cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

3 min
La Fosa
Terror |
10.01.17
  • 0
  • 0
  • 195
Sinopsis

Si no tuvieras trabajo y te dieran este un tanto peculiar ¿lo aceptarías? quizás una suplica proveniente de la fosa termine siendo tu perdición...

Encontré trabajo un tanto extraño donde debía transportar los cuerpos no identificados o que no son buscados por nadie luego de unos días, siendo amontonados varios de ellos los cuales debía llevar en una carreta hacia una fosa profunda y oscura donde ni el fondo se veía.  Llevaba un pañuelo con colonia y algo de alcohol para soportar el hedor nauseabundo y plagado de bacterias que no me gustaría contraer ya que ni un medico puedo pagar, estaba llevando muchos encargos últimamente de cuatro o cinco cadáveres a la vez con hombres mutilados, pudriéndose o ya se lo empezaban a comer los gusanos en un festín de carne podrida. Tras unas semanas  de tirar otra carreta llena de cadáveres y procedía a irme, me di cuenta de que en lo profundo y oscuro de aquel abismo sonaban gemidos o susurros de agonía de alguien pidiendo ayuda. Pasaron unos minutos  tratando de buscar a alguien para que me ayudara o para confirmar de que no eran cosas de mi imaginación, sin resultado de obtener ayuda alguna decidí agarrar una gran y larga escalera para poder bajar a ese sitio de oscuridad infinita, cuando por fin se apoyo en algo que era blando y suave haciendo un sonido de “Squiss” empecé  a descender, tras unos minutos de miedo porque la escalera no parecía terminar nunca logre pisar con mis botas aquella carne descompuesta y suave, desprendía un olor increíblemente asqueroso y acido que incluso con el pañuelo de seda podía sentir como entraba en mi garganta y los ojos abiertos era un sufrimiento intenso. A ojos ciegos avance en busca de la persona que imploraba ayuda tratando de no desmayarme por tantos olores pútridos que penetraban mi olfato y de no tratar de hundirme en ese mar de carne podrida, viscosa y suave. Busque y busque hasta que por fin lo logre encontrar pero mi alegría se fue tan rápido como llego, cuando abrí los ojos que ya se habían acostumbrado mas al entorno oscuro y acido note que la persona que pedía ayuda no era más que varios cuerpos fundidos con cartílagos, piel, entrañas y huesos en formas deformes y diabólicas. Lloraba, gemía, gritaba, la criatura por diferentes bocas macabras con dientes afilados también note que me observaba con unos de sus tantos ojos repartidos por sitios extraños y poco usuales para el ser humano. Me buscaba, se acercaba en busca de mí pero con solo verla me puso helo la sangre, me dejo como la piedra, me dejo hipnotizado. Gritaba con locura absoluta por ayuda, gemía en profunda desesperación y lloraba la vida que seria arrancada de mi cuerpo por esa abominación. Se acercaba más y solo tuve que huir, estaba a mi izquierda luego derecha y por último choque contra una masa que me dejo tirado sentado en el suelo hecho de ese mar de carne y huesos, levante la mirada y busque una salida, solo para darme cuenta de que había más de una criatura...

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Siempre me ha impresionado lo fácil que son los humanos para caer bajo las tentaciones malignas quizás sea porque una semilla de la oscuridad existe dentro de ellos, durante mi estadía en una cuidad pude verlo desde el inicio y la lenta transformación de aquella persona que con buenas intenciones sucumbió ante el mal.

    Cuando las riquezas son muchas y hay enemigos acechando haremos todo por ello, creando guerras y ríos de sangre para transformar todo eso en oro.

    Durante el viaje la paz y tranquilidad me hacen pensar muchas cosas terribles y otras no tanto.

    ¿sacrificarías tu eternidad en el reino de dios por amor? ¿destruirías a un ser malvado a pesar de ser tu amigo? ella tomo la mas difícil decisión

    La noche puede ser mas que simple cielo con estrellas acompañadas por una luna...

    Hoy yo he de regresar a mi pueblo y quiero que mis lectores sepan donde vivo.

    Una cosa que no puedo darle nombre me acecha cada noche viene por mi y nadie logra creerme...

    El arte debe inspirar terror....

    ¿alguna vez te has sentido sentido observado o perseguido por algo? puede ser que lo te persigue sea lo mismo que me relato un amigo durante su trabajo.

  • 22
  • 4.4
  • 438

Cuando la realidad se comienza a distorsionar, cuando los portales se comienzan a abrir dando paso a todo tipo de criaturas donde la oscuridad empieza a ser un peligro cuando el abismo infinito se hace presente es cuando yo me siento ante todas esas locuras y lo escribo.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta