cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
La amistad
Amor |
19.09.06
  • 0
  • 0
  • 1271
Sinopsis

Tu eres mi amiga, la única que poseo, caminas conmigo por patios oscuros, me ayudas a recorrerlos sin temor, cuando caigo es tu mano la que me levanta, nunca me abandonas, siempre estas ahí cuando más lo necesito, tu abrazo es frío, solitario, pero reconfortante. A veces te rechazo, cuando el sol ilumina mi senda y todo parece menos terrorífico, te olvido durante largos periodos de tiempo, te enfadas, y tus quejas vuelan junto al viento, pasando por mi lado, rozando mi rostro sin cruzar por mis oídos. Pero soy un maldito condenado a vivir junto a ti, lo sabes bien, y aunque sufres sin mi compañía, y mueres de celos cada vez que por tus ojos pasan corriendo las imágenes de mi vida, compartiéndola con otras personas que no eres tú, te da esperanzas el conocer que de una u ora forma, tarde o temprano, terminaré en tus brazos llorando, buscando tu consuelo, y que tu, como si nunca me hubiera marchado, me recibirás, y secarás mis lágrimas una a una, sabiendo que mi pesar es tu alegría.

Todos los llantos se acaban, por puro cansancio o costumbre, y con el tiempo, seré feliz, junto a ti, olvidando el exterior, conformándome con el silencio, atrapado en las cuatro paredes que serán mi cárcel y a la vez mi liberación., encerrado en ti. Mi sonrisa, será la causa de una falsa felicidad, mi sabiduría, la de una rata de biblioteca. Mi prisión; tú: mi mejor amiga, la única verdadera, la que me acompaña en los malos momentos y me espera en los buenos, la que me acepta, sin demasiados reproches, tras cada pequeña disputa, la que acepta mis defectos y olvida mis errores.

Y a ti vuelvo hoy, llorando, como un niño pequeño al perder su juguete más preciado, como un padre al contemplar morir a su hijo, como un adolescente al ver desaparecer sus sueños. De nuevo suplico tu perdón, a ti, que tantas veces te he fallado. Porque eres a la que peor he tratado y la única que, una y otra vez, me ha aceptado. Si no fuera por ti no creería en la amistad. Me enseñaste todo cuanto sé, de ti aprendí mi locura y mi talento, no demasiado atinado, de escribir. Unas palabras te debía, de halago, poco acertado, a ti, mi amiga más fiel. Porque sin tu amistad, noche tras noche, en los malos tiempos y cuando la nostalgia me invade, moriría. Gracias, soledad, por estar siempre ahí, acechándome.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 13
  • 3.46
  • -

leer, escribir, el teatro,

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta