cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

10 min
La invasión que la lió
Ciencia Ficción |
07.12.13
  • 4
  • 8
  • 2383
Sinopsis

Una invasión alienígena y como reaccionan los supervivientes.

Cosmódromo de Plesetsk, sede de las Fuerzas Militares Espaciales (VKO), quince de agosto dos mil quince, cinco de la mañana hora local.

  • ¿estás viendo eso Miroslav?
  • ¿el que Yaromir?
  • ¿Cómo que el qué?, esa veintena de objetos acercándose a toda velocidad a la tierra.
  • Por los cojones de un orangután adulto, rápido, da la alarma, hemos de avisar al Kremlin.

Kremlin de Moscú, residencia oficial del presidente de la Federación Rusa, quince de agosto de dos mil quince, cinco y doce minutos de la mañana, mismo uso horario que en el cosmódromo de Plesetsk.

  • ¿Qué es eso tan importante que me ha obligado a levantarme de la cama?
  • Lo siento Vladimir, veinticinco meteoritos de gran tamaño vienen hacia la tierra en trayectoria de colisión y creemos que podrían destruir grandes áreas con el impacto, aunque pensamos que por el tamaño no destruirían la atmósfera no sabemos exactamente su composición y por el momento no podemos cuantificar los daños que sufrirá nuestro país ni el resto del planeta.
  • Han hecho bien despertándome, el asunto es muy grave, ¿Cuánto falta para la colisión?
  • Nuestros cálculos iniciales estiman que una media hora.
  • ¿Cómo puede venir tan rápido y no haber sido detectados?
  • Sinceramente señor presidente, no tenemos ni la más remota idea, ¿Qué nos ordena que hagamos?
  • Disparen tres cabezas tácticas nucleares a cada meteorito y cinco más a los que vayan a caer en nuestro país e informen inmediatamente al presidente Europa, al presidente de los Estados Unidos y a todos los países que puedan e indíqueles que medidas he pensado tomar.

Planeta tierra, quince minutos después están sonando las alarmas, coches de policía, bomberos y todo aquello que pueda hacer ruido para despertar a la población e instarles a que enciendan la televisión o la radio.

En las pantallas de televisión se ve al presidente de Rusia, al presidente de Europa y al presidente de los Estados unidos en tres divisiones de la pantalla, el primero en hablar es Vladimir Putin informando de lo que sucede y de las medidas que han tomado ellos y tras acabar cede el turno al presidente de Europa que actualmente lo ostenta el Luxemburgues François Bausch del Partido Verde, quien por el bien de Europa y pese a su ideología ha señalado que también Europa ha lanzado varios misiles para tratar de destruir la amenaza de los meteoritos y cuando estaba a punto de ceder el turno al presidente de los Estados Unidos todos los aparatos eléctricos y electrónicos civiles habían cesado de funcionar y la mayoría de los militares, nadie sabía que pasaba, pero ya no funcionaba nada, ni luz, ni agua ni radios a pilas.

 

Kremlin quince de agosto de dos mil quince, tras el apagón.

  • Exijo saber que cojones ha pasado, ¿Qué hacemos a oscuras? Anatoliy Serdyukov dígame que está pasando.
  • Señor presidente, parece que alguien que no hemos logrado identificar ha lanzado un ataque de pulso electromagnético sobre Rusia y quizá también sobre otros países, desconozco quien ha podido hacer semejante atrocidad.
  • Menuda putada, rápido vayamos al sótano y reunamos a todos los altos cargos que podamos, situación de emergencia y que traten de ver si han funcionado las protecciones del sistema de comunicaciones, necesitamos poder hablar con nuestros militares y policías.

Casa Blanca quince de agosto de dos mil quince, tras el apagón.

  • ¿Qué ha pasado? ¿John que ocurre?
  • No lo sé señor Barack, todo ha fallado, deberíamos investigar si ha sobrevivido algún aparato en la parte baja del edificio, tal vez podamos averiguar algo.

Estrasburgo quince de agosto de dos mil quince, tras el apagón.

  • Aiba la ostia, se ha apagado la luz, ¿alguien sabe por qué ha sucedido esto?
  • No señor, no tenemos ni idea, pero ha debido ser algún fallo en la central eléctrica, no hay electricidad en toda la ciudad, fíjese por la ventana.
  • Habrá que investigar que ha sucedido, de la orden de reunir a todos los parlamentarios que encuentren por la zona.

República Popular Democrática de Corea, Corea del Norte para los amigos, tras el apagón.

  • Amado Kim Jong-un, líder supremo de la nación. Creemos que debería saber esto, han pasado sucesos alarmantes, desconocemos la causa pero han fallado todos nuestros aparatos eléctricos y electrónicos, tal vez el imperio Yanqui esté invadiéndonos, ¿Qué piensa hacer su excelencia?
  • Reúna al Comité Militar Central del Partido de los Trabajadores de Corea, estudiaremos que acciones tomar.

Círculo ártico, submarino nuclear Yuri Dolgoruki, trece minutos tras el apagón.

  • Señor hemos analizado los datos disponibles antes de que los satélites dejasen de funcionar. Aparecieron a gran velocidad varias naves y descargaron varios ataques de pulso electromagnético sobre el planeta inutilizando todo aparato civil y la mayoría de los militares. Nuestro submarino afortunadamente tenía las últimas tecnologías de protección contra este eventual ataque, pero me temo que quitando a los otros siete submarinos de nuestra clase actualmente operativos, los demás submarinos más antiguos hayan sido perdidos para siempre con sus tripulaciones, no tenemos forma de tratar de organizar operaciones de rescate.
  • Qué gran pérdida, también supongo que habrá sido destruido la mayor parte de nuestro armamento terrestre, habrá que tratar de restablecer comunicaciones con las bases que tenían protección contra el pulso y con otros submarinos ya sean nuestros o de otras potencias.

Planeta Tierra, catorce minutos tras el apagón.

Y por fin llegaron los meteoritos, los veinticinco llegaron a la superficie de la Tierra y tras el impacto se abrieron y dejaron salir su contenido, unos gigantescos seres de seis patas que fueron en busca de agua y se instalaron cerca de ríos, lagos o mares y allí comenzaron a crear otros seres, más pequeños pero igual de feos que comenzaron a moverse en todas direcciones para alimentarse de toda la carne que encontrasen.

Frontera de Burgos con Soria, bunker civil de Maximiliano Contreras, tres meses después del impacto de los meteoritos.

Estimados conciudadanos, recuerdo como se mofaron de mi cuando declaré mi intención de crear un bunker en estas tierras, o mejor dicho bajo ellas. Gracias a mi supuesta locura estamos aquí vivos mientras que ellos han sido devorados por los monstruos de seis patas que pululan por la superficie.

Hemos recibido noticias de otros humanos que han sobrevivido refugiados en bunkers, mil personas en Estados Unidos repartidas en tres búnkeres, dos mil trescientas en Rusia repartidas en cinco bunkers, tres mil más en china repartidas en cuatro búnkeres, cuatrocientas más en Europa repartidos entre Noruega, Finlandia, Suecia, Dinamarca, Francia, Alemania, Inglaterra y Suiza, doscientas más en Japón y nosotros, cincuenta civiles sin apenas armamento.

A ellos debemos sumar dos submarinos rusos y tres americanos. Los demás que no cayeron tras el pulso electromagnético fueron destruidos por los monstruos marinos.

La situación es extremadamente peliaguda pero sospechamos que los monstruos que parecen carnívoros, pues no han tocado planta alguna, están acabando con fauna del planeta y que cuando no tengan con que alimentarse acabarán sucumbiendo de hambre tras una temporada de canibalismo.

El problema principal ya no son los monstruos, si no los alienígenas que lanzaron los pulsos electromagnéticos contra nuestro planeta, pues pienso que vendrán más tarde a colonizarlo y deberíamos hacer algo o acabarán con nosotros.

Gracias a Rusia hemos tenido acceso a los planos de construcción de una nave espacial Rusa experimental para la colonización planetaria que nos permitirá alejarnos de la Tierra rápidamente y pensamos que tenemos capacidad para construirla, gracias a que aquí tenemos a varios ingenieros suficientemente cualificados y materias primas suficientes.

El problema es que no sabemos de cuánto tiempo dispondremos y si las naves que lanzaron los pulsos siguen estando en la órbita terrestre.

Pese a ello, hemos decidido construir la nave a la que llamaremos Exilio Espacial Especial y trataremos de darnos el piro lo antes que podamos.

Por el momento no tenemos ninguna noticia buena que contar y cuando sepa algo ya informaré como de costumbre, propicios días.

Planeta Tierra, seis meses tras el impacto de los meteoritos.

Cinco naves salen de la Tierra rumbo a lo desconocido, siete mil doscientas doce personas van en ellas, solo ocho no han querido irse de la Tierra y han permanecido en un submarino nuclear Ruso con el control de todas las instalaciones terrestres que continúan activas.

Gracias a las plantas y semillas que tenía Maximiliano y a las que había en la Bóveda Global de Semillas de Svalbard, o popularmente llamada “Bóveda de semillas del juicio final”,  ya lejos de la Tierra, todas las naves han podido surtirse de suficientes semillas para que las naves puedan generar oxígeno y comida durante el largo trayecto a lo desconocido.

Los franceses y los estadounidenses habían traído en las naves suficientes óvulos y semen congelado para que la especie no degenerase.

El desanimo era generalizado, pero no había vuelta atrás, la huida era la única opción.

Planeta Tierra, ocho meses tras el impacto de los meteroritos.

Llegaron a la Tierra centenares de naves que tras aniquilar a los escasísimos monstruos que sobrevivían en la superficie con potentes rayos láser, bajaron a la superficie.

Submarino nuclear Yuri Dolgoruki, tras el aterrizaje de todas las naves alienígenas.

Bien Ígor, es el momento se decía así mismo el capitán del submarino mientras accionaba el botón que disparaba todos los misiles nucleares que tenía el submarino y todos los misiles nucleares cuyo control había sobrevivido al pulso electromagnético de todos los países que tenía el control, gracias a que se lo habían dado o a que habían conseguido la clave pirateándola.

BOOM y el planeta tuvo su invierno nuclear, todos los alienígenas perecieron. Los que sobrevivieron a la radiación no tenían que comer y los que huyeron en las pocas naves que habían sobrevivido a la explosión, pues eran resistentes pero no aguantaban el impacto directo, murieron tiempo después porque las plantas que había en sus naves fueron contaminadas por la radiación y sus plantas no eran tan resistentes como los alienígenas, por lo tanto también murieron de hambre.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Está genial la historia, es apasionante y tiene potencial. Yo le pondría un poquito más "pasión" sin embargo. Eso, acompañados de las excelentes descripciones y explicaciones que ya tienes, podría perfilar a la historia como una excelente novela de ciencia ficción. Saludos!
    Todo es ponerse, la literatura, como la arquitectura o cualquier otro oficio, requiere una formación y, en este caso, también dominar la normativa lingüística.
    Muchas gracias, ya intento mejorar mi gramática pero soy un poco paquete. Solo tengo imaginación.
    El toque de humor está bien, es desenfadado y tiene un estilo de crónica que lo alejan de lo habitual. No llega a atraparme, es un poco frío, pero bastante interesante, creo que si se desarrollara más, narrando con más detalles la invasión de los aliens y cómo son ellos, ganaría muchos puntos. Vigila con las comas de los vocativos, no has puesto ninguna y es un error grave, y también con los acentos en los "que" exclamativos y con acento prosódico, que también te has dejado varios.
    Interesante toque de humor. Se lee fácil y es entretenido.
    Jaja. ok. Pero conste que algunos no hemos mamado esa cultura... somos anticultura.. jaja. Casi todos los que nos gusta la CIFI hemos leido a Assimov aunque sea un poco.
    Dudé en hacer lo mismo pero con expresiones taurinas y dichas por un antitaurino ya que vivo en un lugar donde están prohibidas las corridas y hubiese sido el mismo juego y el mismo humor y la misma crítica. Saludos.
    Hola Vimara. Tu relato me ha regalado un rato agradable y, al igual que a León 27, me ha traído recuerdos de aquellos tiempos en que devoraba a Assimov. Te agradezco que me hayas leído y comentado, pero déjame defenderme un poco sobre el tema del ateísmo ya que yo mismo soy ateo. En mi relato tan sólo he querido jugar con esa contradicción que significa vivir en una cultura que ha mamado religión, generalmente para lo malo, pero a veces para lo bueno, y en lo bueno están esas frases hechas, esos conceptos que ya no son propiedad de lo religioso, si no de todos y que utilizamos continuamente sin saber que significan realmente. He querido jugar con humor y no criticar.
  • Otra idea más para desarrollar...

    Comienzo de un borrador...

    Unas ideas que tengo para un borrador. No se si me pondré a ellas cuando acabe con el tercer borrador de Cluhok... tantas ideas y no se por cual decantarme, de repente se te ocurre otra cosa la anotas en el cuaderno y ahí la tienes... jaja

    Parte del tercer borrador de novela corta que tengo por ahí.

    Pues eso mismo.

    No quiero ser malpensado pero...

  • 113
  • 4.45
  • 365

Vimara significa "Famoso en la Batalla", como el señor de la guerra y caudillo gallego que reconquistó Oporto a los moros. Desde pequeño me han gustado la fantasía y la ciencia ficción. Ya de niño me inventaba mis historias y ahora quiero escribirlas. Propicios días/noches.

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta