cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
LA CRUELDAD REFLEJADA
Fantasía |
07.03.12
  • 4
  • 7
  • 4159
Sinopsis

El sol ha derretido todo mi cuerpo...

El sol ha derretido todo mi cuerpo. Cuando un reflejo ha asomado en el espejo del vestidor, tenía serias dudas sobre quien sería el poseedor de esa desgracia. Si un moribundo mártir o una desgraciada pesadilla. Al ver que ese reflejo plasmaba un idéntico ademán de consternación que yo mismo realizaba en ese momento, me percate de que era mi propia persona la que poseía aquel castigo. Apenas si podía distinguir una mínima parte de carne que no estuviera abrasada. El efecto del calor había separado la piel de los músculos, y esta poseía un color ennegrecido que envolvían los jirones despegados de todo mi cuerpo. Una blanquecina y espesa secreción aparecía de vez en cuando entre los acantilados y desgarrones que el fervor del astro me había producido. A pesar de la desoladora imagen y la dureza de comprobar que aquella crueldad era yo mismo, no sentía ningún dolor. Al contrario, pues mi mente por primera vez en muchos, muchos años, no insinuaba esta paz que en este momento me desbordaba. Paradójicamente he tenido que sufrir la destrucción de mi cuerpo para que el interior que en él habitaba resurgiese con esplendor. Por fin el mal había obrado para el bien, ofreciéndome una grata degustación de tranquilidad, reposo y armonía. Recuerdo la fatalidad que ha causado mi feliz aparición de la esperanza. Ha sido una apuesta. Una pugna entre ignorantes en la que agradablemente, aun viendo de nuevo el desperfecto que como respuesta a mi hazaña ha sufrido mi cuerpo, he salido victorioso. Ha vencido el más ignorante. Competíamos entre nosotros, y como mentalmente ninguno tenía posibilidades de vencer sobre los otros, yo sé porque, pensamos que la mejor forma de proponer un reto era una prueba física. Optamos por el salto. Una simple competición para saber cual de nosotros era capaz de alcanzar la mayor altura posible. Y obviamente, he ganado. Nadie ha sido capaz de saltar tan lejos como yo lo he hecho. Nadie podrá tener la felicidad que ahora mismo poseo. Porque sabía de antemano que mi ignorancia no tiene limites, ya comprendí antes de participar que acabaría venciendo.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Pues si, gana el ignorante y también paga el precio por ello, lo malo siempre trae su parte buena, tu protagonista lo sabe. Como la vida misma, leyendo tu relato me ha venido a la mente una historia que salió en las noticias..... pero bueno eso es otra historia e ignorantes hay muchos en el mundo. Muy bueno el relato, no deja indiferente.
    Vence la ignorancia, aquella misma que hace llegar la felicidad. Te quemaste por querer llegar tan alto, pero a veces es mejor no saber de nada y respirar hondo, sin trabas, sin complejos...muy bueno!!
    No me dice nada. Una estructura en párrafos hubiera hecho más atractiva la lectura.
    Me gustó mucho tu prosa. Contiene imágenes muy bellas. Me queda de el texto un mensaje: el triunfo de alma sobre el cuerpo. Saludos.
    Profundizas en pensamientos y los tocas como cuerdas de una guitarra, para que suenen en nuestra caja de resonancia y nos hagan vibrar.
    Hola, eduardo, espero que estes bien... Tu relato me ha gustado ya que refleja una profunda y compleja obra que me ha llamado mucho la atencion por como utilizas la palabra ignorancia y juegas con ella... Besos, Ely
  • Es tan grande la imaginación del deseo que al sufrir la herida de la realidad, directa y rápida, el osado aliento capaz de explicar tal sentimiento sólo será escuchado lastimosamente.

    Después de un año, y para ponerme las pilas, sencillo relato. Para Clody, sé que andas cerca...

    Es como el eco, no hace falta que estés delante de mí para recordarte.

    He nacido para equilibrar el mundo...

    SIGNIFICADO DEL NOMBRE SONIA: VARIANTE ESLAVA DE ORIGEN GRIEGO DEL NOMBRE SOFIA, LA QUE TIENE SABIDURIA. AMABLE, RACIONAL, DULCE, GENEROSA... ESTO ES PARA TI, TOYITA.

    LA MEMORIA NO ENTIENDE EL PASO DEL TIEMPO, Y ANCLADA NOS RECUERDA CON LATIGAZOS LA CULPABILIDAD O LA COBARDIA

    EN EL FONDO, LA VIDA SE DISIPA RÁPIDO, COMO EL HUMO.

    MI RECUERDO TRAZA IMAGEN DE SU ESPALDA A CADA CENTIMETRO QUE AVANZA POR SU PIEL...

    SOÑANDO UN JUICIO EN EL QUE JUEZ, JURADO Y TESTIGOS ES LA MISMA PERSONA, LA MISMA MUJER, ESE AMOR JAMÁS CORRESPONDIDO...

    Y SI, ES CIERTO QUE ALGO FALTA...

  • 47
  • 4.54
  • 155

ir descalzo, café y cigarro, el frio abrigado, la lluvia, la mirada, otro café con cigarrillo por favor, los gatos y en especial las gatas aunque renieguen de serlo, los folios nuevos,

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta