cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
La maldita verdad
Amor |
14.05.14
  • 4
  • 0
  • 1183
Sinopsis

¿Es el amor o la costumbre la que nos tiene atadas a una persona? descubre en una simple lectura los errores típicos que nos conducen a una muerte amorosa...¿eres valiente o débil para decir adiós?

  Ya ni siquiera recuerdo la sensación de oírlo riendo, ni el sonido del timbre cuando llegabas y yo corría por toda la casa para llegar primero a la puerta y fuera quien lo recibiera con un abrazo como si no nos hubiéramos visto en mucho tiempo.

  Extraño esas noches con sabor a eternidad hablando sin parar, dios sabrá de qué pero no había hora alguna en que calláramos. Después los silencios fueron cómodos pues no necesitaba más que de su mirada para saberlo todo, hasta que un día desperté y mis ojos no vieron más nada en los suyos, y esos silencios cómodos se volvieron dolorosos, ansiosos, llenos de miedo, de duda.

  Ingenuamente nos callamos ese día,la semana, algunos meses y finalmente varios años. Yo había cambiado porque me llene de coraje ante su comportamiento, lloraba algunas noches sin que nadie me viera ni me escuchara, me creí una mujer valiente que se sentía débil, buscaba excusas para evitar la realidad. ocupaba mi tiempo en cosas "independientes", pero todo el mundo sabía. excepto él, lo mucho que me hacía falta respirar un poco de su aroma, de sentirme viva en sus brazos. 

  Pero desperté, me ví en el espejo y enseguida tomé hoja y tinta, le escribí una carta (como si no fuera suficiente tanta cobardía), le dije que estaba harta de no verlo nunca, de las llamadas casuales y ese amor ya tan escaso. Con todo el dolor de mi alma la mande y le dí la espalda hacia eso que comenzaba a llamar pasado, paso un tiempo y no sé si continuaba mi vida mejor o peor, supongo que peor, pero ya no sentía miedo. Todas las noches soñaba con él y despertaba como si cien kilos estuvieran sobre mi pecho, lloraba un poco y al cabo del transcurso del día la sensación se desvanecía. 

  Un día llego, tocó mi puerta y entre una charla intensa y varias lágrimas brotaron verdades, sentimientos tan dejados en el olvido que mi corazón  volvió a explotar, me entregue de vuelta a ese amor profundo y loco, segura de que todo mejoraría...pero nada cambio, volvió a ser ese extraño con el que viví desde no sé cuando y por fin supe que es la maldita costumbre lo que lo mantenía conmigo y es la maldita costumbre lo que me tenía atada aquí. 

  Le agradezco con el corazón que fuera él quien tomó la desición de marcharse, pues se requiere de un gran valor...valor que no tengo porque en lo hondo de mí aún vive esa persona frágil que se conmueve con escuchar aunque sea el adiós que ahora me dejó. 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • El contenido de este material es altamente sensible y puede dañar la vista y moral de algunas personas. En fin puras puterías...

    Escuche a una mujer llorar mientras le contaba a su amiga como el hombre que amaba le había roto el corazón, yo escuche sin quererlo pero mi mente viejo años atrás...

    De las cartas de la vida según mis reflexiones

    Para mi alma no gemela...pero al final el amor de mi vida

    La vida nunca me habrá derrotado, me pertenece, soy su dueño y hago con ella lo que me de la gana.

    para ustedes que descubrieron que hay un amor hermoso más allá del amor en pareja, y es el amor en sí mismos, a veces puede ser egoísta pero hay que serlo de vez en cuando. No se acostumbren, no vivan para nadie, sólo para ustedes mismos.

    Esto es un pequeño pensamiento para mi yo en los momentos donde suelo perder la razón y me invaden los temores. Me inspiro en mi Dios el universo, porque se ha convertido en mi maravilla y fortaleza, mi ser supremo. El universo somos nosotros.

    ¿Es el amor o la costumbre la que nos tiene atadas a una persona? descubre en una simple lectura los errores típicos que nos conducen a una muerte amorosa...¿eres valiente o débil para decir adiós?

  • 12
  • 4.45
  • 378

me gusta la literatura y el cine, soy amante de frases cortas pero que impactan por siempre la vida de las personas, tengo pésima ortografía, y soy una mente constante, indago, busco, me relaciono con las cosas que voy conociendo y me interesan, también adoro la astronomía y aprovecho cada minuto de mi vida al máximo.

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta