cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

18 min
La Psicópata La Sádica y La Asesina. 3
Amor |
15.02.21
  • 3
  • 0
  • 271
Sinopsis

Escenario 3

VI Alta Velocidad Latinoamericana (AVL) era una filial de Renfe, pero sin la extrema peligrosidad de esta. El Mitsubishi  “Paraulata 28” se detuvo elegantemente en la estación 625. La muchacha descendió del mismo, junto a los otros 361 pasajeros. Fue un viaje agotador. Un morral, un pasamontañas multicolor, recogía su pelo, unas viejas botas. Vio el  Taxi  Mitsubishi Turbo Diesel. Estaba cansada. Casi imperceptiblemente dio la dirección al hombre. Quería dormir. Mucho….                                               Kristal era demasiado preciosa a sus doce años. Asidua a clubs, fiestas, ágapes, viajes, era la perfecta niña controlada, impecable, enamorada de todas las series de Nickelodeon  y a veces se sentía la heroína de mi Villano Favorito. La fiesta de cumpleaños de su mamá,  cuando ella tenía 12 años fue decisiva en su  futura vida.  La fiesta comenzó tal cual era su existencia; limpia, glamorosa, exquisita. Bailó con chicos y estaba segura que uno de ellos se le declararía. Cada tanto tiempo subía a su cuarto a contar confidencias con sus amigas, a retocar el maquillaje  y contemplarse una vez más.  Hasta que Pedro  Sulbarán, uno de los amigos de su padre entró en el cuarto detrás de ella. La sorpresa no le dejó hablar. Era un hombre de treinta y tantos. Muy conocido de la familia. Padre de uno de sus admiradores. El hombre tenía un brillo extraño en su mirada. Evidentemente tenía muchos tragos de más. ################################# Eres bella. De seguro tan puta como tu madre—dijo el hombre pegando su cuerpo a ella, dominando con sus dos fuertes manos.  #################################### Había quedado inmóvil. Asustada. Aterrada. Sorprendida.    Se refería a su madre de una manera que ella nunca imaginó. Lo peor. El Tomó su mano y la llevó a sus pantalones. ################################### Esto es para ti—le dijo el hombre jadeando, y se sacó “aquello”.  ####################################### Ella no pudo gritar, paralizada por la brutal sorpresa.  El la empujó y ella Cayó en la cama y él  introdujo “aquello” en su boca, mientras bestialmente halaba su pelo hacia atrás. Fue su primera y terrible experiencia.  Después riéndose, el hombre se marchó a la fiesta     .  Ella Se mantuvo silenciosa en la fiesta. Logró mantener la compostura. El hombre parecía haberse olvidado de ella. Esa noche lloró en su cuarto, la terrible escena se repetía y se repetía en su mente. Vomitó. Se lavó la boca muchas veces después. Fue sucio. Fue cruel. Se odiaba a sí misma, Le había gustado demasiado.. A los días comenzó a oír otro tipo de conversaciones entre  sus amigas.          Comenzó a descubrir que su impoluto mundo de porcelana no era tan perfecto. Conceptos como “matrimonio de conveniencia”, “Amigas y amigos de tu papá”, las extrañas salidas de su mamá, los largos viajes de trabajo de su papá. Lo que los hombres le hacían a las mujeres… Las madres de sus amigas también parecían tener muchos amigos y amigas. Las  confidenciales llamadas telefónicas y la computadora que nunca debía abrir.  Fue en la época que comenzó a navegar en Internet y hacer amigas en otras ciudades en el Facebook. Para hablar de su soledad... De lo terrible que fue “Aquello”, de sus variados y contradictorios  sentimientos.  Congenio con una chica de una de las lejanas ciudades Dormitorios en la zona del Hierro. Era ruda. Era fuerte. Hablaba directo. Le dijo cómo era el mundo y los hombres. Lo que ya había hecho y experimentado, le mando las fotos de sus experiencias.  Pudo entender que su mundo cambiaría más todavía, cuando   un domingo en la noche, en que su padre le dijo que tenía que ser fuerte, que la amaba, que estaría pendiente de ella. Fue una de las últimas veces  que oficialmente lo vio. Se fue con un hombre delgado, que lo abrazó y le dio un tímido beso en la boca, sin preocuparse mucho que su madre y ella los viese   .  De principio todo siguió igual. El dinero y estilo de vida continuaban idénticos. Sin embargo Su madre cambió. No ocultaba tanto las cosas. Hombres jóvenes y musculosos. Hombres de color venían a buscarla y traerla. Ella hablaba ahora hasta por los codos  con un lenguaje diferente. Una “Jerga” de groserías. Era violenta. Su carrera profesional se derrumbó. Se reía duro. Se la pasaba en clubs, bares y playas municipales Una noche ella abrió con cuidado  la puerta. Atisbó a través de ella. Su madre y un hombre muy corpulento hacían  violentamente “aquello”   . Silenciosamente Ella lo vio todo. Sintió una sensación distinta.  Después consiguió a su madre, inclinada en el lavamanos tomando líneas y líneas de un polvo blanco. Ella había  levantó su cara y al ver el asombro de su hija se puso a reír, mientras la sangre le caía a raudales de su nariz.   Pasaron días y se decidió. Ya no soportaba más. Así que tomó a  mano  lo único que tenía. Su chofer. Su respetuoso y silencioso chofer. Un hombre sereno, humilde, muy devoto de la Iglesia de Jesús el Astronauta. Ella sabía en qué momento atacar. Después del almuerzo, él tomaba la siesta. Esperó que hubiera silencio en la casa. Total. Su madre no estaba. Entró y rápidamente se quitó la ropa y atacó con su boca “aquello”. El protestó. Trató de evitarla. Pero no pudo detenerla.  Después ella en las noches marchaba hasta su cuarto.         Fue completo por muchos días. En fin ella había descubierto ya en Internet un manual con fotografías de posiciones y las que su amiga le enviaba de sus actividades. Quería hacerlas todas.     . También ella esperó una noche en que su madre entró con un   musculoso hombre de color al cuarto.  Ella aguardó. Se desnudó, entró silenciosamente  al cuarto… Adicionalmente a todo, el se llenaba su lengua de Cocaína y en  besos se la untaba en su lengua en besos que nunca vio en las novelas mexicanas; todo eso se lo contaba a su amiga electrónica. Hasta que un día sonó el timbre de la puerta y abrió. Su amiga con un morral estaba ahí. Fue la primera conexión.     Kristal  Johnson  Fergusson y Susana Gálvez (Magnolia y Miosotis) iniciaban una relación cimentada por los errores de sus familiares, amigos y padres. Ambas compartieron drogas, hombres, otras chicas. Entendieron que siempre querrían más. Siempre buscarían otra frontera que cruzar. Era subir una escalera de adrenalina, cada vez más oscura y peligrosa.  Fue en la época del matrimonio de su padre con el hombre que lo esperó el último día en que vivió con ellas. Fue la época en que su madre le anunció que marcharía a Miami a iniciar una nueva vida, pero no lo hizo, pues le negaron la visa.  Ambas lo habían aceptado más o menos. A lo mejor en un segundo intento lo lograría. Quizás se escribirían. Ella ya entendía que era un estorbo para su madre. Quizás Susana también viajaría… Una semanas después Trataban de comprar cocaína.  Buscaron al proveedor de su madre.  El vendedor era un flaco con la cara destrozada por marcas de acné, era el famoso “Baberto”, quien estacionaba en un callejón  su  Chevrolet Malibu  Turbo Diesel “Tunning”. Ellas entraron. Bien pronto entendieron que les habían tendido una encerrona. Luego, ellas dijeron que fueron unos 20 hombres. No fue así. Fue toda una noche de hombres. Sucios, Borrachos, malandros.  Al amanecer la policía las encontró casi agonizantes, envueltas en sangre. Dos  adolescentes más en la estadística de una de las ciudades más peligrosa del mundo. Dos estúpidas buscando drogas en el sitio equivocado. Simplemente corrieron con suerte. Estuvieron ambas en una costosa clínica, gracias al dinero de su padre y su esposo. Fue la última vez que ella vio a su padre y madre juntos. A la otra nadie vino a visitarla. Convalecientes salieron al mes. Se recuperaron en su casa. Pero ahora  tenían algo nuevo en su sentimiento. Odio. Odio. Absoluto. Frío. Sin límites ni barreras  apaciguadoras.  Fueron al sicólogo. Ambas fueron al médico especialista en enfermedades venéreas.  Su madre fue discreta por unos días.  Ellas dos volvieron a amarse, a consolarse,  a querer  más. Un nuevo amigo tenía su madre. Ella vio en su mirada,  el mismo   brillo cruel de aquella primera vez, el día de la fiesta, cuando Pedro Sulbaran entró  a su cuarto.  La otra sin palabras lo entendió. Las atacaría cualquier día o de  noche. Era “eso” que habían  leído. Las tales feromonas. Evidentemente ellas tenían a raudales. El hombre se hizo el encontradizo en la ahora descuidada y sucia cocina. Se acercó a Susana, quien lavaba los platos.   Como pudo se defendió del hombre que trataba de besarla. Kristal entró. Vio la escena. Y el recuerdo de todas y cada una de sus noches la invadió. Con una fría y despiadada rabia tomó un inmenso cuchillo de cocina,  lo clavó muy imperfectamente  en la espalda del hombre. La sangre y los alaridos del hombre la excitaba. La otra también tomó un cuchillo. Inmisericordes  le dieron hasta que ya no se movió más. Ambas quedaron bañadas en sangre, cansadas, felices y riéndose. Habían descubierto  un  nuevo placer.  En ese momento su madre entró y miró la escena. Comenzó a gritar horrorizada. Fue la número dos de la estadística. Total, ya era más que un desecho humano, contaminada con todas las venéreas del diccionario medico; la policía rápidamente   achacó a los robacasas de lujo del sector.  Ellas  ya sabían que era lo que más les daba placer.  La Policía  insistía en su idea; fueron los miembros de la banda de drogadictos que no querían dejar cabos sueltos. Ni la interrogaron. Sabían el horror que la chica había sufrido. No había que molestarla más. Para su padre fue un alivio. Vendería la casa. Le daría su herencia en Rupias de la India a su hija , y se olvidaría definitivamente  que una vez  se vio obligado a guardar apariencias.  Magnolia y Jazmín salieron un día caminando al amanecer a disfrutar el nuevo placer. El contemplar el miedo de los que morían a manos de ellas. La aventura de estar cada día en un sitio diferente. El tener dinero que gastar sin rendirle cuentas a nadie… Ya Magnolia  adquiría la vestimenta y comportamiento de una chica Gótica Emo.  Ya Jazmín igualmente mostraba la vestimenta sport urbana que la identificaba… ............................................................................Las perspectivas para Rita a los 14 años no eran buenas. Su madre ansiaba, rogaba, esperaba, clamaba por que cualquier hombre se la llevara. Cuando le tocaba los trabajos temporales en las haciendas, la llevaba, para que Rita ayudará.  ver si algún tractorista o el  caporal, o mejor aún, el hijo de algún dueño, vieran la muchacha y la tumbaran en el monte. Rita era maciza, con un cuerpo duro, unas piernas cortas y bonitas. Un color fuerte y un pelo impresionantemente negro y liso de india. ¡Carajo¡. A  Algún macho tiene que gustarle. – pensaba disgustada la madre, cada vez que disfrutaban en los domingos, el rodeo, los Mariachis, la música llanera y las cumbias.   es que Rita sentada en las talanqueras era un espectáculo.  La madre rumiaba la falta que le hacía el dinero para arreglar la casa, ver cómo pagaba las hipotecas por la enfermedad del abuelo y nada. Los hombres parecían tomar una extraña distancia con Rita.. ¿Será marimacha? Pasó el tiempo. Rita a los catorce años era la flor del llano, el sucio  y silencioso deseo de muchos hombres. Una tarde la madre se apareció con un fajo de billetes.  Le ordenó a Rita que debía salir a pasear con “el niño”. El hijo de uno de los hacendados. El rey del cultivo de la coca en la región. Ella pensó que iría al cine, o al Burguer King. Le encantó la blanca y pulida GMC Suburban 4x4 Turbo Diesel  del muchacho. El mismo Le pareció precioso. La mar de bello. Lo que no fue tan agradable fue como él la puso en la parte atrás de la camioneta. sin consideración, sin besos, tal como los caballos a las yeguas, la desnudó y la destrozó. La golpeó. Se satisfizo únicamente el. Fue el motivo de las terribles pesadillas de Rita. Aquel muchacho tan bello, comportándose tan brutal con ella. ################################## ¡Por fin aprendiste a ser mujer¡ --  fue el fastidiado comentario de su madre contando los billetes, sin dignarse en ver a su deteriorada hija, siempre habia supuesto que su hija era transgenero no aceptada.  #################################### Esa misma noche se fue de madrugada. Iría a la ciudad. Ya no quería estar más ahí. Cosa que fue un profundo disgusto para su madre, que vio fin abruptamente a lo que suponía sería un floreciente negocio.. Llegó a la Capital  a las dos am. Asustada descendió del ruidoso y oxidado  Scania Marcopolo que la dejó en la solitaria avenida. No sabía qué comería. No sabía cuál podía ser los peligros de aquel deslumbrante río de luces de las solitarias avenidas. De seguro sería limpiadora de pisos. Haría cualquier cosa. Se estremeció. Caminó por la avenida principal. Descansaría en las butacas del primer parque que encontrase. Ya en la mañana buscaría trabajo. Aunque las cosas que ella sabía hacer no serían muy útiles aquí., Ordeñar vacas. Manejar el tractor, ayudar a descargar los sacos de alimentos para animales. Era fuerte. Era bonita. Algo bueno debería suceder…                                               VII El Comisario contemplaba una vez más las fotos de las Flores de la Muerte. Había leído el conciso informe del grafólogo y otro adicional del psiquiatra forense. Uno más que se adicionaba a los análisis de fotos, a las entrevistas con las compañeras de clase y vecinas. Las conclusiones siempre concordaban. Unas personalidades que se complementaban, se volvían únicas, semejantes cuando se juntaban, adquiriendo una característica individual grupal. Autocontrol extremo, coeficiente de inteligencia muy alto, aprovechamiento del tiempo y la oportunidad, razonamiento cognitivo de alto performance en momentos de extrema tensión, liderazgo colectivo con compenetración absoluta, brutalidad, sadismo y placer cuando asesinaban.   Las fotografías y videos de cada una Eran Muy escasas y las pocas que tenía, correspondían  antes del desarrollo de sus peligrosas conductas.  Era asesinas seriales grupales. Muy extraño. Se habían tomado fotos juntas en carreteras, habían colgado videos en Line y Youtube, siempre cambiando el usuario ,  tenían una fanática legión de admiradores. Vio la foto, correspondía a tres años atrás, cuando tenían aproximadamente 18 años y medio. Unas serias  jóvenes , miraban fijamente la cámara de quién sabe quién, con ropas de buena calidad, tranquilas, serenas, no se veía ninguna peligrosidad en ellas... Fueron tomadas después que un detective por casualidad las reconoció  e hirió  gravemente de un balazo a Jazmín…. Era la palpable demostración que estaban bien, juntas, vivas, que por supuesto seguirían asesinando. Casi las capturaron,  ellas escaparon por una alcabala mal montada. La policía había estructurado una extrema vigilancia en hospitales, consultorios y clínicas.  Rastrearon las compras de sulfamidas, antisépticos, pero nada. Sé esfumaron. A las dos semanas el detective fue el número 29 de la estadística. Lo encontraron en el baño de oficiales del precinto 31, con la cabeza metida en una sucia poceta y un gigantesco  punzón hasta la cacha en su ano..  El Comisario aspiró una bocanada de aire. Entendía que Eran asesinas seriales del momento y la oportunidad. No cometían errores. No se salían de su metódica cantidad. No perdían el control con más y más víctimas. Siempre números pares por año. Los cazaban en tiempos muy irregulares. No eran igualitarias en su cacería. Era completamente al azar, con tiempos y lugares fuera  de lógica. Esta era la primera vez que repetían el área geográfica. Precisamente de donde era Kristal originaria. Habían vuelto. ¿Acaso Seria  que tenían  intenciones de invernar por un tiempo?. Comprendía que  Lo del policía no fue cacería. Fue una defensa. Un chico en el sitio y momento equivocado. ----no debio llamarnos. Ese muchacho estuviera vivo.-- fue el pensamiento recurrente que martillaba su cerebro... El grupo interdisciplinario de varios policías que las seguían y trataban de localizar había dado vueltas al país. Se habían concentrado en ellas. Habían dejado de lado los asesinatos en los barrios pobres, los ajustes de cuentas por narcotráfico, los pleitos entre bandas. Este caso de las Flores de la Muerte era cuestión de honor para muchos veteranos agentes.  Era un reto. Ellas no cambiaban su vestimenta. No se ocultaban. Ya eran una leyenda urbana y miles de chicas se vestían como ellas, siendo un terrible dolor de cabeza para la policía. Si no las detenían podían tener una secta de admiradores a lo  Charles Manson y Copys  por toda la nación. ################################# --La Madre de Magnolia…. ¿Existe algún familiar de ella aquí?—preguntó el Comisario a Rodríguez. ################################# --No.   ################################# --¿Los de Susana...? ################################# --Bueno… los de Miosotis, emigraron hace años a Rio Grande Do Sur... ################################# --¿El  padre de Magnolia?. ################################## --Es Cero Positivo. ################################# --Eso no me importa. ¿Está aquí?. ################################# -- Está aquí en tratamiento. Lleva una vida  tranquila y regular. Su pareja murió en un accidente. ############################:#### --Vino por él. Quiere verlo. —Entendió el Comisario, viendo a su subordinado.--Vigilalo desde lejos. Creo que podemos iniciar algo. Esta vez sin errores. No sé porque...me parece que él es pieza importante en todo esto. ################################## El Comisario suspiró. Era un caso difícil y con una larga data… ################################## --Creo que la madre de Jazmín también volvió a su país. Estaba tremendamente avergonzada cuando la identificamos. Siempre afirmó que lo único que quería era un hombre que  cuidase de su hija – informó el Inspector, viendo varias carpetas. —La Televisión quiere hacer un especial de éste caso. ################################## --No...No. No. Esa es una publicidad innecesaria—exclamó preocupado el Comisario.—Todos sabemos que la madre la vendió y pretendía seguir vendiéndola...Más bien creo que huyó de su hija… ###############################=# Nada más en la semana habían detenido a 34 trios de orgullosas adolescentes vestidas según las Flores de la Muerte, únicamente  en la ciudad,  tenían muchas etiquetas  en Twitter y grupos de admiradores en Facebook , instagram, Gab,telegram con un canal dedicado a ellas ################################# Esto hay que detenerlo—suspiró el comisario, levantándose para ir a visitar el padre de Magnolia. ################################## El Comisario caminó buscando  la salida.  Los del grupo Swap se desternillaba de la risa. Comentaban y comentaban. Uno de ellos remedaba, mientras los demás lo celebraban.  El Comisario se devolvió desde la puerta. ################################# --A ver Teniente...¿Qué es lo gracioso?. ################################# El grupo en automático guardó silencio. ################################## --¿Qué es lo gracioso?—dijo masticando las palabras el Comisario, viendo directamente al fornido Teniente. ################################## Señor—contestó pálido el Teniente, jefe del pelotón---  Era tres chicos Gays... Es que Trataban de ser femeninos. Pero no podían. Eran muy toscos al caminar…Fue el día en que estábamos en el operativo  de capturar a las Flores de la Muerte. Después  de lo del Municipal. El Comisario los miró en silencio. ##################====########## Son demasiado inteligentes para nosotros.. La dependienta de la farmacia tenía toda la razón. No debió haber llamado—pensó el Comisario, saliendo con un brutal portazo. Continua
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 21
  • 4.43
  • 447

Edrapecor. Estuvimos varios años por aqui publicando..nos tomamos un descanso y volvemos a publicar lo mismo...

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta