cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

7 min
LA DEFENSORA DE LOS HOMBRES 2
Reflexiones |
28.11.20
  • 5
  • 3
  • 260
Sinopsis

Creo que por debajo del concepto de igualdad entre los dos sexos colea el cliché del hombre opresor para que de una forma encubierta las féminas hagan la guerra contra el varón, por lo que muchos hombres ante un conflicto conyugal, debido primero a su dependencia sexual por su señora ama y segundo por el miedo que tienen de ser tachados de  insensibles y de egoístas se autoinculpan de haber recibido una educación machista precisamente practicada por sus madres, ya que este estilo de vida - el machismo- ha sido una costumbre ancestral en la que todos participaban. y la mayoría de estas madres sentían una ciega admiración por el "hombre-siete-machos" del barrio, puesto que los hijos siempre han estado al cuidao de las mujeres.

"¡Oh que malos hemos sido los hombres con las mujeres!" - exclaman muchos varones.

Si hay que tener libertad de opinión como ahora se proclama a bombo y platillo ¿por qué se margina a personas como a Ester Vilar para que defiendan a los hombres? Asimismo he oído decir a algunos sujetos. que en un conflicto bélico en un país determinado son las mujeres las que sufren grandes penalidades lo cual es bien cierto, pero al hombre se le olvida cuando él ha sido obligado a ir al Frente donde se le mata y se le hiere. ¿Es que acaso los varones somos seres de tercera categoría? ¿No somos hijos de Dios?

Esta doctrina de un demagógico feminismo surge de una mentira marxista.

A finales del siglo XlX en plena era de la Revolución Industrial el sociólogo y periodista Engels que era un amiguete de Karl Marx escribió un libro partidista sobre la familia, en el que decía que desde la Edad de Piedra las  mujeres al igual que los obreros en las fábricas que habían sido explotados por los burgueses y el Capital, ellas también estaban oprimidas por el "señor del hogar". Mientras él iba a cazar y se iba de farra con los amigotes, la mujer se quedaba relegada en la vivienda cuidando a los hijos. Si existía un radical patriarquismo en las antiguas costumbres sociales, éste tenía que ver con la idea de que el hombre era una emanación del demiurgo; del dios etnocéntrico y creador del univero al que se le adjudicaba una natualeza masculina y al que por supueto todo el mundo veneraba sin discusión. De no ser así este dios no hubiese durado tantos siglos.

Pero a pie de calle, la realidad era algo diferente de lo que decía Engels.

Gracias a los nuevos descubrimientos que se han hecho tanto arqueológica como antropológicamente resulta que en los albores de la era rural el hombre y la mujer colaboraban juntos en las tareas del campo. Ellos sembrando y arando la tierra y las mujeres recolectando las cosechas. Y como también las señoras se cuidaban del hogar en un buen número de familias predominó durante muhos años el matriarcado; que por extensión ha llegado hasta nuetros días en muchas zonas de mi país. Por esta razón algunas mujeres foráneas cuando vienen a mi región expresan que los hombres están dominados por sus señoras-amas y no se equivocan.

Sin olvidar que también existen parejas felices, también es cierto que la ola feminista asusta a muchos hombres. Pues películas, programas de televisión y muchos libros escritos por mujeres feministas no cesan de culpabilizar a los hombres de cien mil defectos y errores, de su manera de ser. En estas tertulias televisivas muchas damas feministas toman como paradigma a sujetos indeseables, tipos que practican la crueldad mental  con sus parejas que siempre han existido, para justificar sus prejuicios contra los hombres y colgarles la etiqueta de dominadores machistas, cuando la inmensa mayoría de nosotros no somos así.

No es normal lo que le sucedió a un conocido mío que es un buen pintor paisajista. Él un día fue a una tertulia literaria en la Biblioteca pública del pueblo en el que residimos y en la que abundaban las mujeres. Entonces éstas en un momento dado empezaron a despotricar sin ningún miramiento contra los hombres. El pintor muy violentado salió de la sala y ya no quiso volver más. ¿Qué dirían las féminas si esto fuese al revés?

Se difunde un mensaje envenenado subiminal que se sintetiza especialmente en la relación de pareja. La gente que se autodenomina progesista como sabe muy bien que el marxismo empresarial se ha derrumbado y se ha impuesto el Libre Mercado, el Capitalismo, piensa que hay que hacer la revolución social desde dentro, sobre todo a nivel familiar con la lucha feminista. Y el hombre para no entrar en discusiones bizantinas se calla ante los ataques de su esposa y aguanta el chaparrón como puede.

Y si la pareja se rompe como suele suceder, sé de muchos hombres que buscan compañía de mujeres de otras culturas como son las orientales que todavía sienten respeto por el sexo masculino.

Lo más grave del asunto es que como vivimos en una época sumamante materilista, si la mujer tiene un trabajo estable y bien pagado, pero en cambio si el hombre tiene la desgracia de caer en el paro o se arruina en un negocio, según dicen las consejeras familiares y las asistentas sociales esto es el caldo de cultivo para que se produzcan graves altercados en la pareja que dan lugar a las separaciones matrimoniales. El hombre deja de ser el "héroe" económico y por tanto pierde la admiración, el respeto de su cónyuge y ella le humilla sin piedad como he podido comprobar en muchas ocasiones. Entonces ¿dónde está la comprensión y la sensibilidad femenina, cuando el hecho de que el hombre pierda su empleo no es culpa suya, sino del caótico panorama laboral?

Y como no podía ser de otra manera, al detenerse el péndulo del reloj histórico de Occidente en el tópico feminista, ahora de pronto éste oscila hacia el otro extremo. Hacia los demenciales grupos de extrema derecha los cuales se enfrentan con una agresividad inusitada con la gente feminista. Se trata del reverso de la medalla.

Pues si por un lado se suspira por tener una aventura romántica con alguien como es natural, pero por el otro lado se tiran piedras al sexo masculino ¿cómo se puede compaginar una cosa con otra a no ser que la pareja pertenezca al mismo bando ideológico; o que uno de los dos sea sadomasoquista que tambén hay mucha gente así?

A mi parecer, se debería de defender los derehos y los deberes tanto de las mujeres como de los hombres SIN NINGUA IDEOLOGÍA  de por medio, que siempre es dogmática e intransigente, y que perjudica a la convivencia social. Los hombres necesitamos que se nos defienda política y juridícamente con imparcialidad y con sensatez y no con la grosera confrontación entre los dos sexos como se ve ahora mismo.

Dicho de otro modo. Los hombres necesitamos a una nueva Ester Vilar.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Vaya exposición interesante que nos has presentado. Es un tema delicado que puede excitar susceptibilidades o incluso levantar polémicas tanto masculinas como femeninas. No voy a entrar en discusiones pues es tu tema y tu exposición, pero me gustaría abogar por la comprensión, el "ponerse en el lugar del otro" cuando hay divergencias, aunque sé que es bastante difícil conseguirlo. No hay mujer ni hombre perfectos, somos personas y el respeto y la sinceridad es la base de toda relación. Ni un mal trato para mujeres ni para hombres. Abrazo!
    Te escribiré pronto, sobre lo que me trasmitió una amiga de origen oriental, en relación a su crianza basados aún en dogmas ancestrales. Para la opinión de ella vetustos y "castradores" de la independencia mental de la mujer. Es un tema querido Francesc, yo como víctima no puedo estar totalmente en sintonía, tú tampoco, si has tenido experiencias negativas por parte de las féminas. Solo el respeto, el reconocimiento de ambas posiciones y en el actuar como complemento, se podrá superar, semejante brecha. Un abrazo afectuoso.
    He leído, no una vez... y tres veces tú opinión, concluyo que es una reflexión personal. Concuerdo en que debe existir igualdad entre los sexos y sin ideología. El tema genera confrontación porque se entrelazan aspectos legales, culturales, religiosos, ideológicos, ancestrales, de toda forma, está en el el tapete y extendido universalmente. La controversia tiene diferencias abismales, solo mencionaré dos opiniones, como referencias: Mahatma Gandhi " Llamar a la mujer el sexo débil es una calumnia; es la injusticia del hombre hacia la mujer"; Letty Cottín, (periodista y activista estaudinense) " Opresión en los hombres es una tragedia. Oprimidas las mujeres es una tradición". Saludos !
  • Una visión sobre este aspecto lúdico del ser humano.

    Un debate en una Bibilioteca pública sobre una novela política, cuando hace escasos días que en el templo de la Sagrada Familia de Barcelona del arquiteccto Gaudí, se celebró un funeral a la memoria de un joven del pueblo en el que resido que fue asesinado en el año 36 del siglo pasado por la intolerancia ideológica de un partido poítico determinado, y en la actualidad el Congreso de EE.UU. ha sido asaltado por las hordas populistas.

    ¿Se puede hablar de la Navidad tal como la conocemos hoy en día? No se piense que es una crítica a la creencia de estas Fechas.

    Un docente que iba a ser fraile, tiene una crisis de conciencia, pero recibe una singular revelación que no la olvidará nunca.

    Este relato está inspirado en un caso real. Una mujer recibe una herencia de un pariente y a partir de entonces empieza a tener malas experiencias.

    Atención: Aunque este texto no pretende ir contra nadie, tampoco es políticamente correcto. Toco un tema que me inquieta bastante.

  • 131
  • 4.44
  • 429

He realizado estudios de psicologgía profunda y metapsíquica:; he publicado relastod en algunas revistas; y hace años que colboro y llevo tertulias literarias.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta