cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
La Mansión Encantada - El Comienzo
Suspense |
19.11.16
  • 0
  • 0
  • 428
Sinopsis

El suspenso y la noticia se mezclan en la siguiente historia, la cual no parece tomar el mejor camino para el personaje.

En las afueras de un poblado cercano a la ciudad de Venecia, en Italia, vivía un hombre llamado Tomasso Bonitelli, que tenía unos 28 años en aquel otoño. Él solía admirar los libros de misterio y hechos interesantes que hicieron que intentará entrar a trabajar en el periódico “El Salvatore”, que era uno de los más importantes de Italia. Así que viajo a Roma, donde se encontraba la matriz.

El periódico era dirigido por el periodista Marco Dunteri, un millonario italiano que tenía influencias regionales y extranjeras. Cuando Tomasso llegó a Roma, busco la sede del periódico al cual él quería entrar. Al encontrarla unos kilómetros después, bajó de su automóvil y entró.

-Disculpe, ¿Puedo hablar con su jefe? - preguntó Tomasso.

-Sí, claro. Sígame- le respondió la secretaria

La secretaria lo dirigió al elevador y le dijo:

  • Es en el piso número 8, al fondo.
  • Gracias señorita- le agradeció Tomasso.

Así fue, el hombre llego al 8° piso y se dirigió a la oficina del jefe. Después toco la puerta:

- ¿Quién? - se escuchó una voz de dentro, un poco temblorosa.

-Disculpe, ¿es usted con quien debo pedir empleo?

-Sí, soy yo, pase.

Tomasso entró a la oficina y miró a Marco algo preocupado:

-Si quiere puedo venir otro día.

-No, no se preocupe señor, tome asiento, ¿Y qué trabajo busca?

-Quisiera ser periodista, o realizar reportajes para su periódico.

-Bueno, creo que hoy vienes de suerte, te daré el empleo, solo tráeme los siguientes documentos para mañana y mañana mismo empezaras a trabajar.

- ¡Muchas Gracias, señor Marco! Prometo que no le fallaré.

-Espero lo mismo, señor Tomasso.

El hombre regresaba a su hogar con una sonrisa y con la ilusión de trabajar en uno de los periódicos más importantes de Italia.

Al siguiente día, Tomasso se levantó muy temprano y se dirigió a Roma, para dejar sus documentos y esperar que le asignaran una noticia… y la obtuvo.

Cuando llegó a Roma, se dio cuenta que muchas personas estaban preocupadas y aterrorizadas, la policía trataba de controlarlos. Tomasso se dirigió al periódico, no lo pudo creer, el edificio estaba clausurado, pero uno de los oficiales se acercó y le dijo:

- ¿Usted es Tomasso Bonitelli?

-Sí, soy yo ¿Por qué?

-Esta carta es para usted

Tomasso comenzó a leer la carta que dictaba lo siguiente:

Sr. Tomasso

Espero que se encuentre bien, pero necesito que ejerza su trabajo de periodista ahora mismo, ya que si está leyendo esta carta significa que yo he muerto; yo mismo sabía que había algo extraño en ese lugar, que necesito que usted investigué: se dice llamar “la Mansión de los Manzini”. Vaya allá, le deje todo lo necesario con el oficial que te entregue esta carta.

ATENTAMENTE

Marco Dunteri

Tomasso buscó al oficial y este último le dijo que tomara las cosas de su coche-patrulla que estaba estacionado en uno de los callejones cercanos del edificio. Así, Tomasso encontró las cosas que le dijo Marco, pero dentro de la misma, estaba la cabeza del mismo Marco, llena de sangre.

Antes de que pudiera reaccionar, alguien lo golpeó por detrás y lo metió al coche. Cuando Tomasso se recuperó, se dio cuenta que estaba encerrado en una habitación, muy parecida a los del siglo XV o XVI. Comenzó a investigar en todos los alrededores de lo que podría ser, la mansión que Marco le contó. Pero lo peor de todo, era que Tomasso no tenía ni un bolígrafo y una libreta para anotar los eventos que sucediesen. Solo su única herramienta eran sus mismos ojos, que a la vez le eran una desventaja, ya que, si lo capturaban, la evidencia se perdería junto con su cadáver. Cuando se asomó por la ventana, se asombró al mirar que todo estaba oscuro, pero percibió que era un precipicio, lleno de puntiagudas rocas, que tenían incrustadas algunos huesos de los desafortunados que querían huir de aquel lugar espeluznante.

 De repente, escucho un grito proveniente del piso de abajo, sin más remedio, decidió bajar para obtener una respuesta. Bajó lentamente, observó como un conde, o más bien, un hombre que aparentaba serlo, estaba agarrando el cuerpo de lo que parecía ser una mujer, lo impactante, era que había un gran charco de sangre debajo de ellos. Cuando pasó un minuto de espera, el hombre soltó a la mujer, que tenía la marca de dos dientes en su cuello, Tomasso quedo muy asustado, pero antes de que el conde lo percibiera decidió regresar al cuarto. El hombre se quedó unas horas encerrado esperando a que pasara el peligro.

-No puede ser… estoy enfrentándome a un vampiro real. Pero… ¿Cómo lo podré enfrentar? Si no tengo ni una cámara para tener alguna evidencia.  

Tomasso pareció oír como los truenos rodeaban a la mansión, y sin previo aviso, la luz se esfumó. Encontró una linterna en el cajón del ropero, junto a una pistola, ya estaba decidido a algo: Terminar con el conde.

Sin embargo, mientras bajaba hasta el sótano, se percató de que, en todos los pasillos, se encontraban lobos y osos muy molestos y agresivos.

Apenas era el comienzo de su reportaje…

Antes de adentrarse en los oscuros pasillos de la mansión, trató de buscar algunas herramientas que le fueran útiles, no muy lejos de la habitación, se encontró otra en donde pudo encontrar una libreta y unos cuantos bolígrafos, para su suerte, también encontró una cámara.

-Es algo extraño que haya encontrado este material tan rápido, si no ha pasado ni un día que estuviera encerrado aquí- pensó Tomasso. Algo debe estar pasando o algo debe estar tramando el conde.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 34
  • 4.59
  • 79

"Alguien desconocido por fuera, alguien diferente por dentro."

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta