cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

7 min
La ley de Sony
Ciencia Ficción |
01.08.16
  • 4
  • 3
  • 366
Sinopsis

Un extraño texto rige la vida de unos primitivos supervivientes en un futuro cercano. Un reportaje antropológico que les entusiasmara.

 

 

Comienza a llover y todos corren despavoridos a sus refugios. Apenas son unas cuantas gotas que caen brevemente del cielo, pero huyen como si arrojaran sobre sus cabezas fuego y cenizas. “Es la ley de Sony”, dicen. “No puedes exponerte a la lluvia, o correras el riesgo de electrocución”. No obstante, ninguno de ellos tiene idea alguna sobre que es electrocución. Algunos piensan que es una enfermedad, otros una especie de maldición, los menos una muerte instantanea e indolora, como un sueño del que no se despierta. Por supuesto, no tienen conocimiento alguno de lo que supone la electricidad. Son la sexta generación despues del Colapso, y sus recuerdos de la anterior civilización industrial son poco menos que mitológicos. Ya de por sí, esta región del mundo estaba poco desarrollada tecnológicamente en aquella epoca, así que el salto atrás hacia la barbarie y el nomadismo ha sido menos brusco y más fluido que en otras partes.

En general, no entienden prácticamente nada de su texto sagrado. Aunque esto es algo que no ha detenido al resto de religiones que una vez se expandieron por el mundo. La mayoría de las palabras y conceptos les resultan oscuros cuando no completamente desconocidos. Ignoramus et ignorabimus, desconocemos y lo desconoceremos, dirían si mostraran algo de humildad y honestidad intelectual. Pero no es así. Esto tampoco es nuevo. Los mas ingeniosos y agudos de esta comunidad dedicaron su tiempo a diversas y obtusas interpretaciones del texto, hasta dar con una lectura simbólica más o menos mística o filosófica, incluso política o sexual. Para la escuela más espiritual, por ejemplo, la noción “mando a distancia” se refiere a cierta cualidad inmaterial del ser humano por la que, si su “sensor” esta convenientemente dirigido hacia el “televisor” (uno de los nombres cripticos de la divinidad repartidos a lo largo de la Ley de Sony) puede establecer algún tipo de contacto unidireccional con el cosmos. No solo se limitan a defender esta teoría. Algunos, los mas avezados entre sus místicos, aseguran haber conseguido este logro “sensorial” y haber hablado directamente con Dios o provocado el cese de las lluvias con tan solo el poder de su pensamiento. Dependiendo de la zona donde nos encontremos, estos santones o gurus pueden ser adorados por la comunidad como semidioses o ser ejecutado mediante un empalamiento sobre una hoguera. En cambio, una interpretación mas terrenal y profana, asegura que en realidad todo este asunto del mando a distancia y el sensor se refiere al pene y a la vagina y el pasaje en cuestión solo es una acabada y hermosa metáfora sobre la penetración y la fecundación de la mujer. Hay una infinidad de teorías más. La escolástica sobre el asunto es casi infinita. En las madrasas locales, los niños aprenden a recitar de memoria la “Sintonización del televisor a la videograbadora”. Para facilitar la retención de la penosa serie de pasos que llevan a la conexión de una antena si se dispone de un cable Scart (recordando que para estos muchachos ninguna de estas palabras tiene ya sentido, siendo el aparato más complejo que llegaran a conocer el torno de un alfarero), la repetición constante se realiza en forma de canto o salmodia, para que el ritmo musical ayude si no a la comprensión, si a la memorización del texto sagrado. Los alumnos se sientan en el suelo, como su maestro, al que escuchan con atención. Éste tendrá unos sesenta años. Tiene dos esposas y ocho hijos. La poligamia se acepta en virtud de textos como este: “Mediante una conexión adicional se mejora la calidad de imagen y sonido”. Al finalizar la clase, hay un turno de preguntas y respuestas. Uno de los chicos pregunta:

  • Mi padre quiere siempre que le ayude a recoger la cosecha, a cultivar el grano, a cuidar de los animales, pero a mi no me gusta el trabajo de la granja. Yo quiero ser soldado, como nuestro rey, Cursor OK IV. ¿Qué debo hacer entonces, maestro?

A lo que el maestro, acariciando su larga barba blanca, responde, entre tranquilo y condescendiente:

  • Asegúrese de seleccionar correctamente la posición del programa que desea desactivar. Si desactiva una posición del programa por error, será necesario programar manualmente dicho canal.

A la salida de la escuela, junto a un puente de inseguros tablones de madera, una mujer llora desconsolada, por un desengaño romántico. Otra de mas edad se le acerca y le consuela diciéndole “Pulse Menú para salir del menú”, la versión de Sony del anteriormente popular dicho “Un clavo saca otro clavo”. En esta sociedad que ha regresado al neolítico, todo se resuelve, sin embargo, en base a la pragmática sabiduría de un manual de instrucciones de un Video Cassette VHS del año 2000, 104 años antes del Colapso. ¿Donde lo encontraron? Es un misterio. Pero un día apareció y decidieron convertirlo en la guía de su existencia, tal vez fascinados por el aura solemne que envuelve los pocos restos que se encuentran de la civilización que construyeron sus antepasados, que podían volar por el aire o comunicarse a través de espejos parlantes.

Tienen una original idea de la trascendencia. Todos llevan un colgante con un símbolo circular con las letras REC en su interior y otro cuadrado con la palabra STOP escrito en letras mayúsculas. Cuando algo bueno les sucede (una comida copiosa, una noche de pasión, un reencuentro con un ser amado) presionan el primer símbolo con la esperanza de quede grabado. Una vez finalizada la grata experiencia, aprietan con el índice y el pulgar el símbolo cuadrado, para terminar la grabación. Con ello pretenden revivir, en una vida futura, en un ciclo interminable, una existencia tan solo compuesta por estas experiencias agradables y placenteras, no como esta nuestra vida, que es considerada una sucesión monótona de tedio y sufrimiento, salpicada ocasionalmente de momentos felices, de duración demasiado breve y limitada. Por otro lado, no hay peor amenaza para el fervoroso creyente que presionar el símbolo REC cuando sufre algún castigo por incumplir alguna norma de especial importancia para la comunidad (matar a un padre o vestir una prenda azul en la noche de solsticio de invierno), por lo que el castigo se repetirá indefinidamente en un eterno retorno sobre el desdichado reo, en una novedosa reinterpretación de los dolores del infierno.

 

 

Uno no puede evitar pensar sobre que hubiera ocurrido si, en lugar de este manual técnico de un aparato reproductor de videos VHS, estas gentes hubieran encontrado una edición de la Constitución estadounidense o El manifiesto comunista. O los 120 días de Sodoma de Sade o las obras completas de Shakespeare. O El Quijote. O el Así hablo Zaratustra. O Juego de Tronos. O el Mein Kampf.

Al parecer, un poco mas al Este, junto al océano, hay un grupo de personas que han encontrado un reglamento de voley playa femenino y han organizado un matriarcado que ha proclamado la guerra santa (o, en sus propias palabras, un “Torneo de Arena”) contra todos los infieles, incluidos los seguidores de la Ley de Sony. 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta