cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
LA RABIA DESCONOCIDA
Terror |
26.03.14
  • 4
  • 3
  • 1072
Sinopsis

La llegada de un tornado no es más que el preludio del horror. Unos rostros espectrales ocuparán el cielo y se llevarán consigo a Brenda, la hija de John y Mary.

   A media mañana, el cielo se tiñe de un gris oscuro, plomizo.

   No tarda en hacer su aparición el viento del norte, agitando violentamente los maizales. Diseminados por toda la plantación, grotescos espantapájaros construidos toscamente con chapas de latón y paja, giran sobre sí mismos impulsados por el vendaval.  

   Suenan truenos lejanos y allá, en el horizonte, los primeros rayos rasgan el firmamento anunciando una brutal tormenta. Surgido de la nada, un torbellino desciende del borde de una inquietante nube negra hasta tocar suelo.

   John aparca el tractor en el interior del granero y corre hacia su modesta casa de madera.  Mary le aguarda en el porche. Su rostro refleja un rictus de terror.

   — ¿Crees que el tornado viene hacia aquí? —pregunta, ansiosa.

   —Estoy seguro. Mira esas nubes, nunca había visto nada igual. Vamos dentro. ¿Dónde está la niña?

   —Durmiendo.

   John y Mary entran en la casa. Empieza a llover con fuerza. Un trueno demasiado cercano hace crujir las paredes.

   —Ve a despertar a Brenda. Bajaremos al sótano.

   Mary camina lentamente hacia la habitación de su hija.

   Brenda tiene ocho años y es una niña rabiosa. Brenda escupe una espuma blanca por la boca. Brenda vomita bilis cuando se asusta. Brenda muerde a los niños como muerde a sus muñecas de trapo, por eso no sale jamás de casa. Dice el padre Jacob que Brenda es la mismísima hija de Satán.

   Mary la ama. Mary ama a su hija aunque sea un monstruo. ¿Y quién no lo es?

   La mira. Duerme como un ángel. Un ángel enviado por el Averno, según el padre Jacob. La levanta en brazos.

   —Mary, tenemos que bajar al sótano. ¡Ya! —grita John desde el comedor.

   —Brenda no lo resistirá —responde con un hilo de voz.

   La pequeña ha despertado; rompe a llorar y ya vomita bilis; el pestilente líquido se escurre por la espalda de su madre.

   John contempla estupefacto como la lámpara del comedor se va apagando, lentamente. Tiene el tiempo justo de ir a buscar una linterna antes de que la casa se quede totalmente a oscuras.  

   Un estruendo ensordecedor, parecido a la irrupción de un tren de carga, anuncia la inminente llegada del tornado.

   John abre la trampilla de acceso al sótano. Mary y Brenda bajan por unas estrechas escalerillas metálicas iluminadas por el haz de luz de la linterna.

   El cristal de una ventana se rompe en mil pedazos; el viento del norte se cuela en el interior del hogar sin pedir permiso. Huele a azufre.

   John se apresura a bajar las escalerillas. Cierra inmediatamente la trampilla, asegurándola con unas cadenas.

   Mary y Brenda se sientan sobre un colchón. Están temblando. 

   —Aquí estaremos a salvo —dice John, tratando de aparentar serenidad.

   De pronto, escuchan un ruido extraño, constante, abrumador. El ruido se convierte en un lamento ronco y grave, en una especie de cántico sobrenatural que se va incrementando hasta sobrepasar el rugido del viento.

   — ¿Qué es eso? —pregunta Mary. 

   —No lo sé, no tengo ni idea, pero me parece algo espantoso.

   La pequeña Brenda sonríe.

   Las cadenas se tensan al máximo; la trampilla se levanta unos centímetros, suficientes para que el viento se cuele en el sótano, un viento gélido que al pasar provoca un agudo silbido.

   — ¡No va a aguantar, Dios, la trampilla no aguantará! —exclama John.

   Apenas unos segundos después la trampilla sale volando. 

   John es arrastrado por el viento, topando contra la escalerilla. Se aferra al metal para no ser absorbido por el remolino del tornado. Alza la mirada hacia la obertura. No hay ni rastro del techo de su casa. Ve el cielo, invadido por rostros oscuros, por espectros siniestros que emiten un cántico aterrador. Pasan a toda velocidad, mirándole, clavando sus ojos negros como el carbón en los suyos, abriendo sus bocas horrendas donde se percibe la oscuridad más absoluta.

   Brenda estalla en carcajadas. Mary mira a su hija; no la reconoce.

   Hace mucho frío. John sabe que no podrá aguantar mucho tiempo haciendo frente al viento huracanado. Sus manos enrojecen, sus dedos empiezan a congelarse. Al poco suelta una mano y su cabeza se estrella contra uno de los peldaños, incrustándose en su cráneo.

    Mary grita horrorizada, se levanta de la cama y al instante pierde el equilibrio. Arrastrada por el maléfico viento, topa violentamente con el cadáver de John, partiéndose el cuello. Ambos cuerpos caen con estruendo sobre el suelo de cemento del sótano.

   Brenda ríe histéricamente.

   De pronto, el viento se calma, se detiene. Brenda sube poco a poco las escalerillas y sale del sótano. No hay casa, solo un montón de escombros.

   Brenda mira hacia el cielo gris oscuro, levanta los brazos y se deja mecer por una suave brisa que, poco a poco, la va elevando hasta llevarla al encuentro de los rostros espectrales que surcan el firmamento. Ellos la aguardan, ansiosos.

 

   El brutal tornado arrasa todo el estado de Dakota del Norte, provocando un rastro de destrucción y muerte.

   Muchas víctimas juran haber escuchado extraños cánticos al paso de la tromba terrestre; otras aseguran haber visto nubes con forma de espectros y, entre ellas, el rostro colérico de una niña. Una niña rabiosa.

J Ballester. 2014.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Wow, el final me dejó emocionado. Muy bueno
    Muy bueno y aterrador. ¡Vaya niña!
    Muy bien narrado te sumerges en todo lo que acaece en el relato, sonidos, colores y olores ¡Buen relato! Un saludo.
  • Mi mujer y yo estamos enfermos. ¿Qué extraña enfermedad nos impulsa a adentrarnos por esta carretera estrecha y resbaladiza considerada de las más peligrosas de Europa? Necesitamos sentirnos vivos, necesitamos el peligro, paladear la adrenalina. Nuestro matrimonio ya no tiene sentido. Solo nos mantiene unidos nuestro amor por el riesgo y el morbo que nos sugiere estar al borde del más allá. Jugar con la muerte se ha convertido en nuestro pasatiempo favorito.

    La llegada de un tornado no es más que el preludio del horror. Unos rostros espectrales ocuparán el cielo y se llevarán consigo a Brenda, la hija de John y Mary.

    Relato basado en un suceso real ocurrido en Ribes de Freser (Girona). La llegada de un grupo de enanos a un pequeño poblado desata la ira de sus habitantes.

    ¿Existen los monstruos? Una noche de Halloween nuestro protagonista descubrirá que sí. Y no es el único monstruo que habita en este mundo.

    Cuando los muertos se sientan en la mesa de tu comedor, de madrugada, esperando a que despiertes de una de tus terribles pesadillas, más vale que sigas inmerso en el mundo de los sueños.

Soy un cuentista del horror que nos rodea.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta