cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
La Mansión Encantada - Descubrimientos
Suspense |
25.11.16
  • 0
  • 0
  • 438
Sinopsis

La segunda parte de la serie Mansión Encantada. Aquí nuestro personaje de la primera parte se topa con nuevas evidencias que lo acerquen al misterio que encierra la Mansión.

Después de encontrar el material, decidí seguir mi camino hacia el descubrimiento de los misterios tras los acontecimientos que han ocurrido en la mansión.

Los cuadros que tenía colgados el dueño le daban a Tomasso la idea de a quien se enfrentaba: en unos cuadros aparecía el conde con inventos (o lo que parecían ser “inventos”) y en otros aparecían familiares del mismo.

- ¿De qué serán esos inventos y cuando fueron creados?, sigo sin entender las razones por las que las habrá creado ese hombre- se decía Tomasso, con ese presentimiento de que no sería nada agradable… o al menos para él.

-Debe haber alguna biblioteca en esta gran mansión. Primero debo obtener algunas respuestas tras el misterio del conde.

Así fue, como Tomasso se dirigió al siguiente piso, ahí se encontraban varias secciones de cuartos, en los que pudo encontrar varias cocinas, salas, comedores, cuartos hasta que se topó con la biblioteca. Encontró varios estantes donde se encontraban muchos libros, eran muy antiguos, la mayoría trataban de ciencia-ficción y otros de horror clásico. 

- ¿Por qué tendrá tantos libros de este tipo?, aunque realmente ese no es mi objetivo, sería mejor que consiguiera un libro o algo relacionado con la mansión, alguna respuesta tendrá que darme.  

“Las maravillas de mi Universo”. Así se llamaba el libro que contenía información acerca del origen de la mansión.

- ¿El titulo tendrá que ver con algo?, ¿será una pista? - Tomasso trataba de buscar sus propias conclusiones sobre si el titulo tendría que ver con los acontecimientos de la mansión.

Ya obtenida la información, decidió seguir con su búsqueda de pistas para descubrir los actos crueles del conde.

Por unos momentos, la luz se cortaba cada minuto.

- ¿Qué estará haciendo el conde?

Tomasso se aventuró a la oscuridad por la que estaba rodeada. Se topó con un cuarto, donde el conde tenía atado a una de sus mascotas: era un abominable monstruo con rasgos de la mezcla de un lobo y un bisonte, la cara era de lobo junto con sus piernas y brazos, lo demás era un cuerpo de bisonte. Lo que asusto a Tomasso era que estos monstruos formaban parte de un plan muy tenebroso del conde, quien ya se había percatado de la presencia del intruso. No obstante, Tomasso tomaba sus precauciones: trataba de evitar que el animal lo percibiera echándose un poco de aceite de cocina, puesto que en uno de los libros de sus experimentos decía lo siguiente:

“Por alguna razón desconocida, mis creaciones no pueden percibir cosas si estas están cubiertas de utensilios o alimentos de cocina”

Pero a Tomasso se le había olvidado una cosa muy importante: las creaciones del conde no podían oler ese tipo de sustancias, pero no significa que el animal no detectase el mismo objeto, es decir, el animal podía percibir aun así al intruso. De repente, la luz había regresado, pero con ello, también se hizo presente el silencio. Tomasso trataba de no hacer el menor ruido posible, hasta que escucho como el sonido de unas pesuñas se escuchaban por detrás de él.

Para cuando el reportero quiso reaccionar, era demasiado tarde, el animal ya había incrustado uno de sus cuernos por su espalda, solo hiriéndolo, ya que el conde así se lo ordenó.

Tomasso despertó en un cuarto de tortura, había todo tipo de herramientas parecidas a las que utilizaba la Inquisición española.

-Vaya, vaya, vaya… que tenemos aquí, tú debes ser Tomasso ¿cierto?

-Si… soy yo… ¿Qué quiere de mí?

-Solo quiero que usted deje mi mansión y a mis criaturas vivir en paz.

- ¿Pero cuáles criaturas?

-Mire, Tomasso, usted sabe que mis creaciones son suficientes como para poblar el estado de Texas por completo.

- ¡Eso si es un gran número! ¿Y por qué quiere tantas criaturas?  

- ¡Es muy simple Tomasso! Con ellas crearé a mi ejército con el que gobernaré el mundo entero. No es como las películas bobas que tú has de haber visto en la tele: donde el científico loco hace inventos para conquistar el planeta, que al final terminaran fallando. Este no es la ocasión… esta vez no.

- ¿Qué pasara conmigo?

-Creo que serás uno de los platillos de mis mascotas. ¡Llévenselo!

De repente, de la nada, salieron dos abominables criaturas con forma de un búho atigrado, se lo llevarían a quien fuera, la mascota del Conde, “Devorador” es como lo llamaba el conde. Era una bestia de 20 metros de largo, era un gran tiburón ballena, con alteraciones genéticas, logro agregarle grandes y afilados dientes, junto con garras en las aletas. Una gran máquina de matar. Tomasso sabía que era el final de todo. Pero antes de que fuera lanzado a la bestia, la mansión comenzó a tambalearse, esto por consiguiente hizo que las criaturas que escoltaban a Tomasso se pelearan entre ellos, algo que el aprovechó para escapar del lugar lo antes posible.

-Por poco y ya era la cena de aquel monstruo- se decía el hombre, asustado y aterrado por esos acontecimientos tan extraños.

Para la mañana siguiente, Tomasso ya se encontraba muy lejos de la mansión, ya estaba a salvo.

-Ahora, ¿Qué hare? No tengo pruebas o evidencias de lo ocurrido. Si lo público pensarán que estoy loco, a parte, no tengo en donde publicarlo, sin el periódico “Salvatore” no tendré como informar tan aterradoras creaciones del conde.

Solo espero conseguir las evidencias cuanto antes…

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 34
  • 4.59
  • 79

"Alguien desconocido por fuera, alguien diferente por dentro."

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta