cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
La pirámide.
Varios |
03.06.21
  • 5
  • 4
  • 654
Sinopsis

Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

Hay edificios y personas que son capaces de atrapar el alma y el corazón de aquellos que ignoran las señales que les rodean y se aventuran a conocerlos.

Él había conocido a ambos y pese a todo inicio aquello que no debió de haber tenido lugar.

Aquel edificio erigido tantos años atrás que incluso ni arqueólogos ni   científicos, eran capaces de ponerse de acuerdo cuando fueron construidos.

Prácticamente todos decimos “no me gustaría morirme sin haber conocido….”

Para él ese algo eran las pirámides.

Lo que no imaginaba es que aquel viaje se tornara tormento o bendición, tal era su confusión que aún no era capaz de discernir cuál de aquellas dos palabras eran las adecuadas para lo que allí ocurrió.

Una pirámide, una pequeñita, una que no aparecía en los itinerarios ni folletos habituales pues era una más de las que se encontraban lejos de la capital de Egipto.

Fue tocar la piedra y supo de inmediato que algo cambiaria aquel día,  fue traspasar los muros que la conformaban y noto un vacío que no pudo discernir; cuando tu corazón está roto no notas cuando se queda atrás en el camino de la vida, y menos aun cuando acaba atrapado entre las paredes de una pequeña pirámide.

Cuando se dio cuenta días posteriores al suceso regreso en su busca, pero aquellas paredes cobraban un peaje por tal intento; la búsqueda fue infructuosa, el pago lo único que le quedaba de valor, su alma.

Con un corazón roto se puede caminar aunque fuera cojeando, con un alma esquiva se puede seguir navegando aunque fuese allí donde las olas lo llevasen sin posibilidad de timón, y sin ambos se puede sobrevivir vagando de oasis en oasis.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Simplemente hay que tocar con el corazón, sin él no hay roce ni sonido. La diferencia es saber tocarla. Un saludo Cometa.
    ¿Quién dice que las piedras no tienen vida? Las piedras, los recintos que están formados por ellas, guardan todo en su memoria, como las personas. Algunas hasta se quedan con el alma incauta que cree en ellas... Un abrazo a Jero y a su inseparable hermano.
    hay pirámides a la vuelta de cada esquina
    Me encantó "La Pirámide", su final sorprende con un final inspirador, recoge un mensaje positivo, esperanzador : aún con el "corazón roto" y con el "alma esquiva", sin ellos, "se puede sobrevivir vagando de oasis en oasis". Todo es mente y actitud. Gratos saludos Cometa. Feliz día!
  • J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice.

    J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice.

    J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice.

    J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice.

    J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice.

    J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice.

    J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice

    J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice.

    J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice.

    J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice.

  • 1157
  • 4.54
  • 185

180 caracteres son pocos para intentarlo

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta