cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

6 min
La Flor del Eclipse 3* parte
Fantasía |
08.07.13
  • 4
  • 6
  • 2609
Sinopsis

Lothar, el guerrero hechizado por una conjura y Selma,el felino de las nieves que le acompaña estan a punto de descubrir el misterio que se esconde tras la flor mágica que tanto han estado buscando.

 

El eclipse  ocultaba al astro rey, con lentitud parsimoniosa...La oscuridad pareció envolver el mundo y las escasas penumbras se volvieron mágicas, aumentando los contrastes entre las luces  y las sombras. El viento soplaba fuerte.

La noche llegó a cubrir completamente el paisaje. Entonces, alrededor de ambos, las flores fueron abriendose, bellisimas, luminosas, resplandeciendo en varios tonos, como si hubiesen sido creadas para simbolizar de algún modo, la esperanza. Esa luz que ilumina el mundo cuando las tinieblas lo eclipsan todo, mágica claridad en ese instante que escapaba al tiempo.

Los pétalos de las flores desprendieron unas partículas finísimas que alcanzaron los cuerpos de ambos transformandose en niebla,en una espiral que les envolvió, elevandoles,  refulgiendo tenuemente con luminiscencias doradas ...Emergiendo de aquel torbellino difuso ,preciosos rayos de un color hermoso, del nacar platino de la Luna.

Y al disolverse aquella niebla ambos cayeron al suelo. Pero ya no eran los mismos.

Lothar llevaba la misma coraza de guerrero que tenía puesta al huir al bosque y la huella de las flechas espectrales había desaparecido de su pecho.

Era un joven muy apuesto, fuerte, de largos cabellos castaños claros y ojos azules, y ella...

Lothar apenas dió crédito a lo que vió al apartar las malezas y el humo. Bajo una piel de leopardo blanco, algo parecía moverse. Selma se había transformado en una adolescente de apenas dieciséis años, de larguísimos cabellos albinos que cubrían todo su cuerpo desnudo y grandes ojos grises.

-¿Tu...?, ahora, eres...¿Humana?- advirtió él incrédulo.

-Si- pronunció ella con voz de niña, acariciandose los brazos, como si ello le produciese una enorme felicidad.

-Una de las virtudes de la Flor del Eclipse es regresar a cada ser a su verdadera naturaleza-observó él- En ese caso tu... En algún momento... Fuiste una persona...-

-Debió ser antes de que pudiera recordarlo- intuyó ella- Cuando mi madre animal me llevó junto a la manada y me hizo su hija- Suspiró -Ahora se cuanto me quiso y también se que siempre la amaré, aunque no fuese mi verdadera madre, pero ya no voy a sufrir más; La Flor del Eclipse me ha hecho ver que ella está bien, y que algún día en el ciclo de las vidas ,volveremos a estar juntas. La flor también me hizo sentir que mi madre humana murió con la esperanza de volver a encontrarme algún día, y que así será, pues el amor verdadero es un proceso eterno, entre las almas que libremente sienten lo mismo.-

Lothar la abrazó con delicadeza y tapó su cuerpo frágil con los trozos que quedaban de su hábito.-Yo cuidaré de ti, te llevaré conmigo al Sur y buscaremos a tu antígua família.¿Sabes al menos tu nombre?-

-Es lo único que recuerdo de mi misma- reconoció ella.- Me llamo Selma .-

Él abrió los ojos asustado y retrocedió unos pasos.-¿Estás segura de lo que dices?-

-Si,¿Por qué?-

La palidez del muchacho se treansformó en el rubor que precede a las lágrimas, e intentando que ella  no le viera se dió la vuelta diciendo:

-Selma era el nombre de la hija de los Señores de Gwaren, que desapareció hace tantos años en Müllberg, tal vez tu...Seas ella.-

En ese momento él se giró y ambos se miraron  teniendo la certeza de algo. Algo que sintieron sin ser conscientes de ello desde que sus vidas se cruzaron y contra lo que habían estado luchando sin descanso... Se querían. Pero ninguno de los dos se atrevía a reconocerlo.Tenían tanto miedo de ofender al otro...

En ese instante el medio arco de la hondonada comenzó a arder, al mismo tiempo que el Sol iba saliendo al otro lado de su sombra. Las llamas eran rápidas y altísimas contagiando a su vez al resto del círculo, convirtiendo la hondonada en un anillo de fuego, trampa mortal, en cuyo centro se encontraban ellos.

-¡Por Odín !- gritó él- ¿Este va a ser nuestro destino?,¿Ser consumidos por las llamas del Arco de Fuego,?,¿Ese es el precio que exige la Flor del Eclipse por conceder a los seres su verdadera forma?-

Las llamaradas eran pavorosas, provenían de las flores ardiendo y no tenian el color del fuego, sino que resplandecian con todas las tonalidades del arcoiris.

Lothar recordó entonces las palabras de la anciana de las estepas "Si quieres obtener los beneficios de la flor tendrás que aprender la lección que te enseña, porque ella siempre ofrece una lección a quien va a buscarla".

¿Que podía ser? se dijo ¿ que lección debían aprender los dos?...

Sin dudarlo cayó rápidamente en la verdad: La lección del valor.

-¡ Selma! -gritó él con desesperación- ¡No vamos a morir!...¡Después de todo lo que hemos pasado para llegar hasta aquí, después de todo lo que hemos vivido juntos, yo siento algo que no puedo definir por ti ,pero voy a luchar hasta el final por ello!.-

Entonces la muchacha se arrojó a sus pies y susurró- Te amo ,mi señor.Te he amado desde siempre, aún sabiendo que no tenía ninguna posibilidad.-

-Esto, lo que somos, lo que sentimos, lo que hemos aprendido...No puede destruirse  así- determinó él- Vamos a cruzar las llamas ¡Dime que no tienes miedo!-

-¡No lo tengo, cruzemos Lothar, pase lo que pase y como pase!- exclamó ella.

Y en aquel instante , al traspasar el fuego, se percataron de que no podía quemarles, pues las llamas eran suaves y gélidas como briznas de viento helado, y alejandose del lugar vieron como aquel misterioso incendio se extinguía y las flores del eclipse desaparecían hechas cenizas con el.

El Sol ya había reaparecido completamente y Lothar apretó a Selma contra él;- Todo ha sucedido como tenia que suceder- pronunció el guerrero- Ahora los dos hemos comprendido algo que cambiará nuestras vidas para siempre, ¡¡¡Viajemos juntos hacia Müllberg !!!-

            Y ambos se alejaron corriendo bajo la última luz del atardecer.

                     

                                                        FIN

 

                   Num.de Exp:12/RTPI-000467/ 2013. N.S:MOO227/2013.

                                     Todos los derechos reservados

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Joven pintora y escritora. Estudié un Grado superior en Geografia e Historia en la UNED, y realizé también estudios de Artes y oficios. Hace años publiqué un libro de relatos "El espejo de oro" y me gustaría publicar más, trabajo como modelo, eventualmente. Pero escribir es mi verdadera pasión.

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta