cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
¡Frívola!
Humor |
25.04.19
  • 4
  • 12
  • 458
Sinopsis

La historia continúa con la amiga abandonada en Esos ojos pardos

Sábado noche!

Hoy he quedado con mi amiga en el Montparnasse. No es que sea un planazo, mejor sería estar con un cachas jovencito enrollándome un rato, pero con un par de gin-tonics hasta puedo pasarlo bien. 

Hace dos sábados, pillé con el segurata. Es como un armario,  pelirojo, con la nariz ganchuda  y ojos muy abiertos, pero total, de noche todos los gatos son pardos...

Llego tarde, pero ¡por favor! ¡Cuánto le ha costado a mi marido entender que necesito salir sin él y que tiene que hacer de canguro de los nenes!

Cada sábado igual. ¡Qué cansino! Que si porqué tengo que quedar en fin de semana. Que para qué por la noche. Que si me veo con otro...

¡Claro que me veo con otro, pero no estas noches! Me veo con mi amante alguna vez, cuando le va bien a él, pero por la tarde. Nos vamos a un hotel una hora... o dos. Allí desempolvo mis atractivos, que para lo que los uso en casa... ¡Vaya blandengue de marido que me ha tocado!

En cambio mi amante es de todo menos blandengue. Vamos al hotel, me lo hace y se va. Un macho, vamos. Luego le envío un mensaje de amor...  que no me contesta,  pero yo me quedo satisfecha. Sabe que pienso en él. Aunque a veces me asalta la duda de si sólo seré su plan B.  Y es que en el fondo me gustaría ser el A. Quizá con el tiempo...

En fin, a ver si mi amiga me da algún consejo para pillar más a mi amante, aunque es mojigata a tope. Ésta no engaña a su marido, ¡con lo sosa que es!

 

... Al bajar del taxi, mira a lo lejos, no sin cierta envidia, a un hombre y una mujer que abrazados se alejan del local y piensa que hacen una buena pareja.

Sin embargo no llega a cruzarse con ellos, con su amiga, que acaba de marcharse con un hombre de ojos pardos...

 

(¡Hombre!, -se dice-, mi amigo el de seguridad está hoy trabajando... ¡Seguro que tiene un ratito para mi!).

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta