cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
LA HIJA DEL PUEBLO
Drama |
10.03.19
  • 3
  • 2
  • 784
Sinopsis

Desarrapada, mugrienta, descalza. Su esquelético cuerpo denunciaba a simple vista que casi no recibía alimentos. Sus grandes ojos de azabache daban una sensación de estar frente a un abismo inescrutable.

Deambulaba por las calles sin que nadie se fijara en su fantasmagórica figura. Las pocas veces que obtenía alimentos se escondía detrás de la vieja parroquia de piedra, única testigo, de la forma casi grotesca en que solía deborar lo poco que le daba alguna mano caritativa.

Era un pueblo indolente, sumido en la miseria de sentimientos, en la ceguera espiritual y en la más absoluta desigualdad social. Era un pueblo dividido drásticamente entre la opulencia exagerada y la pobreza más deprimente. Compuesto por acaudaladas familias cafetaleras propietariasde grandes extensiones de terrenos dedicados a este cultivo, en cuyas casas reinaba el lujo y el esplendor típicos de estos terratenientes. Esta zona era llamada por los pobres " El paraíso" y en verdad así lo sentían sus propietarios.

La otra realidad, cruda y triste estaba situada del otro lado, en los suburbios antagónicamente a lo descrito en cuadro anterior. Viejas barracas dispuestas en hileras casi interminables, construídas con tablas, hojas de zinc llenas de herrumbre y algunas hasta con planchas de cartón. Una larga calle polvorienta que parecía no tener fin y que daba la sensación de conducir a sus habitantes al mismísimo infierno.

Formando parte de este caótico panorama podían verse decenas de chiquillos entre uno y doce años en cuyos rostros se apreciaba una grave desnutrición, causada por una alimentación deficiente y la falta de asistencia médica. Allí vivía Sara, "la hija del pueblo" como se la conocía en "Paraíso" área de los terratenientes.

Sara tenía doce años y era huérfana. Su padre había trabajado para una de esas familias ricas del pueblo y hacía cinco años había muerto a causa de envenenamiento con fungicidas que se utilizaban para fumigar los cafetales. Su madre había muerto de tuberculosis un año atrás.¡Los servicios médicos no están presentes en el presupuesto de los pobres!

Los vecinos, aunque hubiesen querido no podían hacerse cargo de la criatura, pues la mayoría apenas ganaba para subsistir así que pocas veces podían sacrificar su paga para ayudar a la pobre Sara, que dada las circunstancias se escapaba del "infierno" para desentonar por las calles del "Paraíso" donde de cuando en cuando lograba conseguir y, a escondidas de los patrones, algún trozo de pan y un vaso con leche que le daba alguna de las criadas que trabajaban en las mansiones blancas.

Estas pobres y misericordiosas mujeres arriesgaban su trabajo por dar un poco de lo que sobraba en las surtidas viandas de sus patrones y más de una había sido sorprendida en sus actos de bondad, siendo amenazadas por sus patronas. En una de esas casas trabajaba Carmela, una joven de veinte años , quien había conocido y ayudado a la madre de Sara durante su enfermedad. Aunque tenía que mantener a su familia nunca dejó de ayudarlas.

_Espérame detrás de la parroquia todas las tarde a las cinco, te llevaré comida y cuando pueda te conseguiré algunos vestidos de la hija de mi patrona, a veces los dona a la parroquia, te apartaré algunos bonitos y finos_ le había dicho. El lunes a las cinco le llevó una bandeja con frutas ,pan y un poco de leche. Le pareció verla más pálida que de costumbre _hoy no te veo muy bien_ el comentario de Carmela fue involuntariamente irónico...Sara nunca se había visto bien ¡la desnutrición no tiene buena cara! _mañana te traeré un lindo vestido_ le dijo acariciando su demacrado rostro.

Martes cinco de la tarde...Carmela llegó, traía una bolsa gris. Sara estaba allí esperándola, sus ojos de azabache brillaban menos que el día anterior. ¡Mira Sara que vestido más hermoso pruébatelo! le ayudó a deshacerse del viejo y desteñido vestido que llevaba puesto y con gran ternura le puso el vestido que le había llevado_sólo lo usó la niña Becky una vez, el día de su  primera comunión, su madre me mandó donarlo a la parroquia pero lo guardé para ti, te ves preciosa. Le recogió el cabello y se lo ató con una cinta de seda color roja, un rojo que hacía un extraño contraste con su palidez de estrella.

_Carmela_ dijo Sara _tengo frío ¿tienes frío princesa?_ven siéntate aquí sobre mis piernas, te abrazaré y el frío se irá_ Carmela la colocó sobre su regazo y como si fuera su madre la besó en la frente y quedamente le dijo_duerme pequeña como una princesa vestida de blanco, de pureza. Vestida de inosencia y de amor de Dios. "Duerme hija del pueblo" ;pero no del pueblo de terratenientes adinerados, no del pueblo de mansiones blancas y damas encopetadas,sino del pueblo representado en criadas que como yo te han dado un pedazo de pan, un vaso con leche o un vestido de los que sobran en las mansiones de los "pobres ricos", que no tendrán como tú la dicha de vivir en el verdadero paraíso, lejos de la miseria de los indolentes. 

¡Duerme querida Sara! .

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta