cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

7 min
LA MAREA
Terror |
20.12.12
  • 4
  • 7
  • 2445
Sinopsis

Historia sobre una chica cuando se encuentra de vacaciones, deberá estar a las apuradas cumpliendo ordenes, para no morir.

 

Les escribo hoy una de mi más apasionante aventura. Era en aquellas épocas cuando todavía podía caminar, y gozar plenamente la vida. Ocurrió un domingo muy caluroso, en la bella ciudad de Mar del Plata. Estaba yo muy tranquila leyendo mi libro favorito, cuando de repente, una brisa entro por mi balcón, y me tiro todos los papeles que tenía en la mesa. Cuando fui a juntarlos, vi un papel un poco extraño, este no estaba escrito en español, ni en ingles, tampoco en francés o italiano. Este era un idioma muy raro. Este no era de mi posesión, pero no le di mucha importancia; y seguí leyendo mi libro.

  Paso la tarde, y cuando vuelvo a mi apartamento, voy a mi cuarto, observo un papel arriba de mi cama. Este estaba también escrito con letras extrañas, como el anterior que encontré en el piso. Pero con la diferencia que tenía un dibujo, este era escalofriante, era una sirena. Pero no era bella como las que solemos ver en los cuentos. Esta tenía un rostro triste y a la vez escalofriante. Con solo mirarla sentías que ella estaba ahí contigo. Yo me asuste mucho. Pero solo pensé, debe haber sido otro papel que entro con la brisa del viento. Pero no era así.

Luego de bañarme, cenar, lavarme los dientes y ponerme mi pijama. Me senté en mi cama con mi laptop, y me puse a investigar sobre leyendas urbanas de la ciudad de Mar del Plata. Tanto leer  y leer,  encontré una titulada “La Marea”. Esta decía:

-          “Todas las noches de luna llena, una sirena embrujada por las aterradoras aguas del Océano Atlántico, pasara por todos los apartamentos que estén situados frente al mar. Esta dejara unas pequeñas notas todos los días, si tú no las agarras y las guardas podrás caer bajo la misma maldición que ella. En cambio si las guardas y las pones todas las noches en el balcón junto con un vaso de agua, ayudaras a esta pobre joven a salvarse de la maldición eterna, y tendrás una recompensa. Pero no será tan fácil, cada vez que entre esta aterradora sirena, comenzara a cantar, este te hipnotizara si es que no cumbres tus oídos. Al hipnotizarte con su canto te llevara hacia el mar en un estado de hipnosis, y te hará sumergirte en el por toda tu vida, sin poder salir de allí. También para ayudarla debes seguir todos los pasos que se hallan en las notas, escritos en un antiguo idioma. Debes ingeniártelas para leerlas.”

Al leer esto quede muy aterrada, más de lo que estaba. Debía hacer algo para ayudar a esa joven, y también ayudarme a mi misma a no caer bajo el embrujo. Trate de relajarme un poco, y me puse a ver el pronóstico para ver si estaba lindo, que actividades podría realizar. Cuando entro a la página, leo que mañana seria noche de luna llena. Al leer esto quede paralizada, mañana vendría la aterradora sirena, y yo no estaba lista, todavía no había podido descifrar lo que decían las notas. Esa noche no pude dormir ni un segundo.

Al día siguiente, decidí no ir a ninguna parte, y quedarme aquí en mi apartamento intentado descifrar las notas. Después de una hora, me di por vencida, luego de intentar al menos 1001 maneras de descifrar la nota. Ya exhausta, decidí ir a una biblioteca para tener más información.  Pero antes debía peinarme, entonces fui al espejo, y coloque las notas para no perderlas de mi vista en la mesita que se encuentra debajo de este. Cuando las voy a sacar de mi bolsillo veo que en el espejo se reflejaban las palabras de la nota. Esta decía:

-          “Debes conseguir una caracola que mide más de 15 cm de largo y 8 de ancho. Pero no será tan fácil, esta se encuentra en el majestuoso museo de caracolas. Debes intentar tomarla sin que nadie se dé cuenta, porque si no tú y todos los que se encuentre allí caerán bajo la maldición. Luego debes ponerla junto con esta nota, y un vaso con agua.”

Ni bien termine de leer la nota, agarre mi abrigo y corrí hacia el museo. En él había un montón de personas, pero todas estaban muy concentradas observando las bellas caracolas. Entonces recorrí y recorrí buscando la gigantesca caracola. Hasta que allí estaba, rodeada por un montón de guardias, cuidándola. Al parecer esa caracola era demasiado importante para el museo. Pues pensé y pensé, cuando de pronto oí a un niño que lloraba desconsoladamente por un batido. En ese momento pensé si le compro el batido al niño, me agradecerá y por ahí me brinda su ayuda. Pero luego tuve una idea mejor cuando vi una cucaracha, la tome, compre el batido y la puse dentro. Cuando el niño la  viera gritaría, y todos los guardias irían a ver qué ocurre, así yo aprovecharía tomaría la caracola y me iría feliz para mi apartamento. Y así fue como ocurrió.

Cuando ya estaba en mi apartamento coloque la caracola junto con las notas y el vaso de agua. Pero cuando voy a dejar mi abrigo veo otra nota. Esta decía:

-          “Debes ir a una tienda y comprar un bello vestido blanco, y unos tacones. Si te preguntan para qué es no me menciones, de ser lo contrario la señora de la tienda morirá. Y la gente pensara que tú la mataste. El vestido lo dejaras junto con las otras cosas antes de la medianoche. “

Yo desesperada corrí hacia la tienda lo más rápido que pude ya que eran las nueve y media de la noche, y casi todos los negocios cierran a esa hora. Por suerte halla un pequeño local, que estaba a punto de cerrar. Le pedí un vestido blanco, y unos tacones numero 37. Por suerte había. Menos mal que no me pregunto para quien era, porque no se mentir, y la sirena la mataría. Luego de pagar, tome la bolsa con las cosas, y me tome un taxi. Una vez ya en mi apartamento corrí con la intención de poner el vestido y los tacones, junto con las otras cosas. Pero ya era tarde. Todo había desaparecido, el vaso estaba vacío, y las notas y la caracola no estaban. Cuando me quise dar vuelta sentí un frio tremendo que me dejo paralizada, ya no podía hablar, ni moverme, apenas respirar. Pude observar una aterradora sombra, que se abalanzaba sobre mi diciendo unas palabras un poco raras algo como esto “GUÑA YASQUI PATISLOTO OS CONDENO GUÑA YASQUI PATISLOTO” no olvidare jamás ese momento de mi vida. Todavía lo recuerdo como si hubiera sido ayer. Al parecer esas palabras eran un embrujo. Después de decir esas palabras y tomar el vestido, la sirena huyo al mar, y yo no pude caminar nunca más. Los doctores no encuentran explicación a esto, pero por las dudas nunca nombre a “LA MAREA”, pensarían que estoy loca. Fue así que no supe nunca más sobre ella.

FIN.

 

Más cuentos en http://cuentosdeterror-cortos.blogspot.com

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Buen relato! Sigue escribiendo, me ha gustado. Un saludo.
    Bien tu relato
    Escribe tus comentarios...Esta buena la idea, que pena que se quedase sin caminar por las prisas de la sirena.
    Un espectáculo para el lector!
    Mejor que tu otro relato. Yo sabía que tenías un gran talento. Bravo
    interesante propuesta, genialmente narrado y realmente es increible la forma en la que logras dar una sensacion de horror, lo que siento es que vas muy rapido, por lo demas esta todo genial, sigue escribiendo, me gustan mucho tus ideas,saludos ;)
  • La historia del prisionero Jake Black, acusado de matar al presidente de los Estados Unidos de América. Intenta escapar de la cárcel con mas seguridad incorporada del mundo, la cual posee una cúpula de invisibilidad para que nadie la vea. ¿Qué pasara? ¿Lograra escapar? Léelo comenta y puntúa. Gracias.

    Historia sobre una chica cuando se encuentra de vacaciones, deberá estar a las apuradas cumpliendo ordenes, para no morir.

    Juan es científico. Esta investigando los sueños principalmente las pesadillas. Cuando algo impide que termine su investigación.

    La historia de dos chicos (Mauro y Ramiro), que se les va el balón, para la vieja casa de enfrente. Quedaran atrapados. Sera el peor día de sus vidas.

  • 4
  • 4.24
  • -

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta