cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

9 min
LA ISLA MALDITA
Suspense |
21.02.20
  • 5
  • 3
  • 193
Sinopsis

Esta historia relata un perverso y oscuro secreto que envuelve una pequeña isla.

Esta historia comienza cuando la tragedia se abrió paso a una pequeña isla sin nombre, ubicada en alguna parte del océano Atlántico Norte y alejada de todo contacto con el resto del mundo; En esta isla vivían cerca de 300 personas que creían que eran los únicos seres humanos y que su pequeña isla era lo único que existía, para ellos más allá de sus playas solo habían grandes extensiones de agua , nada más. En medio de estas 300 personas habituadas a la caza, la pesca y la agricultura , había una pequeña niña llamada Agnes, la cual es la protagonista de esta historia un tanto inusual y sórdida. La vida de Agnes no había sido para nada fácil, creció sola y desamparada , sus padres según los lugareños eran algo locos y un día desaparecieron buscando más allá de las aguas , más allá de las playas , un nuevo lugar para vivir; Otros decían que habían muerto enfermos o que nunca habían existido ,Así pues, Agnes creció en medio de la soledad a merced de lo que sus compañeros de isla quisieran darle para alimentarse. Ala edad de 12 años , Agnes añoraba una vida distinta, pensaba que más allá de esta isla habían muchas más extensiones de tierra, y muchas más personas que quizá le dieran algo de amor y compañía; Un día mientras observaba el mar, vio a lo lejos un extraño objeto que flotaba en el agua, corrió hacia el pueblo y gritó diciendo lo que había acabado de ver, al escucharla todos asustados corrieron hacia la playa , pero en el mar no se veía más que agua y algunos peces que de vez en vez saltaban y volvían a sumergirse.Todos estaban molestos con Agnes, creían que estaba enfermando de la mente y que pronto los contagiará a ellos también, así que la ataron y la llevaron lejos de la playa y del pueblo, cerca de las cuevas que habían en las montañas que rodeaban parte de la isla ,la dejaron a merced de lo que pudiese comer , sin techo y sin abrigo, sola , más que nunca. Agnes les gritaba que no eran ellos los únicos humanos, que habían muchos más y que así mismo había más pueblos y tierra con muchos árboles y animales; los habitantes se alejaban no sintiendo arrepentimiento por lo que le hacían a Agnes, pues creían que estaba mal de la mente y que las cosas que decía eran locura y mentira. De esta manera Agnes quedó alejada de todos y lo único que tenía a su dispocicion para alimentarse eran hojas y pequeños grillos que alguna vez se asomaban cerca de las cuevas,algunos días disfrutaba estar sola y dibujaba en las paredes de las cuevas como imaginaba a otros humanos, quizá más altos, quizá más bajos, o más hermosos; en medio de su delirio su cuerpo enfermo y se sentía agotada y sin fuerzas,en su piel salieron brotes que erupcionaban líquido y sangre y la fiebre era por más decir incontrolable; sufría la agonía de sus males, y pensaba que debía ser muy mala persona para que todo esto le ocurriese a ella;mientras a lo lejos el viento traía el ruido de las risas y felicidad de los demás habitantes ,quienes para entonces ya habían borrado de sus memorias a la pequeña Agnes, y más que nunca disfrutaban de su vida y de la lozanía de sus historias. El cuerpo de Agnes empeoro con el pasar de los días, su piel comenzó a caerse cómo se caen las hojas de los árboles y cada respirar esfumaba su existencia; en sus últimos momentos Agnes logró soltarse y abrirse paso hasta la maleza , solo quería morir tranquila , sintiendo la luz de los sol vigorosa en sus mejillas ,se arrastró hasta un pequeño charco y sintió la paz que tanto anhelaba , el agua cálida la hizo sentir fresca y viva, sintió amor y compañía y en su último aliento una lagrima broto y con ella la vida y esencia de la pobre Agnes. Su cuerpo enfermo se fusionó con el agua y pronto no había más que un charco nauseabundo y putrefacto , no habían huesos ni cabello, todo lo que había de Agnes se mezcló con el agua , creando un liquido espeso y con un olor penetrante , que poco a poco se fue evaporando no quedando nada en tierra , pero en el ambiente las pequeñas partículas de lo que era Agnes se asentaron en el aire y llegaron hasta el pueblo. los pobladores empezaron a sentir ese horrible olor ,que poco a poco se fue metiendo en sus casas y ya no había sitio en el que pudiesen esconderse , taparon sus orificios nasales , aun así el olor penetraba y se sentía aun con mas fuerza; el hedor era tan denso que formaba espirales en el aire y ante los ojos de los lugareños era como si tuviese vida propia, sentían que los perseguía y pronto ya noquedó ser vivo en esta pequeña isla que no hubiese absorbido este aroma tan fétido y mortal. Pronto empezaron a enfermar de la misma manera que Agnes, sus poros sangraba aborbotones y su piel caía en tiras por el suelo, en algunos cuerpos se podían ver los músculos y huesos con pequeños agujeros que con el viento creaban sonidos escalofriantes y turbios; al pasar los días se podían ver los primeros charcos de agua sangre de lo que anteriormente eran humanos , no había huesos , ni piel, ni uñas, todo se esfumaba y pronto los que aún quedaban con vida empezaron a enloquecer, no querían sufrir más, así que intentaban acabar con sus vidas , colgándose en sogas, tirándose de altos riscos, arrojándose al mar, intentaban por todos los medios morir; pero la muerte se negaba a sus peticiones y simplemente aumentaba aún mas su dolor, aquellos que se dejaban caer de los más altos riscos sufrían grandes lesiones y sus huesos se rompían tan frágiles como vidrio, aquellos que se tiraban al mar eran golpeados contra los arrecifes , y la fuerza del mar los devolvía como vomintadolos de nuevo a la playa , llegaban como un bulto de huesos y carne , pero aún con vida, y aquellos que se colgaban de sogas , dichas cuerdas se rompían , quebrando así sus cuellos aumentando aún más su dolor , pero aun con atisbo de vida en las masas amorfas en lo que se habían convertido sus cuerpos. Pronto las antiguas risas se convirtieron en una melodía terrorífica de dolor y agonía , este sonido infernal estaba en cada espacio de la isla , en las hojas , la tierra, los riachuelos, cada objeto o ser vivo pronunciaba este alucinante sonido, poco a poco dicha melodía se fue apagando y con ella la vida de todos los pobladores que para un mes de haberse enfermado ya no existían. De esta manera , de una forma siniestra Agnes perteneció a cada uno de los habitantes de la isla y se llevó consigo toda la vida que en ella había. Tuvieron que pasar siglos enteros antes que otra persona encontrase la isla funesta, el primero fue un náufrago que desembarcó en las playas y que al cabo de dos días ya estaba muerto por el aire envenenado de la isla ; tiempo después fueron una embarcación completa de vikingos que buscaban tierra firme , al cabo de 10 días ya no existían, Luego de varios años llegaron a ella huyendo de la guerra un ejército completo el cual al cabo de un mes habían padecido los mismos agravios que los antiguos pobladores y habían muerto; la isla no dejaba a nadie con vida , era como si el aire atrapase toda vida llevándola consigo. Tiempo después el gobierno de Estados Unidos encontró la isla y quizo invadir en busca de recursos , pronto se dieron cuenta que el aire de la isla era mortal, pero en su empeño de saquear las riquezas en oro y minerales envió grupos de exploradores con vestimenta especializada,aún así, el aire se metía filtro por filtro acabando con la vida de aquellos que osaran pisar su terreno, solo un hombre pudo salir con vida ,y al llegar a tierras Estadounidenses todo rastro de la infección había desaparecido , su cuerpo sanaba de las profundas heridas y pronto ya estaba aliviado, aunque acabó muriendo de una rara patología que le perforó los huesos y le hizo sufrir de tal manera que le inyectaron veneno para acabar con su vida y sufrimiento.Pronto todos entenderían que esta isla estaba maldita y borraron del mapa todo rastro o existencia de ella , nadie más osaría a entrar a sus intrincados misterios , nada valía más que la propia vida , y así, en el olvido quedó este pequeño fragmento de tierra maldito para muchos. Los gobiernos se dedicaron a negar la existencia de dicha isla , quedando para la actualidad como una leyenda antigua , pero querido lector , esta isla es más real y cierta como el aire que acabas de respirar.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Soy una persona curiosa, me gusta leer y escribir.

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta