cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
La fama de los Youtubers
Humor |
25.01.19
  • 4
  • 0
  • 173
Sinopsis

La Youtuber en cuestión existe. No sé, un día que me aburría se me ocurrió esto XD Me gustaría UNA ESTRELLA en cada uno de mis textos. NO ES UNA BROMA. Repito: NO ES UNA BROMA. NO ES UNA BROMA. NO ES UNA BROMA. Por si no ha quedado claro: NO ES UNA BROMA. Solo pido una cosa: una OPINIÓN SINCERA RESPECTO A CADA UNO DE ELLOS. Gracias!

¡Hola! mi nombre es María, tengo 19 años y resido en Barcelona en donde trabajo como Youtuber desde hace poco más de tres años. Os voy a contar una experiencia que he vivido recientemente y, si lo hago, es porque quiero que os andéis con mil ojos para que no se aprovechen y no paséis por lo que me tocó vivir a mí. Hace cosa de unas tres semanas conocí a un compañero de trabajo a través de Twitter y nos enviamos unos mensajes. Maldita la puta hora. Lo cierto es que, aunque nos acabábamos de conocer, me pareció un chico súper majo y me cayó muy bien en ese momento. Es que a veces las apariencias pueden engañar y eso es lo que me pasó a mí. Yo nunca aprendo. No es la única vez que me llevo un chasco por confiar la persona equivocada y cada vez odio más a todo el puto mundo.

La historia comenzó con el saludo de un tal Pedro Lujan (@Pelu):

─Hola, ¿qué tal estás, guapa?

─¿Quién eres? ¿Nos conocemos de algo?

─No, pero ya tenía ganas. Me llamo Roberto y soy Youtuber, cómo tú. O lo intento al  menos. Empecé hace uno seis meses gracias a tus videos. Es que tu contenido es tan variado y divertido que me animé a crear el mío propio y estoy luchando por abrirme un hueco entre los grandes como tú.

─Ay, gracias. Es todo un honor que me tomes como ejemplo : )

─Espero que no te haya molestado el que te hable, pero quería hacerlo porque me pareces una excelente Youtuber y mejor persona. Solo quería expresarte lo que siento, ¿sabes? 

─¿Esto no formará parte de una broma o algo? Es que es un poco raro todo. Nunca me había pasado nada así. Bueno, antes no era tan famosa como lo soy ahora.

─¿Te puedo pedir un pequeñito favor?

─Vale, pero a ver con qué me sales…

─Es solo si podrías seguirme en mi canal de Youtube. Yo también te seguiría en el tuyo, claro. De hecho, ya te sigo y sería lo más si tú me siguieras, en serio.

─Esto no será para intentar quedar o algo, ¿verdad?

─No. ¿O sí? Jajajajajajajaja. ¿Tú cómo lo verías? Yo estaría encantado.

─De momento me caes bien y eso, pero no tanto como para quedar. Podrías ser un puto psicópata o incluso yo una puta loca de atar, ¿no crees? 

─Supongo que tienes razón. Además, no creo que quisieras quedar conmigo. ¿Una chica interesante, guapa y famosa? Sigue soñando, Pedro.

─La vida da muchas vueltas y nunca se sabe en qué lugar va a acabar un@ Bueno, tengo que irme. En otro momento seguimos. Adiós.

─Vale, hasta luego. Pero porfa, no te olvides de seguirme ; )

Días después, mediante unas conversaciones asquerosas que el susodicho mantuvo con un amigo youtuber, descubrí que intentaba conseguir tres cosas: Sexo, fama y suscriptores a mi costa. No entraré en detalles del cómo y el porqué, pero el caso es que pasó y eso es lo que importa. Por vergüenza dejó de seguirme –cómo es lógico- antes siquiera de que yo pudiera bloquearle. La mierda más tarde o más temprano siempre termina saliendo y, por suerte, la suya dejó de oler, porque no he vuelto a saber de él. De la noche a la mañana sus cuentas -Tanto la de Twitter como la de Youtube- desaparecieron sin dejar rastro. La duda que me ha quedado es si se ha creado una segunda cuenta para seguir acosándome escondido en el anonimato. Quizá sea un poco paranoica, pero una nunca sabe cuando los pajilleros van a volver a atacar…

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta