahí no va la cosa) pues nada aquella mañana salí de casa dispuesta a dar un paseo y entonces la vi… se me quedó mirando y me acerqué, sus ojos se posaron en mí como diciendo… “anda se buenecita y llévame a casa”, intente apartar la mirada de ella y seguir mi camino, pero a los pocos minutos di media vuelta y entré.

-¡Buenos días! Saludé a la dependienta que estaba limpiando una jaula de pájaros.

Ella me miró sonriente y me devolvió el saludo.

-¿Me puede decir el precio de ella? Pregunté señalando hacia donde seguía mirándome, engatusándome con su mirada.

- Son 7.000 pesetas cada uno, ¿preciosos verdad? Lo dijo afirmando más que preguntando, y era cierto, allí había una camada de gatitos siameses, pero solo una mirada no dejó de posarse sobre mí, los demás seguían en los brazos de Morfeo.

Salí de la tienda, pensando y pensando… por un lado mi conciencia no me permitía gastarme esa suma de dinero, todavía en el piso me faltaban muchísimas cosas importantes, solo habíamos comprado lo sumamente necesario… y no creí en ningún momento que un gato fuese imprescindible en mi vida, bueno mejor dicho en nuestra vida, ahora éramos dos… pero fue por poco tiempo, visité al cajero y aún estando casi en números rojos hice una de las mayores tonterías de mi vida… saqué las 7000 pesetas para comprarla, y otras 1000 para “gastos varios” como un collar rosa con cascabel incluido.

-¡Miau, miau…!

- ¡Escucha, los vecinos tienen un gatito!. Exclamó mi marido sin adivinar la sorpresa que estaba por recibir.

Yo andaba en la cocina, pensando en cómo darle la noticia a mi flamante marido, y creo que eso me salvó de una buena regañina… de que “se estaba estrenado como marido” y la paciencia ha sido siempre su fiel aliada.

Mi madre había puesto el grito en el cielo, cuando se lo había comunicado por teléfono…pero hija ¿te has gastado 7.000 pesetas en un gato? ¡Santo Dios! Y aquí tenemos a todos los que quieras gratis.

No puedo casi describir cómo reaccionó, al principio sorprendido, después le sucedió lo que a mí, esa mirada le enamoró… y aquella noche como colofón al darme un beso de buenas noches, me dijo… “que pronto hemos dejado de ser dos”… y decidimos su nombre…”Kiss”.

Dicen que siete vidas tiene un gato… pues yo tengo que reafirmarlo siete veces, porque es cierto…

Y el número 7 marcó su existencia, 7000 pesetas, 7 vidas y vivimos en la planta 7ª.

A ella le gustaba pasar horas y horas en la terraza, su afición favorita era admirar a los pájaros, más concretamente a las palomas que anidaban en el tejado del edificio contiguo.

Aquella tarde unos niños fueron llamando a todos los telefonillos del edificio, preguntando si tenían gato.

-¿Señora tiene usted un gato? Yo respondí que sí… y me contestaron.

-Pues baje, porque se acaba de caer al jardín….

Yo pensé que estarían equivocados, mi gato nunca se caería al jardín, pero la llamé-¡Kiss, Kiss! Cuando no escuché respuesta alguna, mi corazón latió con fuerza inusitada, y asustada bajamos los tres, mis hijos eran todavía muy pequeños.

Allí estaba tendida sobre el césped, mirando a todos con esa mirada suya tan peculiar que nos enamoró desde su primer día…

-Pero, pero ¿qué has hecho? Le pregunté cómo enloquecida.

Ella me miro como aquel día… “anda se buenecita y llévame a casa”, pero en vez de ir a casa me cogí rápidamente un taxi y la llevé a la clínica veterinaria…

“Diagnostico” los dos miembros inferiores y los dos superiores con fracturas múltiples. Teníais que verla durante casi un mes en un cojín toda escayolada, un cromo…

¡Y seguimos con la aventura! No muy lejos de aquel día, una tarde al llegar del parque, abro la puerta y me encuentro con un gran reguero de sangre en el pasillo y en el salón… asustada, llamo si hay alguien en casa, y aparece ella, toda lastimosa… “y gordísima”.

-¿Que se habrá comido? Me pregunté extrañada.

La cogí entre mis manos, y su cara era otro cromo, tenía cortes por todos lados, le manaba la sangre por todos ellos, de su boca divisé que sobresalía algo, tire de ello, y empezó a salir, hilo, y más hilo negro… ¡Dios! Se había tragado una bobina de hilo entera… 50 metros de hilo de nylon, de ahí sus cortes… ella había intentado cortarlo, y al no poder, decidiría ir tragando, tragando… resultado… un nuevo taxi, y una operación en una clínica de Madrid, ejem unas 20.000 pesetas.

Y a la tercera la vencida… la paciencia tiene un límite, de nuevo el timbre del telefonillo, me dicen que mi gata está en el jardín.

Le había gustado eso de jugar con las palomas… y se había caído de nuevo por la ventana, con la mala suerte que según iba cayendo se fue golpeando en las cornisas de las ventanas de los pisos inferiores.”

Diagnostico, muy grave” de nuevo una llamada de teléfono a mi paciente marido, para que nos esperase en la famosa clínica madrileña que ya nos conocían allí, como “La gata Spiderman”…

Esta vez todos los órganos vitales de la parte derecha habían pasado a ocupar el lugar izquierdo, diversas operaciones, convalecencia, etc… ya ni digo el precio… pero mi “ ultimátum…fue la gata o yo…”

Y con todo mi pesar… la llevé al pueblo a la casa de mi madre… y allí la vi feliz… podía correr, y si intentaba “volar” de nuevo, la caída no sería de un lugar tan alto.

Pero un día me llamó mi madre y me dijo que Kiss había desaparecido, no la hemos vuelto a encontrar… y yo cada tarde, me paso por la tienda de animales, y veo a lindos gatitos que me miran con esos ojitos…que dicen “ llévame a casa…anda se buenecita” y hasta hoy he resistido la tentación… pero ¿hasta cuándo?
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Me pasó algo parecido con un conejo, un saludete amiga!
    me ha gustado bastante tu relato,muy simpático y ameno :)
    Yo tengo un par de gatitos que recogí de la calle, son una monada. Me encantan las historias con estos animalillos tan adorables, y la tuya está muy bien. Tu relato nos acerca a la difnicultades que encuentran los gatos para adapatarse a la ciudad, su hábitat debería ser el pueblo, el campo. Un beso.
    Me encanta. Me recuerda a mi perro, que también es precioso, pero más cafre. El animal ha hecho cosas como zamparse 100 euros, o emborracharse rompiendo una botella de cerveza. Es que las mascotas son así, muy monas, pero un poco ingenuas, sobre todo para vivir en ciudad.
    ¿ Has pensado en un perrito?
    ¡Qué bueno, Lucía!
    jajaja
    Me gustan los gatos. Me gustan tus relatos. Me gustas tu.
    Gracias por acordarte de un servidor, eso me ha llegado XD. El relato: simpatiquísimo. Cierto que los gatitos dan mucha guerra (yo ahora tengo dos: Pancho y Zapata, como los revolucionarios mexicanos, que no es para menos). Me he reido bastante y me has arrancado más de una sonrisa :P Adoro a los gatos, son uno de mis animales favoritos. Me da mucha pena que tengan esa mala fama tan poco merecida; incluso tengo un relato dedicado a los gatos jeje, a los gatos de la Alhambra en particular. Me gustó mucho! :D
    Jejeje, asi que te gustan los animales, Nosotros tuvimos un siames, Pumuki que se murio porque dejaron de funcionarle los rñones pobrecillo, pero ahora tenemos a Xana, una perrita de los ms cariñosa. Me ha gustado tu relato ¿es real?
  • Llegó mi turno... esta semana estaba muy liada pero no he querido que pasara más tiempo... así que Roberto es hora de que pienses en una buena venganza... jejeje. Esto se acaba y me da penaaaa...lo he pasado bien. Gracias a todos por dejarme compartir espacio en estas páginas.

    La historia se reparte en tres capítulos...los niños soldados y el porqué de su crueldad. Siempre detrás de ellos está la mano negra...

    La historia de Samir la voy a repartir en tres entregas...

    Espero que no tengamos que esperar a esto para firmar un contrato indefinido... ojalá se arreglen las cosas pronto...

    No he podido evitar incluir un toque de romanticismo...drama...y alguna sorpresa. Espero que os guste,lo he escrito con mi mejor intención y he disfrutado haciéndolo. Ahora le toca a nuestra compañera Marfull así que ánimo, y a seguir escribiendo que es lo de que se trata.

    De lo bueno a lo malo solo hay un paso...y viceversa...

    A veces se escoge el camino equivocado para llegar a un fin...

    Una ilusión... un hecho... y no solo una vida destruida. Es un relato largo y por eso lo enviaré en tres o cuatro capítulos. Me apetecía volver...

    A escribir se aprende escribiendo, no dejemos nunca de hacerlo.

  • 118
  • 4.55
  • 97

Me gusta escribir para transferir a la realidad cosas positivas. Y en esta balanza de la vida además de obligaciones compartimos aficiones.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta