cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

5 min
La invitación (III)
Terror |
27.12.16
  • 0
  • 0
  • 210
Sinopsis

Relato de terror por entregas.

MARTES

Voces en la cabeza, prometiendo, amenazando, susurrando, invitando, lamentando. (NO ESTAIS AHÍ). El vaso de bourbon tiembla en su mano, (NO ESTAIS AHÍ), ni siquiera siente el alcohol bajando por su garganta, “¿estoy durmiendo?” (NO ESTAIS AHÍ), siguen insistiendo, no se callan, ya no puede dormir, ya no puede dormir, “¡ella vendrá…., me dirá que la mire, y no quiero hacerlo!. Tengo miedo”. 

Su mano se crispa y el vaso explota, afiladas hojas de cristal brotan de ella, y se mezclan con las lagrimas rojas que vierte su cuerpo,“no siento nada”. 

Ven…ven


Le despierta el atronador rugido de un martillo neumático. Por lo visto alguien ha decidido que es un buen momento para hacer un agujero en la calle, Scott se da cuenta de que ha dormido en el asiento de atrás.


-Jodido perdedor….lo echaste todo a perder, ríe para sus adentros. 

-Bueno, esta noche volveremos a intentarlo….


El resto del día pasa en una bruma aturdida por la resaca, vendiendo y trapicheando, casi no se preocupa del sueño, después de todo, siempre ha tenido sueños extraños, terribles pesadillas de fiebre, donde algo húmedo y frio se arrastra hacia él para devorarlo, son solo malos sueños, después de todo, ¿no es así?, nada que un hombre adulto deba temer, ¿verdad?. Verdad.


Esa noche vuelve al mismo club, pero la camarera no está. En su lugar hay un tipo que parece el primo hermano del portero del hotel, tanto se asemejan, que Scott lo mira con suspicacia un buen rato, preguntándose si no será el mismo tipo, haciéndole una especie de seguimiento. El tipo también tiene el mismo amor por el trabajo que su doble, y se dedica a vagabundear de lado a lado de la barra, pero le sirve el bourbon, y eso basta.


Mientras va recorriendo las oscuras calles, muy borracho de camino a su refugio sobre ruedas, se da cuenta de que se ha quedado a oscuras, al parecer una de las farolas se ha apagado.

Vuelve la vista atrás, tratando de mantener el equilibrio, y ve que todas las luces se han apagado justo detrás de él…..todas ellas. Se da la vuelta y observa, intrigado. Al principio no ocurre nada, luego las farolas empiezan a destellar intermitentemente, a intervalos, como siguiendo un patrón de algún tipo de código morse críptico y siniestro.

Scott retrocede andando hacia atrás, y ve como las farolas encendidas que rebasa se van apagando a su paso, por fin echa a correr, dejando atrás la asfixiante oscuridad, y se para a tomar resuello junto a una cabina telefónica.

Justo cuando esta recuperándose, suena un potente timbrazo que le hace dar un vuelco al corazón. BRRRRRIIIIIIINNNNGGG, BRRRRRRIIIINNNNGGG.

Scott se acerca cautelosamente, con curiosidad, lo observa mientras sigue sonando, mira alrededor, y por fin, llevado por un impulso, descuelga el pesado auricular. Sintiéndose idiota, solo oye el sonido de la línea….suelta un bufido y justo cuando va a colgar, lo oye…


-¿Mary?- La voz suena cascada, como de cuerdas vocales quemadas y retorcidas por el tabaco y el alcohol de décadas, también tiene un tinte entre suplicante y amenazante…

Scott se queda mudo, no dice nada, y escucha…

-¿Mary?.....¡Soy yo, pequeña puta descarada!!, ¿creías que te ibas a escapar?, ¿creías que no se lo que haces?,¿eh?,¡ pues lo SÉ!!, ¡¡te he visto, maldita zorra, te he visto con él!!-Scott casi puede oler el acre hedor del alcohol que emana de la voz…

-¿Quien eres?-pregunta Scott-¡Aquí no hay ninguna Mary, tío, te has equivocado!

-Por eso cogí el cuchillo de la cocina, Mary, cuando os vi ahí…cuando le vi tocándote…algo hizo ¡CLIC! en mi cabeza….. Y le dibuje una sonrisa en el cuello. ¿No te pareció gracioso, nena?, ¿no te pareció jodidamente divertido? -a esto le sigue una carcajada histérica, una risotada brutal que hiela la sangre por su absoluta falta de cordura…hasta que rompe en un llanto desconsolado y atroz.

Scott quiere colgar, pero no puede, ha oído algo en la voz, algún matiz olvidado en su subconsciente.¿Le conozco?, ¿¿me conoce??, un escalofrío le recorre la columna vertebral y sigue escuchando hipnotizado.

-Yo…yo no quería hacerlo, Mary, pero cuando me llamaste aquello…bueno, Mary, un hombre tiene sus límites, si, vaya que si…. Así que tuve que castigarte….por eso te di todas esas puñaladas, y la cama se volvió de color rojo, y estaba toda esa sangre…. Oh, si…… -la voz se va apagando, poco a poco.


Scott acerca la oreja y afina el oído, intentando captar algo que se oye de fondo, parece que es la respiración trabajosa del hombre….


-¡¡Y ELLOS ESTABAN AHÍ, MARY!!, ¡¡MIRANDOME SIN MIRAR, OYENDO SIN OIR!!, ¡¡JUZGANDOME, MARY, JUZGANDOME!!! -El grito hace que Scott salte hacia atrás, dejando caer el auricular.


Cuando está retrocediendo, asustado, y notando la bilis subiéndole por la garganta, Scott oye la última frase.

-Aquí hace frio, mucho frio…..te quiero, Mary.


El teléfono sigue balanceándose mientras Scott emprende una loca carrera que le lleva, tambaleándose y tropezando, cayendo sobre la nieve sucia, hacia un dulce olvido…lo último que oye es esa voz aterciopelada cantando en el viento…Ven…ven….como una promesa, o una amenaza…(TODO ME DA VUELTAS, POR FAVOR, ¡¡HAZ QUE PARE, HAZ QUE PARE!!)

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 12
  • 4.74
  • 129

Vagabundo. Narrador. Aventurero. Soñador. Forastero. Soldado. Amante. Monstruo. Viajero. Cínico. Nocturno. Humano.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta