cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
La otra pandemia
Reales |
06.05.20
  • 4
  • 5
  • 1747
Sinopsis

Página N° 9 arrancada de un diario que recogí del piso en el subte, en donde se descubre otra pandemia.

 Página  N° 9  arrancada de un diario que recogí del piso en el subte, en   donde se descubre otra pandemia.

 

Hace mucho frio, tengo taquicardia, pero no es por clima, es por la emoción  de enfrentarme hoy  a la entrevista de trabajo. Me siento feliz y entusiasta. Debo estar puntualmente  a las 10:00 am así me lo enfatizó la ejecutiva.

Googleé los “tips” sobre la forma de ir vestida y lo hice al pie de la letra. Me enfundé en un abrigo beige, sobre un blazer azul, calzado del mismo tono y agarré mi bolso marca “Furla”, tomé  el currículo vitae, ese, donde en escasas dos páginas plasmé mi trayectoria profesional de 20 años, tres postgrados y además, las experiencias laborales ejercidas. Acatando al pie de la letra lo que impone el “sistema” sobre las entrevistas laborales.

Abordé el subte. Sali, estoy  afuera, siento un tiempo extraño para mí y observo pasar por las calles a las personas en trajes de inviernos: abrigos, buzos, gorros de diferentes colores y matices, hombres, mujeres, jóvenes y niños, que se me asemejan a los paisajes de Europa. El cielo está gris, encapotado como diría mi madre, cuando oscurecía y amenazaba lluvia. Las nubes se van moviendo como mariposas y se va despejando el cielo para dar cabida a un blanco grisáceo y   de repente, como queriéndome sorprender, ¡sale él! como una sonrisa que se asoma para verme feliz: ¡mi amado sol! Entonces se me hace que ese paisaje que describo es como una obra de arte pintada en lienzo en el mismísimo cielo.

Ya llegué a destino. Solo somos cinco personas para la entrevista, para diferentes cargos. Con mi experiencia y grado de instrucción, creo ser potencialmente elegible. Me embarga un efecto de confianza en mí. Entro a la entrevista.

Fin de la entrevista. Una dama de mirar frio y desatendido, solo me hizo dos preguntas, sin abrir mi carpeta donde reposaba mi currículo. Me preguntó dónde había nacido y qué edad tenía. Ambas preguntas respondí y después abrió la carpeta, la leyó y me dijo que le dejara una copia del resumen curricular. Así lo hice. “Si se da la oportunidad, la llamaremos”, con esa frase me despidió y salí apresurada de esa oficina.

Ya en la calle, sigue el mismo clima, debo adaptarme a éste. Si continuo en esta ciudad debo acostumbrarme a sus olores, sabores y colores.

Me pregunto, ¿por qué no fui seleccionada? Tengo todo en regla. Aún soy joven y productiva, si acaso, ese último aspecto fue lo negativo.

Reflexionando y caminando, llegué a un café, ubicado en una esquina a pocas cuadras de donde estuve, no porque quería, sino para calentar el cuerpo. Empecé a  recapacitar y pensando, llegué a la conclusión del por qué  reprobé después  de mucho analizar.

 Ya me calmé, me despojé del sentimiento de fracaso. Yo no fui el problema. Es que existe otra pandemia, que  sí es visible y, además, al igual que el covid.19, es altamente contagiosa y no tiene fronteras: la xenofobia. Sí, no me había percatado de ese importante detalle. La persona que me entrevistó tiene el contagio de la xenofobia, no mostró empatía cuando le hablé sobre mi nacionalidad, al contrario, distinguí un gesto de rechazo, en tan solo dos minutos que me dedicó.

 La xenofobia, hoy  me impidió una labor, pero no mis aspiraciones, tengo resistencia y fe. Esa pandemia, llamada xenofobia, eso que supone todo tipo de distinción, exclusión, restricción o preferencia, basada en motivos de razas, color, linaje u origen de naciones, no me detendrá…Recuerdo, aquella frase, que me enseñó el profesor  Raúl Briceño, en la cátedra de Literatura Universal, del escritor británico H.G Wells: “nuestra verdadera nacionalidad es la humanidad.”

Sigo soñando e intentando, mientras tanto voy cantando: “no más tonto patriotismo, no queremos himnos, no queremos emblemas, solo una patria grande sin cadena ni fronteras, no más discriminación por tu nacionalidad…”

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Que preciosa es La Ideología..La Esperanza y Los Buenos deseos. Felicidades
    Ana. ¿Has rcibido mis mensajes en el Correo Electrónico? Es que no sé si me he equivocado en algo al mandártelos.
    ¡Oh! Se me olvidaba decirte que la frase "No hay rosa son espinas" que tú me mencionaste, también la he empleado yo refiriéndome al amor; o el amor es una arma de doble filo... Y es que la vida es muy dura, chica, y los hombres somos terribles ¿no? jejeje. Hay que vigilar bien.
    Por cierto, yo en esta página he publicado la reflexión CHOQUE DE CULTURAS, que si quieres puedes leerla. Fue antes de la maldita pandemina. ¿Eres argentina? ¿Cómo están las cosas por ahí?
    Queridísima Ana. ¿Sabes que escribes de maravilla? Y además considero que eres una chica muy positiva. Ciertamente la xenofobia es una pandemia de la mente, que nace de un ego patológico. Eso mismo les pasó a los nazis. Pero tal como va el mundo, se tendrá que intentar de superar. Por otra parte tampoco es una cosa fácil. En un sentido teórico se dice que uno no es xenófogo, pero en la práctica la cosa cambia porque las culturas son diferentes. Hay que pensar que yo, para el de fuera también soy diferente, el "otro" y hay que respetar. Uno no es el rey del mambo.
  • En el año 2007, la ONU declaró el 2 de octubre Día Internacional de la No Violencia, en reconocimiento y homenaje al líder Hindú Mahatma Gandhi.

    El relato sobre un hecho, donde una persona se encuentra con la proyección de su autoconocimiento.

    En memoria de Mahsa Amini, la joven iraní de 22 años, cuya muerte reivindica los gritos femeninos de libertad. Pese a las protestas de ese pais, donde ya se registran muertos y masivas detenciones por los hechos acaecidos después del fallecimiento de Amina, se censura el silencio inmoral de la comunidad internacional.

    Un relato con inspiración de anhelos, de esperanzas, que mueve el ánimo optimista para el bien de la humanidad.

    Una hora puede salvarnos o condenarnos.

    Solo es un clamor, que ojalá alguna vez, tenga un resonante eco.

    Que no se agote la tienta ni se cierre el músculo que la pluma sostiene. Saludos afectuosos.

    Preámbulos de un conflicto, en oportunidades superado, pero, en otras, un fatal episodio.

    Hoy en la Argentina se celebra el "Dia del Amigo" en conmemoración a la propuesta del historiador Enrique Febbraro , en honor a la fecha en que el hombre llegó a la luna, 20-07-1969, "Viví el alunizaje como un gesto de amistad de la humanidad hacia el Universo..." En el año 2011, la Unesco seleccionó como cada 30 de julio "Dia Internacional de la Amistad". Para todos los amigos y amigas de Tus.relatos.com, les dejo estas sencillas, pero sentidas palabras de amistad. ¡Gracias por tanto!

    Expectante...llegar al final. Sentido y respuestas.

  • 169
  • 4.81
  • 3

Soy una aficionada a todo género del arte y me apasiona la escritura, la desarrollo como parte de mi actividad diaria. El cuento, el relato y la poesía libre me fascinan, como una manera de expresión, que la combino con mis actividades profesionales como abogada.

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta