cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
La Búsqueda
Drama |
28.03.20
  • 4
  • 2
  • 150
Sinopsis

Un hombre desesperado dispuesto a todo para tener éxito en su búsqueda.

Un silbido continúo, seguido de varios cortos lo despertaron, avisándole que un nuevo día acababa de comenzar, y así, otra oportunidad para intentarlo.

Deslizó el brazo entre las sabanas blancas lo más rápido posible para sacarse las agujas y parches que lo molestaban, se puso de pie con dificultad, tomó su abrigo y salió del hospital sigiloso e intentando disimular su cojera en dirección a la estación de trenes.

En el andén, la gente circulaba y chocaba entre sí casi sin darse cuenta. En este paisaje destacaba, ya hace varias horas este hombre, sentado en una banca, con los codos reposando sobre los muslos y la cabeza mirando al piso. Las manos sujetaban la frente y solo salían de su posición al inclinarse hacía un costado donde tenía su abrigo, y sacaba del bolsillo uno de sus pañuelos para secarse las lagrimas.

De vez en cuando movía el pie derecho dando pequeños golpes en el suelo, mostrando su intranquilidad e intentando dar con la melodía del baile desenfrenado que se daba entre las demás personas del andén. Cuando llegó el último tren de la jornada, se levantó y empezó a ver de un lado al otro las personas que salían de cada vagón y se unían al compás.

Después de unos minutos buscando entre la gente sin éxito, y como por arte de magia, se despejó el tumulto repentinamente dejándolo solo en la estación. Guardó  los pañuelos, tomó su abrigo y se mantuvo inmóvil con la mirada perdida por unos segundos mientras el tren emprendía su nuevo rumbo. Dejó que la maquina agarrara velocidad y dió cuatro pasos pequeños hacía adelante y uno más largo para dejarse caer a las líneas del tren.

Un silbido continúo, seguido de varios cortos lo despertaron, avisándole que un nuevo día acababa de comenzar, y así, otra oportunidad para intentarlo.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 7
  • 4.77
  • -

Aprendiendo...

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta