cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

3 min
La ciénaga
Terror |
01.10.14
  • 5
  • 5
  • 826
Sinopsis

No te fíes de las apariencias

Quizás fue el débil fulgor de la luna, tal vez el cuerpo desnudo de ella, sobre la ciénaga, como un dibujo de Frazetta, o solo fue que había perseguido su imagen toda su vida. O, más sencillo aún, que no podía olvidarla, después de que le habló en aquel bar y tuvo que seguirla, aunque su coche no estaba para muchos trotes y el de ella era nuevo y un buen cacharro que se metía por carreteras imposibles.

Pero finalmente ella se detuvo junto a la ciénaga, se quitó la ropa y en silencio trepó a uno de las ramas de un árbol enorme. Estaba quieta, inmóvil, esperando o mirando algo. Él no podía afirmar qué desde su posición. Pero su corazón latía aceleradamente. Era ella, estaba seguro y no iba a abandonarla por nada de este mundo.

La quietud del agua de la ciénaga, comenzó a quebrarse. Algunos pájaros se alejaron presurosos del lugar. Todo esto debió advertirle, tal vez lo hizo, pero él no se marchaba, no era un pájaro temeroso, tampoco alguna alimaña que gruñendo asustada  se alejó amparada en la vegetación.

Y del agua surgió la monstruosa cabeza. No la miró a ella ¿Para qué perder el tiempo en una esclava? De inmediato, en cuanto sus repugnantes fosas nasales estuvieron fuera del agua, había olfateado a su presa, es posible que incluso antes. Había sido un dios antes de que se forjara la humanidad, había sobrevivido a los grandes saurios, era fuerte, pero necesitaba alimento. Y ella se lo proporcionaba. A cambio la mantenía joven y viva a pesar de los siglos.

El infecto cuerpo salió entero de la ciénaga. Se movía tan rápido que la muchacha apenas pudo seguir el movimiento. El dios se abalanzó sobre su presa. Un resplandor iluminó todo el lugar dejando a la muchacha ciega durante algunos segundos. Cuando recuperó la visión, el cuerpo inerte del dios yacía en el suelo. Los ojos abiertos aún expresaban un segundo de pánico.

Él se acercó a la muchacha que temblorosa le miraba sin comprender qué había sucedido.

-Hace tiempo que te buscaba para encontrarle a él.- Dijo el desconocido con voz profunda.- ¿Quieres seguir siendo joven? ¿Quieres seguir viva? Vístete.- Le ordenó. Luego cogió el hediondo cadáver y lo arrojó a la ciénaga como si fuese una pluma.- Sígueme. Ahora me servirás a mí. Tengo hambre…

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Magnífico relato. Nos mantienes en tensión hasta el final,. para luego darle la vuelta por completo. Y la ambientación perfecta. Un saludo.
    Mala suerte la de la joven pero un tremendo cuento de terror. Me encantan esas imágenes de dioses, dan mucho miedo pero más el que se pensaba mortal. Unabrazote
    Otro gran cuento. Tiene algo de magia, de terror clásico, de horror cósmico y hasta un final sorpresa. Acabo de buscar a Frazetta y reconozco su estilo de haber visto sus obras muchas veces; no sabía su nombre, aprendí algo hoy. Aprovecho para darle publicidad a otro historietista: Alberto Breccia. Pero volviendo a lo importante: Genial relato. Saludos.
    Muchas gracias, Carlo, por tus amables palabras. Respecto a la cita de Frank Frazetta, te comento que fue un portadista, genial para mi gusto, de comics, su dibujo "el dios de la ciénaga", me inspiró la historia. Así que me era de obligado cumplimiento mentarlo. Y, qué astuto eres, también mi idea era promover la curiosidad sobre este gran artista, en aquellos posibles lectores de mi humilde relato. Echale un vistazo en internet. Puesto a dar publicidad, no te pierdas "La princesa egipcia". Una pasada de cuadro. Gracias de nuevo por tus comentarios
    Me fascinó. Tomas un arquetipo clásico del horror, (el monstruo de la laguna negra) y le das un giro inesperado. Bien narrado además, me mantuvo intrigado todo el relato. Sólo un comentario, y esto es más bien cuestión de opinión personal. Me confieso ignorante, no sé quién es Frazetta. Siempre he considerado que es mejor dejar de lado las referencias culturales, para no condicionar al lector a que sepa tal o cual cosa. Tal vez, en esta época en que tenemos Google a la mano para investigar algo al momento, no sea una limitante, sino al contrario, un elemento enriquecedor, algo para compartir con el lector. Pero, otra vez, es cuestión de gustos. En fin, el relato es genial. Saludos.
  • Un encuentro muy peculiar

    Sueño? Realidad? O un simple cruce en el tiempo?

    Un asunto de conciencia

    Esa cosa caprichosa llamada "tiempo"

    Humano, demasiado humano...

    Lo que la ciencia no puede explicar

    Una vuelta de tuerca

    A veces, no es bueno leer tanto

    Un objeto aparentemente simple que cambiará una vida y posiblemente a una sociedad

    A veces, la verdad es una carga demasiado pesada

Licenciado en Filosofía y Letras (Málaga) Ha publicado relatos cortos en varias editoriales

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta