cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
La cripta de la vieja catedral
Varios |
10.01.19
  • 4
  • 10
  • 415
Sinopsis

Hace poco que no escribía, les agradezco muchos aquellos escritores que aun siguen leyendo mis relatos, se lo aprecio de todo corazón. Es un placer volver a escribir.

Heidi acompañó a su amiga Lucy, a una vieja catedral del pueblo donde había nacido y crecido su padre Renato. En ese lugar existía una cripta, en donde los habitantes depositaban los restos mortales o cenizas de sus familiares en pequeños osarios. Esta cripta quedaba en una especie de subterráneo, en donde la única manera de ingresar era bajando por una escalera de metal en forma de caracol.

Lucy llevaba una pequeña urna de cristal con las cenizas de su padre. Ya que su última voluntad fue que sus cenizas fueran guardadas en la cripta de la vieja catedral de su pueblo. El sacerdote bajo primero las escaleras y luego detrás de él iban las dos mujeres. Estaba muy oscuro allí abajo, Heidi decidió activar la linterna de su móvil para lograr visualizar algo entre tanta oscuridad.

Al terminarse los escalones, sus zapatos pisaron un suelo con mosaicos amarillentos y cuarteados. En las paredes se encontraban las fosas, unas selladas, vacias y otras profanadas. Se sentía un calor infernal en aquel sitio, además se podía percibir un olor a carne putrefacta. Ya que algunos cadáveres eran sacados de sus ataúdes antes de tiempo y el sepulturero del cementerio debía retirarle la piel, sin embargo era imposible pues estaba adherida a los huesos del muerto aun fresco.

Lucy y Heidi se asfixiaban por la cantidad de polvo acumulado en ese lugar, era como si la suciedad impidiera que el aire circulará por completo a los pulmones de las féminas. En cambio el sacerdote era como si nada pasara a su alrededor. Después de que él depositara la urna en uno de los osarios, le diera su bendición y le derramará el agua bendita, la tierra se sacudió con fuerza, provocando que el piso de la cripta se desboronara y se tragará a Lucy, a Heidi, al sacerdote, a los huesos y cenizas de los muertos que descansaban por años en aquella cripta de la vieja catedral.

Esta fue reconstruida y la cripta quedo recubierta por cemento; solo dejaron un agujero en el centro del piso donde se encontraba la cripta y por allí, eran depositados en bolsas plásticas los huesos y cenizas de los difuntos. Decían que había quedado un hoyo sin fondo después de aquel terrible temblor que extrañamente afecto solamente la zona en donde se ubicaba la antigua iglesia. Cuando cerraban las puertas de la construcción. Se podían escuchar gritos de desesperación y dolor por aquel orificio subterráneo. Luego de un tiempo el nuevo sacerdote mando a hacer una compuerta de bronce de forma circular para sellar definitivamente la cripta. Al hacerlo los gritos desaparecieron para siempre; en su lugar construyeron mausoleos familiares en el cementerio del pueblo, en ellos podían guardar los restos de sus seres queridos sin tener que sacarlos, se quedaban allí años tras años, hasta que se hicieran polvo; además había suficiente espacio para cada miembro de la familia.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Muchas gracias Mario Cavara y Chus Luvi por sus comentarios. Para mi es un honor que todos ustedes me lean y me den sus amables y constructivos comentarios.
    Diferente a lo que te había leído y también me gusta. Has manejado muy la historia manteniendo mi atención hasta el punto y final. Un abrazo Jazmin
    Siempre es un placer leerte, Yazmín. En esta ocasión nos sorprendes con otro registro diferente. Como bien ha dicho algún compañero, tu relato desprende un interesante aroma a Poe. Me encantó
    Agradecida inmensamente con sus lecturas, comentarios y afecto.
    Que bueno volver a leerte, Yazmin. Abrazo grande, un placer como siempre cada uno de tus textos.
    Hola Yazmín. Impregnaciones de las voces de los muertos en la catedral. Buen relato. Saludos
    Tu estella del misterio sigue brillado, a pesar que este relato me ha parecido un tanto plano. Saludos y dedales.
    Intrigante relato, Yazmin! Me ha gustado! Un saludo!
    Tu relato tiene un aroma similar a los cuentos de Edgar Allan Poe, y me ha fascinado. Pero te diré que ésto de los gristos sucede en casas abandonadas, que en muchos casos son impregnaciones "huellas psíquicas" de personas que han vivido allí duranrte años. Pero a veces también pueden ser de almas en pena... Piensa que soy parapsicólogo y he visto casos. ¿A qué se debe este descanso en tus cuentos? ienso seguir leyéndote.
    Relato casi de terror, retirar la piel, uf. Al fin podían descansar sin ser profanados. Muy bien contextualizado con palabras relacionadas. Me gustó por ser diferente y estar bien llevado. Enhorabuena Yazmin!
  • Hola a tod(a)s mis queridos lectores, y amigos de letras, estoy feliz de saber que siguen escribiendo en esta página a pesar del veneno de algunas personas despreciables. Pero el amor a escribir debe hacernos inmunes a ellos. Aquí les dejo mi relato, espero les agrade.

    Una bonita y romántica historia que escribí junto a nuestro querido y gran escritor Mario Cavara. Fue realmente un honor escribir con él. Espero que les guste tanto como a nosotros.

    Muchas gracias Jordi Barrubes por tu acertado título y ayudarme con tu punto analítico para llevar a cabo este escrito.

    En este mundo abundan estos rostros. A veces se ocultan en las sombras del mal.

    Algunas manos pueden acariciar más allá de la piel, pueden tocar tu propia alma. incluso despertar emociones que dabas por muertas en tu interior.

    ¿Quién no ha tenido un amor platónico? En mi caso imposible, este amor platónico es un actor turco. No sé qué tienen que me atraen tanto.

    Éste es un micro que mi amada madre escribió, la anime a escribir algo con la palabra (ventana) y aquí está el resultado.

    Espero que les guste ésta historia mis queridos escritores y lectores, un beso y un abrazo.

    Disfruten de estas dos flores queridos lectores y amigos.

En la guerra y en el amor todo se vale.

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta