cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
La calesita
Drama |
25.07.16
  • 4
  • 1
  • 549
Sinopsis

A veces el amor puede devolvernos la cordura...y solo el amor.

No me dejes... No me dejes... ¿Qué querría decir esa frase que se repetía con cada vuelta? La calesita giraba monótonamente y Mariana sintió que se volvía loca. Así de simple. Una tarde cualquiera sin sol y sin lluvia. Una tarde sin vida. Seca y repetida. De esas tardes que te vuelven loco. Parecía muy normal sentada en el banco de cemento con su vestido marrón y sus sandalias chatas. Frío, el banco. Helado. Se le había empezado a meter en los huesos de a poco esa indiferente sensación de estar congelándose. En pleno verano. ¿Cómo había ido a parar allí? Todo estaba en su lugar aquella tarde: la calesita, el calesitero, los niños y Mariana. Muy quieta, eso sí. Cualquiera que se hubiera tomado un momento para observarla podría haberse dado cuenta de que la cosa no iba bien con ella. Pero nadie hubiera podido imaginar el oleaje de ideas inconexas que se chocaban en su cabeza. Emergían y se sumergían estrellándose entre ellas y dejando el cerebro de la pobre sin respuestas. Lo poco que le quedaba de razón la acompañó hasta la puerta de la última idea cuerda que cruzó su mente. Sí, claro: se había vuelto loca. Loca sin remedio. Rematadamente loca y esa calesita tenía la culpa. De tanto girar le había centrifugado las ideas y ellas habían salido escupidas en todas las direcciones dejándola vacía y seca. Coronando los árboles con sus pensamientos, los techos de las casas con sus reflexiones, los toboganes con sus recuerdos. Su mirada estaba fija en el aparato giratorio pero aún así veía los restos de su ser esparcidos sin sentido y sin dueño. Mariana percibía el desparramo de su esencia. Ella lo supo enseguida como también supo que era demasiado tarde. La calesita no paraba y con cada vuelta se llevaba su cordura. No le quedaba nada, estaba sola con su nada. Entonces reaccionó y supo qué hacer. Todo tenía sentido. Se quitó las sandalias, se desabrochó los botones del vestido, lo dobló prolijamente y lo dejó apoyado en el banco helado. Tenía tiempo. Era lo único que tenía. Se quitó la ropa interior y comenzó a caminar lentamente hacia la calle. ¿Era lo único que tenía? Alcanzó a escuchar un alarido que salía de las entrañas mismas del carrusel y, milagrosamente, la despaviló de su locura. Quiso volver pero no pudo. Se quedó inmóvil buscando en su cerebro lo que encontró en su pecho. Y esperó que llegara... La niña gritó desesperada y ordenó que detuvieran la calesita. Saltó a tierra firme dejando atrás la brisa que la acariciaba en cada vuelta. Dejando atrás sus ojos entrecerrados y la sonrisa, su inocencia, los caballitos y su infancia. Se despidió en ese acto de la tranquilizadora sensación de sentirse cuidada y enseguida supo qué hacer. Corrió presurosa por la plaza juntando los pedazos de su madre. Sus recuerdos, las reflexiones, pensamientos, sentimientos y sus ideas. Juntó todo y se lo alcanzó. Le metió todo de prepo. Le devolvió su esencia con un abrazo... fuerte...apretado, autoritario, que le impregnaba la piel con una idea: "No me dejes...No me dejes..."
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 9
  • 4.75
  • -

Soy mucho...para 180 caracteres

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta