cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

1 min
La resaca
Humor |
29.09.07
  • 4
  • 10
  • 2694
Sinopsis

No esa historia concreta, pero sí he vivido otras mil similares.

La resaca

 

 


      La tremenda resaca me impedía ver las cosas con claridad y salía de casa con la desagradable sensación de olvidarme algo importante dentro. Miré en la mesilla por última vez, por si algo allí quería saltarme a la vista. Obviamente, fui incapaz de ver las gafas porque apenas veo si no las llevo puestas.

 

 

 

Manuel Trigo.

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Genial¡¡¡ Podría utilizarse como ejemplo de lo que debe ser un relato hiperbreve ¡ya quisiera yo que me saliesen asÍ!! Por otra parte, este cuento tuyo me ha recordado una situación propia parecida pero con diferente objeto. Resulta que, a las que tenemos como hobby secundario la costura, a veces, en lugar de dejar los acerillos en su sitio, los aguantamos con la boca -si, eso hacemos-, y un día me volví loca buscando un par de ellos que hacía apenas un momento estaban a mi lado, busqué, rebusqué, miré en el suelo, en el sofá, debajo de éste... y al final, cuando creía volverme loca, resulta que los tenía los dos sujetos entre los labios ¡Qué cara de tonta se te queda en esos momentos! Genial tu relato breve. Voy a ver que más tienes por aquí. Un saludo.
    Hola, manueltrigo; lo primero, decirte que me ha gustado este relato tuyo. Lo segundo es que creo que no has entendido mi comentario en el relato de Gerard; se muy bien que cuando se escribe, no siempre, menos mal, es así nuestro estado de ánimo. Quiero decir que comprendo, porque a mi me hacen muchos comentarios de ese tipo, que una cosa es literar y otra muy distinta reflejar el propio estado de ánimo en un texto. Este en concreto, en el de Gerard, he entendido que solo es literatura, no he querido decir ni por un momento que él estuviera así., ni mucho menos¡¡¡ Saludos, manuel, un beso. Vuelvo a releer tu relato, jejejejejej está muy bien
    Hola. Buenísimo. Veo que te gustan las sorpresas finales.
    jajaja
    muy buen sentido del humor, si señor.
    aA veces pasan étas cosas. Saludos
    Buen relato. Mirar y no ver nada.
    Bueno, muy bueno. Los relatos breves e hiperbreves, cuando son bien escritos, tienen una fuerza especial.
  • Y ya que discutimos sobre adjetivos, ahí va un pecaminoso asíndeton de tres adjetivos juntos ;)

    Dedicado a los que se empeñan en seguir vivos. Por cierto, lo de mataros a todos queda para más adelante, que ahora se acercan las vacaiones. Después, aceptaré voluntarios que me ayuden a asesinar, que sois demasiada gente.

    ¡Que lo disfrutéis!

    NO DEJÉIS DE LEER EL PRÓXIMO. OS CONVIENE.

    A Lázaro, ese gran maestro de los finales frescos y sorprendentes que tanto se han de valorar un en un relato y que a todos se nos suele olvidar aplicar a los nuestros. ACLARO: Las admiraciones del título son porque no me deja poner un título de tan sólo 4 caracateres.

    Perdón por pasar poco por aquí últimamente, pero estoy como el personaje de este relato. No tengo tiempo "pa ná", pero no os he abandonado, jejejej.

    A mi héroe, el Dr. House, a quien me parezco increiblemente, excepto en sus virtudes.

    Hola de nuevo, tras una breve pausa. Ando excesivamente liado últimamente, que tengo varios frentes abiertos. Mi salud me exige que los cierre absolutamente todos, pero mi carácter me los impide. Ya no es día 23, ya pasa bastante de las 24h, pero acabo de llegar de esta magnífica oportunidad que me ha brindado la Librería Carmen y lo menos que podía hacer era publicar este humilde homenaje que les he dedicado. Un saludo y espero poder contar de nuevo con tiempo para volver a leeros y meterme con vosotros (por la cuenta que me tiene, jejeje).

    Algo que quiero compartir con vosotros.

    Esto no es un relato más. Es una confesión. Sólo os ruego un poco de comprensión, que por un instante hagáis el esfuerzo de poneros en mi lugar.

  • 22
  • 4.54
  • 176

Lectura y escritura. Ambas complementan en la vida irreal lo que no puedo vivir en la real, que intento exprimir a tope con toda actividad posible y deportes de riesgo. No soy maestro de nada, pero me enorgullezco de ser aprendiz de todo, como buen renacentista. Una pincelada de saber en cada ciencia permite hablar con infinidad de maestros.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta