cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
LA HERENCIA DEL ABUELILLO (HUMOR NEGRO)
Humor |
12.04.07
  • 4
  • 7
  • 2760
Sinopsis

Le tocaron la puerta, pues no tenían timbre, y de haberlo sabido no les hubiera abierto. ¡Qué desgracia!
Toc toc. Abrió la puerta y un tipo vestido de negro, de unos sesenta años, se presentó en todo su esplendor, por llamarlo de alguna manera.
-¿Qué sucede? -preguntó.
-Tengo algo para usted.
-No me joda -le respondió el chico.
El anciano le entregó una carta sellada con un material que intentaba imitar a la cera. Las abejas se habían extinguido, así que...
-¿Por qué no me ha venido por el implante?
-Resulta que este es un tema que no se puede tratar de otra manera.
Entonces una oleada de miedo se apoderó del muchacho.
-No.... Entonces mi abuelo.... no....
El anciano asintió con la cabeza. En pleno siglo XXII, con todas las desgracias acontecidas durante el deshielo, aquella era la peor, la que temía toda la gente.
-¿Se ha muerto?
El anciano tan sólo le asintió con la mirada y le señaló el sobre. El muchacho le abrió despacio, con miedo, y cuando lo leyó varias veces, el papel digital se borró hasta que fuera recargado de nuevo con luz solar. Se tambaleó y el anciano le tuvo que sujetar.
-Ya hemos pasado todos por esto, tranquilo. Aún eres muy joven.
Y lo era, tenía treinta años y se le había venido el mundo encima.
-¿Por qué ahora?
-Son cosas de nuestro tiempo.
-No podré aguantarlo. ¡No podré soportarlo!
-Muchacho -le contestó tajantemente-. Asúmelo. Tu abuelo te ha dejado la hipoteca que heredó de sus padres, y ahora te toca a tí. Y como no lo hagas - le apretó fuertemente el cuello- sabrás lo que somos capaces de hacer. Recuerda que ahora el gobierno somos nosotros.
Tiró al muchacho al suelo y se marchó, dejando una interminable negrura a su paso.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 38
  • 3.55
  • -

Leer, escribir, dibujar, pintar, informática, estar con mi novia, etc.

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta